Cargando...

Secciones

Publicidad

El féretro de Timoteo Mendieta entra en el cementerio del Este entre aplausos y banderas republicanas.- REUTERS

Emocionada y a paso lento, Ascensión Mendieta entra en el cementerio.- REUTERS

La lucha de una vida. Ascensión levanta unas flores con los colores republicanos junto a su hijo.- REUTERS

El cuerpo de Timoteo Mendieta, ahora sí, descansará en paz. En un segundo plano, la emoción a flor de piel de Ascensión.- REUTERS

La tumba de Timoteo en el fondo del nicho. Aplausos en honor a todos los desaparecidos que no han podido descansar en paz.- REUTERS

El llanto de una mujer valiente.- REUTERS

Y, cómo no, el reconocimiento por parte de los congregados.- REUTERS

Del dolor al alivio, la cara de Ascensión se recompone todavía con los ojos encharcados.- REUTERS

Los instantes de un entierro que tardó 78 años

Publicidad

Fotogalerías

Publicidad

Publicidad

Publicidad