Cargando...

Secciones

Publicidad

Donald Trump firma su última orden antitinmigración. - REUTERS

Starbucks, Google, Facebook, Apple, Netflix... las multinacionales que plantan cara a Donald Trump

Publicidad

La cadena de cafeterías anuncia que contratará a 10.000 refugiados, mientras que el buscador donará cuatro millones a organizaciones defensoras de los inmigrantes. Airbnb también se suma y ofrece alojamiento gratis a los afectados por el decreto del magnate.

Internacional

MADRID.- El mundo contra Trump. Y también el empresarial. En las últimas horas, diferentes multinacionales han anunciado diversas medidas con las que pretenden plantar cara al recién nombrado presidente de Estados Unidos y su cruzada antiinmigración. Asimismo, más de tres millones de personas han firmado una carta abierta contra el mandatario y sus últimas medidas. 

Publicidad

Starbucks ha anunciado que planea contratar a 10.000 refugiados en los próximos cinco años en los 75 países donde la cadena de cafeterías está presente, según ha comunicado el director general de la empresa, Howard Schultz, que asegura que la última orden ejecutiva del magnate le ha dejado “apesadumbrado”.

Starbucks asegura que seguirá invirtiendo en la economía mexicana "construyendo puentes en vez de muros"

El pasado viernes Trump firmó un decreto con el que suspende la admisión de refugiados en EEUU durante 120 días, prohíbe indefinidamente la acogida de refugiados sirios y endurece las reglas de entrada en EEUU. Además, el decreto prohíbe por 90 días el ingreso en territorio estadounidense a los ciudadanos de Irak, Irán, Siria, Sudán, Yemen, Libia y Somalia.

El representante de Starbucks ha señalado que, en primer lugar, la medida comenzará en EEUU y se centrará al principio en la contratación de personas que trabajaron con el Ejército como traductores y personal de apoyo. Schultz también ha prometido que su seguirá invirtiendo en la economía mexicana "construyendo puentes en vez de muros".

Publicidad

Como la cadena de cafeterías, las grandes tecnológicas se han unido para criticar y plantar cara a Trump. Google ha anunciado que donará cuatro millones de dólares a cuatro organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes: Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), el Immigrant Legal Resource Center, el Comité Internacional de Rescate (IRC) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR/UNHCR). La mitad del dinero será aportado por el gigante tecnológico, que estima que al menos 187 de sus trabajadores podrían verse afectados por la medida del magnate, y la otra mitad a través de donaciones de empleados, según informa USA Today.

Manifestación en Boston contra las últimas órdenes ejecutivas del presidente de EEUU. - REUTERS

En correos electrónicos enviados a sus empleados y en mensajes en las redes, los líderes de Apple, Facebook, Uber o Netfi, además de Google, se han posicionado en contra de la orden ejecutiva de Trump y han recordado el enorme valor que los inmigrantes aportan a sus empresas. "Apple no existiría sin la inmigración", ha asegurado el máximo responsable de la compañía de la manzana, Tim Cook, en un mensaje a la plantilla, en el que expresó su preocupación por el impacto que la orden puede tener para varios de sus empleados.

Publicidad

Ya el pasado viernes, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, atacó la orden de Trump y defendió la necesidad de mantener las puertas abiertas a inmigrantes y refugiados. El primer ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, también ha afirmado en su cuenta de la red social que la política de Trump "hará de EEUU un país menos seguro" y que "ahora ha llegado el tiempo de unir nuestras manos y proteger los valores de la libertad y de oportunidad". Todas las empresas coinciden en que las posturas sobre inmigración del nuevo presidente estadounidense atacan directamente su capacidad para fichar y retener a empleados de otros países. 

"Apple no existiría sin la inmigración", declara Tim Cook, máximo responsable de la compañía en un mensaje a sus empleados

Airbnb también ha anunciado medidas. El máximo responsable de la compañía, Brian Chesky, ha comunicado que la empresa dará alojamiento gratuito para los afectados por el veto de Trump, tanto refugiados como pasajeros, que se encuentres bloqueados en aeropuertos. "Airbnb ofrece alojamiento gratuito a los refugiados y a toda persona a la que se ha prohibido la entrada en EEUU", ha señalado Chesky en su cuenta de Twitter. La empresa pretende relanzar su programa de desastres naturales, con el que insta a quienes dan hospedaje habitualmente a través de la plataforma, ofrezcan sus viviendas para poder alojar a personas desplazadas.

Publicidad

Mientras tanto, Uber, también crítico con la deriva de la administración estadounidense, protagonizó una curiosa polémica en la noche del sábado al cancelar en Nueva York las subidas de precios que aplica cuando sus coches tienen mucha demanda en medio de una huelga de taxistas. Muchos clientes consideraron que la acción era una forma de aprovecharse del paro y rápidamente las redes sociales se llenaron de llamamientos a boicotear a la compañía, cuyo consejero delegado, Travis Kalanick, forma parte de un grupo que asesora a Trump sobre economía.

La empresa, mientras, insistió en que su movimiento fue malinterpretado, pues buscaba únicamente facilitar el transporte desde y hasta el aeropuerto de Nueva York, donde miles de personas acudieron a protestar contra la orden de Trump. Kalanick, de hecho, publicó un mensaje que había enviado a sus empleados criticando la medida y ofreciendo apoyo a los posibles afectados. "Este veto impactará a mucha gente inocente", lamentó el empresario, que dijo que trasladará esas críticas a Trump en una reunión la próxima semana. 

Más de 100 diplomáticos, contra Trump...

Más de 100 diplomáticos estadounidenses han firmado un documento interno en el que protestan contra la decisión de Trump. 

El documento, filtrado hoy a la prensa, advierte que "esta prohibición, que solo puede levantarse bajo condiciones que a los países les resultará difícil o imposible cumplir, no alcanzará su objetivo señalado de proteger al pueblo estadounidense de ataques terroristas de ciudadanos extranjeros que ingresen en Estados Unidos"..

"Además, esa política va en contra de importantes valores estadounidenses como la no discriminación, el juego limpio y la bienvenida a los visitantes extranjeros y los inmigrantes", añaden.

... y la Casa Blanca responde

La Casa Blanca ha respondido con un ultimátum: "Deberían o bien ajustarse al programa o irse", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, durante su conferencia de prensa diaria.

Publicidad

Publicidad