Cargando...

Secciones

Publicidad

Un soldado camina por unas ruinas en Guta. REUTERS/Omar Sanadiki

Siria Rusia veta una propuesta de EEUU en la ONU para investigar los supuestos ataques químicos en Siria

Publicidad

La resolución de Washington pretendía establecer un nuevo mecanismo que investigue y atribuya responsabilidades por el uso de armas químicas en Siria, además de condenar el supuesto ataque del pasado fin de semana en Duma

Internacional

Rusia vetó hoy en el Consejo de Seguridad de la ONU una propuesta de Estados Unidos para establecer un nuevo mecanismo que investigue y atribuya responsabilidades por el uso de armas químicas en Siria. La resolución estadounidense, que también condenaba el supuesto ataque del pasado fin de semana en Duma, recibió el respaldo de doce países, la abstención de China y el voto en contra de Rusia y Bolivia.

Publicidad

Rusia, que impidió la adopción de la iniciativa con su derecho de veto, propuso hoy otras dos resoluciones, una para crear un mecanismo de investigación con un funcionamiento distinto y otra para respaldar que expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) analicen lo ocurrido en Duma.

Estados Unidos había exigido este lunes una respuesta del Consejo de Seguridad a esos hechos, de los que responsabiliza a Damasco, y había advertido de que si Rusia la bloqueaba, estaba dispuesto a actuar por su cuenta. El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió responder "contundentemente" al presunto ataque y dijo que tomará una decisión en las próximas horas sobre posibles represalias, incluidas acciones militares.

Rusia, por su parte, acusó hoy a Estados Unidos de querer utilizar el veto de su resolución como un "pretexto" para atacar al Gobierno sirio. "¿Para qué necesitan el mecanismo cuando ya han señalado al culpable?", se preguntó el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, momentos antes del voto.

Publicidad

Moscú respondió a la propuesta estadounidense sometiendo a votación su propia iniciativa para crear un nuevo mecanismo de investigación, que fue rechazada por el Consejo de Seguridad. El texto ruso recibió seis votos a favor, siete en contra y dos abstenciones, por lo que no obtuvo el mínimo de nueve votos necesarios para salir adelante.

Según las potencias occidentales, la resolución de Rusia no crearía una investigación independiente ni serviría para atribuir responsabilidades. Rusia planteaba que el Consejo de Seguridad, donde tiene poder de veto, pudiese decidir qué expertos participarían en la investigación y controlar el resultado final de las pesquisas. Según Haley, el único fin de la iniciativa era seguir protegiendo al Gobierno de Al Asad.

Publicidad

La resolución estadounidense vetada por Rusia buscaba establecer un nuevo grupo de expertos independientes capaz de señalar a los responsables de los supuestos ataques químicos registrados en Siria. Un mecanismo de ese tipo, conocido con las siglas inglesas de JIM, ya existió hasta que el pasado noviembre Rusia vetó su continuidad. La decisión de Moscú llegó después de que el JIM señalase al régimen de Damasco como responsable de varios de ellos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad