Cargando...

Secciones

Publicidad

Imagen de archivo de una manifestación frente al Tribunal Supremo de Washington a favor del matrimonio sexual. /EFE

Derechos laborales El Supremo de EEUU avala una sentencia de Texas que cuestiona la igualdad para los matrimonios homosexuales

Publicidad

Esta medida tiene consecuencias como que las parejas gays no puedan aparecer como beneficiarios en las pólizas de seguro de vida o seguro de salud que ofrecen algunas empresas.

Internacional

El Tribunal Supremo de Estados Unidos dejó hoy en vigor un fallo de una corte de Texas que afirma que la legalización en 2015 del matrimonio entre personas del mismo sexo no significa que los homosexuales puedan acceder a beneficios laborales en las mismas condiciones que los heterosexuales.

Publicidad

En una breve notificación, los jueces rechazaron una petición de la ciudad de Houston que quería que se anulara una decisión que tomó en junio el Tribunal Supremo de Texas y en la que se determinaba que los matrimonios gays no pueden acceder a los beneficios laborales en las mismas condiciones que las parejas heterosexuales.

En la práctica, la decisión de la máxima corte de Estados Unidos permite que siga en vigor el fallo del Supremo de Texas y, como consecuencia, por ejemplo, las parejas gays no pueden aparecer como beneficiarios en las pólizas de seguro de vida o seguro de salud que ofrecen algunas empresas.

En un escrito interpuesto ante el Tribunal Supremo del país, los abogados de la ciudad de Houston argumentaron que el "reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo es mucho más que una licencia de matrimonio, requiere del acceso igualitario a los beneficios que están vinculados con el matrimonio".

Publicidad

La decisión del Tribunal Supremo no sienta ningún tipo de precedente a nivel nacional, pero puede servir para alentar futuros desafíos legales a la legalización del matrimonio homosexual por parte de grupos conservadores.

El 26 de junio de 2015, el Tribunal Supremo legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el emblemático caso "Obergefell contra Hodges". 

Publicidad

Publicidad

Publicidad