Cargando...

Secciones

Publicidad

Personal de la Cruz Roja de Portugal descansa en la localidad de Figueiro dos Vinhos. | MIGUEL VIDAL (REUTERS)

Voluntariso ayudan a transportar agua y comidas en Pedrogao Grande, epicentro del devastador incendio que ha causado al menos 61 víctimas mortales. | MIGUEL VIDAL (REUTERS)

Un bombero lucha contra el fuego cerca del pueblo de Fato, en el centro de Portugal. | RAFAEL MARCHANTE (REUTERS)

Varios bomberos utilizan las mangueras para contener el fuego en los alrededores del pueblo de Fato. | RAFAEL MARCHANTE (EFE)

Un miembro de la Guardia Nacional republicana observa a una de las víctimas mortales del incendio, cerca de Pedrogao Grande. | RAFAEL MARCHANTE (REUTERS)

Cientos de personas quedaron atrapada en la carretera que une las localidades de Cientos de personas quedaron atrapada en la carretera que une las localidades de Figueiro dos Vinhos y Castanheira de Pera, cerca de Pedrogao Grande. | R. MARCHANTE (REUTERS)

Miles de personas han sido evacuadas de sus casas en toda la zona. Estas dos mujeres duermen al raso tras abnadonar sus casas en Pedrogao Grande. | MIGUEL VIDAL (REUTERS)

Un bombero miar cómo arde el bosque cerca de Fato. | R. MARCHANTE (REUTERS)

Las llamas cercan el pueblo de Mega Fungueira. | MIGUEL VIDAL (REUTERS)

El paso de las llamas sólo ha dejado cenizas y desolación a su paso. | MIGUEL VIDAL (REUTERS)

Habitantes del pueblo de Derreada Cimeira lloran al ser evacuados. | RAFAEL MARCHANTE (REUTERS)

Un coche calcinado cerca de la localidad de Pedrogao Grande.| RAFAEL MARCHANTE (REUTERS)

Incendio en Portugal El infierno se desata en Portugal

Publicidad

Fotogalerías

Publicidad

Publicidad

Publicidad