Cargando...

Secciones

Publicidad

Miles de mujeres transportan grandes cargas de mercancías a sus espaldas entre Marruecos y España, por el enclave de Melilla / REUTERS - Youssef Boudlal

Las "mujeres mulas" transportan entre 40 y 70 kilogramos de peso a sus espaldas cada día durante largas horas / REUTERS - Youssef Boudlal

Por cada viaje tan solo cobran alrededor de unos siete euros / REUTERS - Youssef Boudlal

El trabajo es abrumador y lleno de riesgos: cuando abren las puertas de la frontera comienza la lucha entre ellas para conseguir un espacio por dónde cruzar: algunos comerciantes han muerto en estampidos a través del estrecho cruce fronterizo / REUTERS - Youssef Boudlal

"Rezamos nuestras oraciones por la mañana y nos preparamos para el día, sin saber si saldremos vivos o muertos", dice Laalaoua, una de las mujeres que cruza la frontera cada día / REUTERS - Youssef Boudlal

Las mujeres, cruzando la frontera, transportan una mercancía que se contabiliza como equipaje personal / REUTERS - Youssef Boudlal

Cada madrugada, las mujeres se dirigen a un jefe que les indica las tareas que tendrán que realizar durante el día y la cantidad asignada de mercancías / REUTERS - Youssef Boudlal

La mercancía abarca de todo, desde simples artículos de uso doméstico como toallas, papel higiénico y jabón, hasta productos ilícitos como el alcohol y bolsas de plástico / REUTERS - Youssef Boudlal

Frontera entre Marruecos y España La explotación de las "mujeres mulas" de Melilla: transportan durante horas grandes cargas de peso por solo siete euros

Publicidad

Fotogalerías

Publicidad

Publicidad

Publicidad