Cargando...

Secciones

Publicidad

Refugiados afganos llegando a Lesbos / Alkis Konstantinidis - Reuters

Devoluciones de refugiados Casi 10.000 afganos en peligro de muerte y tortura tras la devolución de los gobiernos europeos

Publicidad

Las expulsiones de los refugiados desde Europa están aumentando a la vez que la situación en Afganistán se vuelve más peligrosa. El año 2016 ha sido el más mortífero para la población civil, y 2017 va por el mismo camino.

Internacional

Hace unas semana salió a la luz que ningún país de Europa ha cumplido con las cuotas de refugiados que debía haber acogido. Este miércoles, no solo se evidencia el incumplimiento de los 28, también se pone sobre la mesa el peligro en el que han puesto los gobiernos a miles de personas afganas en situación de riesgo al devolverlas a un país donde corren serio peligro de sufrir tortura, secuestro, homicidio u otros abusos graves contra los derechos humanos.

Publicidad

Esta situación se hace especialmente relevante en las devoluciones de personas refugiadas, incluidas menores, desde países europeos a Afganistán, según el comunicado Embargado que ha publicado Amnistía Internacional.

Según indica en el informe, Afganistán registra en la actualidad los índices más altos de víctimas civiles de su historia, a la vez que los gobiernos europeos están devolviendo el mayor número de solicitantes de asilo a los peligros de los que huyeron. Se recogen casos terribles de personas afganas devueltas desde Noruega, Países Bajos, Suecia y Alemania que posteriormente han resultado muertas o heridas en ataques con bombas o que tienen que vivir con el miedo constante a sufrir persecución.

"Los mismos países que prometieron ayudar a los afganos ahora pisotean sus esperanzas"

La investigadora de Amnistía Internacional, Anna Shea, denuncia que la política actual de los gobiernos europeo está siendo irresponsable e ilegal: "Cerrando los ojos voluntariamente ante el hecho de que la violencia está en niveles sin precedentes y no hay un solo lugar seguro en Afganistán, están exponiendo a personas a la tortura, el secuestro, el homicidio y otros horrores”.

Publicidad

Entre los afganos devueltos desde Europa hay menores de edad, e incluso menores no acompañados. Y las devoluciones producen que algunas personas sean enviadas a zonas de Afganistán que son desconocidas por completo. 

"Estas devoluciones son una violación manifiesta del derecho internacional y deben cesar de inmediato. Los mismos países europeos que un día se comprometieron a arrimar el hombro para procurar un futuro mejor a los afganos ahora pisotean sus esperanzas y los abandonan a su suerte en un país que se ha vuelto más peligroso si cabe que cuando se fueron", afirma Horia Mosadiq, otra investigadora de Amnistía Internacional sobre Afganistán.

Entre los afganos devueltos desde Europa, hay menores de edad y no acompañados / REUTERS

Los índices de devoluciones y víctimas civiles se disparan

El número de personas sometidas a devolución desde Europa se ha disparado en un momento en que los índices de víctimas civiles documentados por la ONU han alcanzado niveles máximos.

Según datos estadísticos oficiales de la Unión Europea, entre 2015 y 2016 el número de personas afganas devueltas por países europeos a Afganistán casi se triplicó de 3.290 a 9.460. El auge de las devoluciones se corresponde con un marcado descenso en el número de solicitudes de asilo aceptadas, que pasó del 68% en septiembre de 2015 al 33% en diciembre de 2016.

Publicidad

En 2016, 11.418 personas murieron o fueron heridas en las devoluciones de los gobiernos europeos

Al mismo tiempo ha crecido el número de víctimas civiles, según datos estadísticos de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

En 2016, según la UNAMA, 11.418 personas resultaron muertas o heridas. Hubo ataques contra civiles por todo el país, en su mayoría por grupos armados, entre ellos talibanes y el autodenominado Estado Islámico. Sólo en el primer semestre de 2017, la UNAMA documentó 5.243 víctimas civiles.

La UE reconoce el peligro de las devoluciones

Lejos de desconocer esta realidad, los gobiernos europeos reconocenla peligrosa situación en Afganistán, incluso cuando la UE firmó el acuerdo Joint Way Forward, una solución conjunta para devolver a personas solicitantes de asilo afganas.

Publicidad

En un documento filtrado, agencias de la UE reconocían "el empeoramiento de la situación de seguridad y los peligros que se ciernen sobre la población" en Afganistán, así como los "índices sin precedentes de atentados terroristas y víctimas civiles". Sin embargo, insistían insensiblemente en que "podría haber necesidad de devolver a más de 80.000 personas en un futuro próximo".

Publicidad

Publicidad