Cargando...

Secciones

Publicidad

Varias personas huyen de la zona del atentado con camiones bomba contra un hotel y un mercado en Mogadiscio. REUTERS/Feisal Omar<br>

Terrorismo El atentado de Somalia, con 512 muertos, ya es el peor de la historia tras el 11-S

Publicidad

El Equipo Nacional de Respuesta a Crisis de Somalia ha aumentado este viernes la cifra de muertos de 358 a 512.

Internacional

El Equipo Nacional de Respuesta a Crisis de Somalia elevó a 512 el número de víctimas mortales del atentado con camiones bomba perpetrado el pasado 14 de octubre en Mogadiscio, el mayor de la historia del país.

Hasta el momento, las autoridades habían confirmado 358 muertos, pero a última hora del viernes el citado equipo nacional incrementó la cifra hasta los 512, después de hacer un recuento final de personas que sucumbieron a sus heridas.

Publicidad

Las víctimas mortales, así como los heridos y afectados por la pérdida de propiedades, recibieron apoyo gubernamental de fondos públicos, según dijo hoy a Efe uno de los líderes del equipo, Shiekh Nuur Baaruud, que hizo un llamamiento para obtener más apoyo para los afectados que continúan en el hospital.

El que se ha convertido en el atentado más cruel de la historia de Somalia se produjo el pasado 14 de octubre, cuando una primera explosión estalló junto al hotel Safari, situado en la conocida como intersección K5, una de las zonas más populares de la capital y sede de oficinas gubernamentales, hoteles y restaurantes.

El segundo ataque, con idéntico modus operandi, se llevó al cabo al lado de un concurrido mercado situado junto a la antigua sede de la aerolínea nacional Somalia Airlines en el distrito de Wadajir.

Poco después, el pasado 29 de octubre, el grupo terrorista volvió a atentar, causando la muerte de 25 personas durante la explosión de dos coches bomba y el posterior asalto de un comando del grupo yihadista Al Shabab a un céntrico hotel de la capital somalí.

Publicidad

Las autoridades somalíes prohibieron entonces la circulación de camiones durante las horas del día en Mogadiscio, con el fin de evitar que se produzcan nuevos atentados.

Según analistas locales, los problemas internos del Gobierno y sus distanciamiento con la cúpula del Ejército han permitido a Al Shabab recuperar su capacidad de atentar a gran escala.

Como respuesta a estos ataques, el Ejército de Estados Unidos aseguró el pasado día 21 haber acabado con la vida de más de 100 yihadistas en un ataque aéreo contra combatientes del grupo Al Shabab, en una acción coordinada con las autoridades locales.

La organización terrorista, que se afilió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda, controla parte del territorio en el centro y el sur del país y aspira a instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Publicidad

Publicidad

Publicidad