Cargando...

Secciones

Publicidad

Miles de personas participan en una concentración en la Plaza de Mayo de Buenos Aires (Argentina)para pedir la aparición con vida del joven activista Santiago Maldonado, desaparecido tras la represión policial durante una protesta de una comunidad indígena en el sur de Argentina. EFE/David Fernández

"¿Dónde está Santiago Maldonado?"

Publicidad

La desaparición de este tatuador bonaerense de 28 años que apoyaba la lucha indígena por recuperar sus tierras ancestrales ha desencadenado una de las más recientes crisis que sacuden el gobierno del presidente Mauricio Macri.

Internacional

Argentina lleva ya más de un mes indagando sobre la desaparición de Santiago Maldonado, una de las más recientes crisis que han sacudido el gobierno del presidente Mauricio Macri. Organizaciones de derechos humanos, políticos, periodistas y celebridades del país han unido sus voces a las multitudes de ciudadanos que preguntan al Ejecutivo "¿Dónde está Santiago Maldonado?"

Publicidad

Santiago Maldonado fue visto por última vez en una protesta mapuche en un terreno agrícola de la Patagonia, que fue reprimida por la policía. Santiago, un tatuador de 28 años originario de Buenos Aires, apoyaba la lucha indígena por recuperar sus tierras ancestrales, actualmente explotadas por grandes latifundistas, y acudió el 1 de agosto a una concentración convocada en la localidad de Cushamen, en la que la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche pedía la liberación de su líder, Facundo Jones Huala, detenido el pasado junio. Desde entonces, se desconoce su paradero.

Según otros manifestantes, que presenciaron los hechos, Santiago fue detenido por la Gendarmería Nacional durante el desalojo de la protesta, en el que emplearon balas de plomo y de goma. "Lo vimos (a Santiago) aferrado a un árbol, sin cruzar el río. Entonces se escuchó: 'Estás detenido'. Después se escuchó: 'Ya está, ya está', pero no sabemos si eran palabras de Santiago o de los gendarmes", explicó Soraya Maicoño, miembro de la comunidad mapuche, al diario Infobae. Otros testigos afirmaron haber visto a la policía golpear al joven y subirlo en una camioneta. 

Por su parte, el Gobierno no sólo niega que Santiago haya sido detenido, sino que ha expresado dudas acerca de la presencia del joven en la protesta. La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, subrayó que "todas las personas estaban encapuchadas", defendiendo que es difícil confirmar que Santiago se encontrase en el lugar durante el desalojo.

Publicidad

Organizaciones de derechos humanos argentinas apuntan que podría existir un conflicto de intereses en el juez encargado del caso, el juez Otranto, que fue también quien ordenó el desalojo de la protesta, aunque reconocen que al ser el único juez federal de la zona su implicación es lógica. Por el momento, el magistrado sostiene que "no hay elementos" que confirmen que Santiago fue detenido.

El terreno de Vuelta de Río, lugar de la protesta mapuche donde se perdió el rastro de Santiago Maldonado, es una vasta llanura que forma parte de las tierras arrebatadas a los indígenas mapuches por el ejército argentino en el siglo XIX. Hoy es propiedad de la empresa Benetton, que controla un total de 900.000 hectáreas en la Patagonia argentina, un territorio del tamaño de Puerto Rico. Desde 2015, el grupo mapuche Comunidad Pulof, ocupa parte de estas tierras, amparado entre otros por Resistencia Ancestral Mapuche, los organizadores de la manifestación del 1 de agosto.

Publicidad

Los indígenas mapuches llevan siglos luchando por el restablecimiento de sus tierras en Argentina y en Chile, la mayoría en manos de grandes empresas latifundistas. Además, se oponen a la explotación capitalista de sus recursos, que consideran dañina para la ecología local. Sus protestas, que se remontan 130 años, han sido frecuentemente atajadas de manera represiva y violenta por las autoridades de ambos países.

Hasta la fecha, se han llevado a cabo peritajes de los vehículos del operativo de la Gendarmería involucrado en el desalojo de Vuelta de Río y se han registrado sus oficinas. También se ha inspeccionado el lugar del desalojo, pero las investigaciones no han producido resultados.

Publicidad

La familia de Santiago Maldonado denuncia que los peritajes se realizaron muy tarde y reclama que la investigación se enfoque como una desaparición forzada, en lugar de la calificación de "persona extraviada" que se ha aplicado hasta ahora.

Miles de argentinos han salido a las calles en dos jornadas de marchas masivas desde la desaparición del joven. La segunda sesión de protestas transcurrió entre enfrentamientos de la policía y los manifestantes y se saldó con una veintena de detenidos y un agente herido.

La desaparición de Santiago Maldonado forma parte de una tendencia más amplia y preocupante de desapariciones forzadas en Argentina. Según la ONG Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, 210 personas han desaparecido a manos del Estado argentino y organizaciones vinculadas a este en los últimos 35 años.

El caso de Santiago adoptó un cariz aun más político cuando la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, la principal rival de Macri, señaló abiertamente al Gobierno como responsable de la desaparición. Los partidarios de la expresidenta se sumaron a las últimas protestas convocadas por la familia de Maldonado.

Publicidad

Publicidad