Cargando...

Secciones

Publicidad

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, con la embajadora del país ante la UE, Claudia Salerno. M.M.J.

"No hay sanciones que puedan torcer el camino de la democracia en Venezuela"

Publicidad

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano asegura en Bruselas, sobre las próximas elecciones en el país: "Ya quisiera EEUU (y muchos países europeos) tener un sistema tan democrático y transparente como el nuestro"

Internacional

"No hay sanciones que puedan torcer el camino de la democracia en Venezuela", ha asegurado Jorge Arreaza Montserrat, ministro venezolano de Asuntos Exteriores, que ha celebrado una rueda de prensa en Bruselas este martes junto a la Embajadora del país ante la UE, Claudia Salerno.

Publicidad

Arreaza se ha reunido con la vicepresidenta de la Comision Europea, Federica Mogherini, y ha explicado a la prensa que aunque el encuentro ha sido “amable” y en buenos términos, no han llegado a ningún acuerdo concreto sobre las sanciones de la UE al país latinoamericano. De hecho, el ministro ha dejado claro que “no tienen que convencer a nadie” para que les levante las sanciones porque “son ilegales en el derecho internacional público”. No obstante, como símbolo de “amistad”, Arreaza le ha entregado a Mogherini una estatuilla de Simón Bolivar, “el más grande venezolano y quizás americano que haya existido”, en palabras del ministro, y un símbolo de “libertad, independencia y unidad”.

Durante su intevención también ha abordado el tema de las elecciones presidenciales venezolanas, que tendrán lugar el próximo 20 de mayo, y ha destacado que las garantías en el proceso electoral son plenas. “Ya quisiera EEUU (y muchos países europeos) tener un sistema tan democrático y transparente como el nuestro” porque en “Venezuela el elector hace su propia auditoría”. El procedimiento es el siguiente “tras presionar el candidato elegido vía electrónica sale un boleto (papeleta) que luego se contrasta con las actas, para que no haya ni duda ni error al respecto”.

El ministro de exteriores ha explicado que aunque una parte de la oposición no va a participar, otra sí lo hará. “Nosotros les hemos dado todas las facilidades, incluso atrasamos la fecha de las elecciones en dos ocasiones a petición suya, pero tampoco les vamos a forzar a que participen. Ojalá lo hagan y solucionemos nuestras diferencias democráticamente.

Publicidad

La relación entre España y Venezuela

De España ha afirmado que es un “país amigo, con el que compartimos la lengua, la cultura y en muchos casos la religión”, pero que no está poniendo las cosas fáciles teniendo como interlocutor al gobierno de Mariano Rajoy. Sobre la expulsión del embajador español en el país, Jesús Silva Fernández, Arreanza ha incidido en las irregularidades cometidas y en la potestad del país a expulsarlo por violar las convenciones diplomáticas y ha recordado como Silva se “jactaba de cómo España lideraba en la UE las sanciones a Venezuela”.

El ministro venezolano también le ha dedicado unas palabras a Mariano Rajoy a raíz de su último encuentro con el presidente argentino, Mauricio Macri, en el que aseguró que “no va a reconocer el resultado de las elecciones en Venezuela" y aunque Arreaza ha asegurado que no les importa que “la UE o EEUU no reconozca las elecciones” porque se deben únicamente “al pueblo venezolano", ha advertido de que los países y organismos que rechacen reconocer los resultados crearan “un precedente jurídico terrible para sus propios países".

Publicidad

Aun así, ha querido remarcar que desde partido, el PSUV, quieren volver a abrir espacios de diálogo con España, a pesar de "todas las agresiones del presidente Rajoy y su Gobierno contra Venezuela” y que esperan “recomponer esa relación que España dañó". "Esa es la voluntad del presidente Maduro - ha asegurado- porque si esperábamos que España hiciese el primer gesto, nos íbamos a quedar esperando".

La guerra mediática y económica contra Venezuela

“Damos gracias a quienes se esfuerzan en destapar las mentiras que cuentan TVE, Antena 3, Cope, EFE... sobre Venezuela”, ha declarado tajante Arreaza, a pesar de que varios periodistas de estos medios se encontraban en la rueda de prensa y han recibido el comentario con sonrisas sarcásticas y caras de escepticismo.

Publicidad

De hecho, para el ministro de exteriores, uno de los principales problemas que tiene el país es la guerra mediática en su contra, y ha comparado la cantidad de noticias dedicadas a Venezuela con la de sus países vecinos, algunos de los cuales están pasando por situaciones políticas muy complejas y “con sospechas de fraude en sus procesos electorales, como Honduras y Brasil”, pero que, sin embargo, “no atraen tanta atención de la prensa”.

Ha querido remarcar, a su vez, que el hecho de que el presidente francés, Emmanuel Macron, dijera que en Venezuela “no hay condiciones para un escrutinio ‘libre y transparente’”, se debe a su baja popularidad y a modo de estrategia para atacar y desacreditar a candidatos como Jean-Luc Mélenchon, en Francia, a Jeremy Corbyn en Reino Unido o incluso a Podemos en España. Arreaza asegura no compartir si quiera el proyecto ideológico con estos partidos, “pero para atacarles políticamente les vinculan con la narcodictadura del presidente corrupto Nicolás Maduro. Es una guerra mediática y psicológica contra Venezuela de dimensiones dignas de estudio”, ha concluido.

Sobre los avisos de “embargo” provenientes de EEUU y la administración Trump, o el bloqueo económico por el que están atravesando, Arreaza ha explicado que “trabajaran con sus aliados: China, Rusia, Turquía e incluso algunos países europeos” para revertir la situación y que “no tienen miedo”. “Ni las extorsiones económicas ni las políticas detendrán al gobierno y al pueblo venezolano” porque “aunque traten de doblegar nuestros intereses, Venezuela es un país independiente”.

Publicidad

Publicidad