Cargando...

Secciones

Publicidad

Donald Trump y su equipo durante un almuerzo de trabajo con el primer ministro de Singapur. /REUTERS

Todo listo en Singapur para que arranque la incierta cumbre entre Trump y Kim Jong-un

Publicidad

Los líderes de EEUU y Corea del Norte abordarán la forma de establecer un "mecanismo de paz permanente" en la península de Corea. Ambas delegaciones han ultimado todos los detalles del histórico encuentro.

Internacional

Delegaciones diplomáticas de Corea del Norte y EEUU se han reunido este lunes en Singapur por última vez para cerrar la agenda de la histórica cumbre que el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, celebrarán mañana en la ciudad-estado. Pese a la enorme expectación que genera la cumbre a nivel mundial, las enormes diferencias que mantienen los dos dirigentes con respecto al programa nuclear norcoreano hacen que no se mantengan muchas esperanzas en que de Singapur salga un compromiso firme y durarero.

Publicidad

El encuentro, que tuvo lugar en el Hotel Ritz Carlton de Singapur, se prolongó durante unas dos horas. El equipo de EEUU estuvo encabezado por Sung Kim, actual embajador en Filipinas y uno de los delegados de Washington en las conversaciones sobre el programa nuclear de Pyongyang de la década pasada.

Al frente de la representación norcoreana estuvo la vicecanciller, Choe Son-hui, también muy experimentada en las negociaciones nucleares con EEUU. Ambas partes mantuvieron "reuniones sustanciales y detalladas", escribió el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en su cuenta de Twitter.

El abandono de las armas nucleares por parte de Corea del Norte será el asunto principal de la cumbre y ambos países deben encontrar una fórmula en el modelo de desarme, sobre el que Washington y Pyongyang tienen marcadas diferencias.

Publicidad

Pero ambos dirigentes también abordarán la forma de establecer un "mecanismo de paz permanente y duradero" en la península de Corea durante su encuentro.

Trump y Jong-un ya están en Singapur

Kim, que fue el primero en aterrizar en la ciudad-estado asiática después de tener en vilo durante horas a los medios de comunicación, aseguró durante una reunión con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, que "el mundo está pendiente de esta cumbre histórica".

El ministro de Asuntos Exteriores, Ri Yong Ho, y el ministro de Defensa, No Kwang Chol, se han desplazado hasta el país junto a Kim. Su hermana, Kim Yo Jong, también habría acudido a Singapur para el encuentro.

El magnate neoyorquino, por su parte, ha llegado sobre las 20.21 (hora local) a la base militar de Paya Lebar en el Air Force One, arropado por su secretario de Estado, Mike Pompeo, entre otros. 

"Genial estar en Singapur, ¡hay entusiasmo en el aire!", escribió Trump en su cuenta de Twittera nada más aterrizar. El magnate neoyorquino también afirmó que cree que las cosas irán "muy bien" en su cumbre con el líder norcoreano, al comienzo de un almuerzo de trabajo con el primer ministro singapurés.

Publicidad

Singapur, una ciudad-estado de apenas cinco millones de habitantes conocida por ser uno de los pocos focos de estabilidad democrática en la región, se ha convertido en una auténtica fortaleza para albergar la reunión entre Trump y Kim.
El primer ministro ha cifrado en 20 millones de dólares el coste de albergar la cumbre, la mitad en concepto de seguridad. "Estamos dispuestos a pagarlo", ha dicho en rueda de prensa, explicando que esta reunión es necesaria para dar un "nuevo rumbo" a las relaciones entre las dos Coreas y avanzar hacia la estabilidad regional.

Publicidad

Publicidad

Publicidad