Cargando...

Secciones

Publicidad

El entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, y su homólogo turco, Vecdi Gonul, pisan los restos del Yak-42 , en el monte Pilav, el 27 de mayo del 2003. FATIH SARIBAS | REUTERS

Yak-42 Cospedal asegura que Defensa "ha llamado a todos los familiares" del Yak-42 tras hallarse una pierna, pero algunos dicen que miente

Publicidad

La ministra de Defensa dice que no se sabe aún si la pierna hallada en un cementerio turco es de una víctima española del accidente aéreo del Yak-42. Algunos de los familiares directos de las víctimas dicen que se enteraron por los medios.

España

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha afirmado en el Congreso de los Diputados que aún no se sabe si la pierna localizada en un cementerio turco es de una víctima española del accidente aéreo del Yak-42. Asimismo, ha afirmado que han llamado a todos los familiares —algunos de los cuales mostraron ayer su consternación— menos a uno, extremo que ha sido desmentido por dos de las viudas contactadas por Público.

Publicidad

El 25 de mayo de 2003, un avión Yakovlev-42 con 75 personas a bordo — de los que 62 eran militares españoles— se estrelló en las faldas del monte Pilav, cercano al aeropuerto de Trebisonda en la costa norte turca. Murieron todos los ocupantes en aquella tragedia, cuya polémica investigación y carpetazo puso de manifiesto un sinfín de irregularidades, falsedades y chapuzas por parte de las autoridades españolas, tal y como denuncian desde hace 15 años muchos de los familiares de las víctimas. El último mazazo para ellas es el hallazgo de una pierna sin identificar en un cementerio en Turquía, del que el Ministerio no había informado hasta ayer, aunque algunos familiares sabían de la existencia de restos sin identificar desde hace años.

“El Ministerio de Defensa hizo gestiones en Turquía, nos lo pidió uno de los familiares” de una de las víctimas, comentó la ministra en el Parlamento como respuesta a una pregunta del diputado de ERC Gabriel Rufián. “Desde enero llevamos haciendo gestiones, y las autoridades turcas nos comunicaron que se había encontrado un brazo [sic]”. Rufián tuvo que corregir a la ministra, al rec ordarle que el resto es parte de una pierna.

“Una pierna, lleva razón”, prosiguió la ministra. “Parece que la enterraron antes de la identificación de los cadáveres pero que no saben a quién puede pertenecer”, continuó Cosdedal, quien añadió: “Solicité al agregado de Defensa en Turquía que fuera a los cementerios a enterarse de dónde estaba esa pierna”.

Publicidad

Asimismo, según la ministra, se sondeó la posibilidad de una extracción de restos orgánicos que permitieran identificarla”. Sin embargo, al agregado “le dieron explicaciones confusas ya que, al parecer, dos cementerios se habían unificado”, puntualizó.

“La semana pasada solicité a la Audiencia Nacional auxilio judicial para aclarar si esa pierna pertenece a alguna víctima del Yak-42”, dijo Cospedal en el Congreso, para añadir: “Desde entonces hemos llamado a todos los familiares, a todos los hemos llamado nosotros; a todos les mantendremos informados, menos una persona que no quiere saber nada del asunto”.

Publicidad

"La ministra ha mentido, como siempre"

No obstante, algunos de los familiares directos de las víctimas de este siniestro, del que se acaban de cumplir 15 años, desmienten a Cospedal. "La ministra ha mentido, como siempre", comenta a este diario Rosario Benítez, viuda del comandante José Antonio Fernández Martínez, quien se pregunta: "¿han dicho alguna verdad en nuestro caso?". "Seguimos sin saber la verdad de este caso, ni quién se llevó dinero con los contratos, ni quiénes son los nombres de los auténticos responsables". 

Benítez recuerda que se pidió ya en 2004 una comisión de investigación —ayer mismo algunos familiares volvieron a solicitarla— y, subraya, "seguimos sin comisión de investigación". "A ver si ahora, por fin, podemos acceder a todos los contratos [del fatídico vuelo, que fue contratado por Defensa a una compañía Ucraniana], que parece que hay copias en todas partes pero que, a la hora de la verdad, no aparecen", se queja esta viuda. 

Publicidad

"Primero vimos todo en los medios, a mí me llamaron ayer después de que saliera en los medios", comenta por su parte a este diario Mari Paz Fernández, viuda del comandante José Manuel Ripollés, que añade que "aún hay gente afectada a la que no han llamado desde ayer por la tarde".

"Lo que no se puede consentir es que salga primero en los medios, si esto lo sabían hace mucho, ¿por qué no nos han informado antes", se pregunta Fernández, quien lamenta que ni siquiera se dijo nada sobre el siniestro durante la celebración del Día de las Fuerzas Armadas, el pasado sábado, justo cuando se cumplían justo 15 años de aquella catástrofe, la mayor tragedia de las Fuerzas Armadas españolas en tiempo de paz.

Tanto Rosario Benítez como Mari Paz Fernández han querido recordar que las familias sabían desde hace muchos años la existencia de restos de algunas de las víctimas que no fueron repatriados.

En el cúmulo de chapuzas cometidas por las autoridades españolas antes y después del accidente, cabe destacar los gravísimos errores en la identificación de los restos que sí fueron repatriados en su momento, lo que dio lugar a un proceso judicial que terminó con dos condenados, posteriormente indultados por el Gobierno del Partido Popular.

Publicidad

Publicidad