Cargando...

Secciones

Publicidad

Los ministros Peter Kazimir, de Eslovaquia, Dana Reizniece-Ozola, de Letonia, Mario Centeno, de Portugal, y Pierre Gramegna, de Luxemburgo, candidatos a la Presidencia del Eurogrupo. REUTERS

El Eurogrupo elige este lunes a su nuevo presidente con cuatro candidatos en liza

Publicidad

Los candidatos necesitan el apoyo de 10 de los 19 países en una votación que será secreta y dependerá de los apoyos que cada uno haya sido capaz de recabar entre los socios.

Internacional

El Eurogrupo, foro que reúne a los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, elegirá mañana a su nuevo presidente de entre cuatro candidatos: los ministros de Finanzas portugués, Mário Centeno; eslovaco, Peter Kazimír; luxemburgués, Pierre Gramegna; y letona, Dana Reizniece-Ozola.

Publicidad

El elegido en la votación secreta que tendrá lugar este lunes por la tarde sustituirá en el cargo, uno de los más relevantes de la Unión Europea (UE), al exministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, que culmina el próximo 13 de enero su segundo mandato tras cinco años en el puesto.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, que en 2015 le disputó la presidencia al holandés, no es candidato en esta ocasión.

España ha preferido mantener intactas sus opciones a un cargo en el Banco Central Europeo (BCE) antes que optar a un puesto que cualquier conservador tenía difícil obtener, dado que esta familia política copa ya la jefatura de la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo.

De hecho, el Partido Popular Europeo (PPE) decidió no presentar ningún candidato al puesto, que se disputarán dos miembros de Gobiernos socialistas, Centeno y Kazimir, y dos de Ejecutivos liberales, Gramegna y Reizniece-Ozola, única mujer y contendiente sorpresa de la carrera.

Publicidad

Mário Centeno (Olhao, 1966), titular de Finanzas luso desde 2015 en el Gobierno socialista de António Costa pese a que no milita en este partido, llega a la elección avalado por la recuperación de la economía lusa que se ha operado bajo su batuta.

Doctorado en Economía por la Universidad de Harvard y considerado "liberal" en los círculos académicos por sus tesis sobre el mercado de trabajo, había desarrollado toda su carrera en el Banco de Portugal y era casi un desconocido cuando asumió la cartera.

Publicidad

Centeno tendrá el voto de España, por la recuperación lusa, en aras de la buena relación con la vecina Portugal, y para mantener el equilibrio de familias políticas en las instituciones comunitarias, según fuentes del ministerio de Economía.

El ministro de Finanzas portugués y candidato a presidir el Eurogrupo./REUTERS

También representa a la familia socialista el candidato eslovaco, Peter Kazimír (Kosice, 1966), quien inició su carrera en el sector financiero antes de lanzarse a la política.

Desde 2012 es ministro de Finanzas y, pese a formar parte de un Ejecutivo socialdemócrata, en el Eurogrupo se ha alineado con los denominados "halcones fiscales" y comulgado con pocos ambages con las políticas de austeridad lideradas por Alemania, siendo muy crítico con el rescate a Grecia.

Publicidad

Una dicotomía que podría jugar a su favor si los Diecinueve ven en el mediático eslovaco a un presidente que, bajo la etiqueta de socialista que se presume para el puesto, no vaya a desviarse en exceso de la senda de rigor fiscal que satisface a Alemania, como ha hecho su predecesor.

El puesto, sin embargo, también podría ser para un liberal, partido en auge en el continente.

Peter Kazimir, el ministro de Finanzas eslovaco y candidato a liderar el Eurogrupo./REUTERS

El luxemburgués Pierre Gramegna (1958, Esch-sur-Alzette), diplomático de carrera, pasó por la embajada de París, fue cónsul en San Francisco (Estados Unidos) y embajador ante Japón y Corea del Sur antes de tomar en 2013 la cartera de Finanzas en el Ejecutivo de Xavier Bettel.

En su contra, tendrá la presencia de otro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, al frente de la Comisión Europea.

El luxemburgués Pierre Gramegna, candidato a presidir el Eurogrupo./REUTERS

La candidata menos esperada ha sido la letona Dana Reizniece-Ozola (1981, Kuldiga), la única mujer y la más joven de los contendientes, con 36 años.

Traductora de formación y con un máster en Administración de Empresas, es miembro del partido regionalista de centroderecha "Por Latvia y Ventspils" y en 2016 dio el salto a la política nacional asumiendo la cartera de Finanzas.

Ostenta el título de Maestra Internacional de Ajedrez, con más de una decena de campeonatos a sus espaldas, y habla seis idiomas.

Durante su corto periplo en el Eurogrupo ha mostrado un perfil bajo y aunque cuenta con la baza de ser mujer, ya que no hay ninguna al frente de las grandes instituciones europeas, su elección sería una auténtica sorpresa.

Dana Reizniece-Ozola, la ministra de Finanzas letona y candidata al Eurogrupo./REUTERS

Para hacerse con el cargo, los candidatos necesitan el apoyo de 10 de los 19 países en una votación que será secreta y dependerá, en última instancia, de los apoyos que cada uno haya sido capaz de recabar entre los socios, en un proceso que tiene mas de negociación y estrategia política que de auténtica elección.

El mandato comenzará en enero y durará dos años y medio.

Publicidad

Publicidad