Cargando...

Secciones

Publicidad

El barco de rescate 'Aquarius' en una imagen del pasado mes de enero en un puerto siciliano. (REUTERS)

Migraciones Italia prohíbe el desembarco de un buque de rescate con 629 migrantes a bordo

Publicidad

El buque 'Aquarius' de la ONG Sos Méditerranée continúa parado a 35 millas de Italia y 27 de Malta. Ni el Gobierno italiano ni el de Malta permiten el acceso a sus puertos. Entre los rescatados ha 123 menores, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas.

Internacional

Ni Italia ni Malta los quiere. Las 629 personas rescatadas que están a bordo del barco Aquarius, de las ONG SOS Medterranée y MSF, siguen esperando un puerto en el que desembarcar tras dos días a bordo del buque. El nuevo ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, impidió el domingo que el barco entrara en los puertos de Sicilia y pedía a Malta, el puerto seguro más cercano al barco, que se hiciera cargo de ellos, aunque las autoridades maltesas también lo han rechazado.

Publicidad

Los migrantes fueron recogidos durante el fin de semana tras salir de la costa libia con destino a Europa. 229 de ellos fueron rescatados por el propio Aquarius en una patera que amenazaba con hundirse. Algunos cayeros al agua en plena noche cuando estaban siendo socorridos. Otros fueron rescatados por la Guardia Costera italiana y buques mercantes durante el fin de semana para, después, trasladarlos al Aquarius, con gran capacidad de carga, víveres y personal médico.Tras el operativo de rescate, el barco tuvo que permanecer con los motores parados a 35 millas de Italia y a 27 de Malta. En su interior hay 123 menores no acompañados, 11 de ellos niños pequeños y siete mujeres embarazadas.

El estado de salud de todos los rescatados es estable, según ha informado la ONG MSF, aunque advierte de que este "retraso innecesario para el desembarco en puerto seguro pone en riesgo a los pacientes más vulnerables", en particular, a las siete embarazadas, a 15 personas que presentan quemaduras químicas graves provocadas con la mezcla de combustible de la patera y el agua salada del mar y varios recatados tras caer al mar, entre los que había cuadros de "ahogamiento crítico" e hipotermia.

La periodista de RNE Sara Alonso, que se encuentra a bordo del barcos, ha explicado que "la situación está calmada", pero los migrantes "están ya muy cansados y empieza a hacer mucho calor en la cubierta".

Alonso ha explicado que sobre las 10.00 horas se ha procedido al reparto del desayuno "de forma ordenada" a los migrantes. "La gente ya está muy cansada, llevamos dos días aquí dentro del barco, más la jornada de fuera", ha señalado la periodista, quien ha detallado que los hombres duermen en la cubierta del buque, mientras que las mujeres y los niños descansan en el interior.

Publicidad

La última orden por parte del Centro de Coordinación de Rescate de Roma fue la de que se detuvieran en la posición en la que se encontraban, a 35 millas de Italia y 27 al norte de Malta. Según informan medios locales italianos, Salvini, líder de la ultraderechista Liga, ha enviado una carta urgente a las autoridades maltesas en la que explica que el barco se encontraba a 43 millas de Malta, por lo que tenían la obligación de hacerles desembarcar. 

Salvini realizó esta petición después de que hace unos días, 232 inmigrantes rescatados por la ONG alemana Sea Watch que llegaron al puerto de Reggio Calabria tras cuatro días en el mar al recibir la negativa de desembarcar por parte de las autoridades de Malta. "Una ONG que bate una bandera holandesa o alemana pasa delante de Malta saludando y llega a Italia" para desembarcar a inmigrantes, denunció Salvini, que prometió que esto no volvería a pasar.

Publicidad

La última respuesta del Gobierno Italiano ha llegado por parre del ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, quien junto al de Interior tomó la decisión de no permitir desembarcar al Aquarius. En declaraciones al canal televisivo SkyTg24, el ministro, que pertenece al Movimiento 5 Estrellas (M5S) explicó que por el momento están esperando "la oficialidad de la respuesta de Malta". No ha aclarado qué va a pasar con los rescatados, simplemente se ha limitado a decir que el el Aquarius "tienen víveres suficientes para algunos días". "Es evidente que en breves habrá una respuesta", ha indicado.

El ministro de Infraestructuras recordó que Italia envió anoche dos lanchas con personal médico para verificar las condiciones de tripulación e inmigrantes y que esta mañana se han enviado otras dos. Toninelli reiteró la posición del Gobierno que pide que se abra "un debate europeo rápidamente porque a Italia no la pueden dejar sola".

Publicidad

Varios alcaldes italiano ofrecen sus puertos

Ante la dureza del ministro del Interior, los alcaldes de las ciudades costeras de Nápoles, Palermo, Messina, Reggio Calabria y Taranto han ofrecido sus puertos para recibir al buque, según informa el diario Il Fatto Quotidiano.

Desde España, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también ha ofrecido a los rescatado llegar a Barcelona porque "ante todo hay que salvar vidas humanas", un objetivo global para el que ha reclamado colaboración al Gobierno de España. Sindicatos y ONG españolas han pedido al Gobierno de España que autorice la entrada en un puerto de los rescatados mientras se soluciona la situación en Italia.

España pide a la UE el desembarco de los 629 inmigrantes

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado que España, Italia u otro país europeo deberían permitir el desembarco de los 629 inmigrantes que viajan a bordo del "Aquarius", que "en una situación de riesgo para la vida humana la prioridad tiene que ser salvar vidas humanas".

La jurista ha recordado que "el derecho internacional exige la protección de la vida humana" y que ese derecho se plasma en otros textos internacionales, como la Carta de Naciones Unidas. "Es imprescindible que la UE no mire para otro lado en materia de política de inmigración, porque se está poniendo de perfil en muchas ocasiones", ha opinado.

Publicidad

Publicidad