Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente de EEUU, Donald Trump, da la palabra a un periodista durante su rueda de prensa en Singapur. /REUTERS

Cumbre Trump Kim Jong-un Trump acepta suspender las maniobras militares de EEUU en la península de Corea

Publicidad

El presidente de EEUU cede ante las pretensiones de Kim Jong-un y detendrá lo que llama "juegos de guerra". Ha confirmado que mantendrá las sanciones económicas hasta que el desmantelamiento nuclear sea efectivo.

Internacional

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este martes que este país detendrá sus "juegos de guerra" en la península de Corea, aunque señaló que por el momento no tiene previsto reducir su amplio despliegue militar en territorio surcoreano. Así, Kim Jong-un ha logrado que Trump acepte una de sus más firmes reclamaciones.

Publicidad

La suspensión de las maniobras militares de la península supondrá "un tremendo ahorro" para Estados Unidos, ha querido vender Trump en la multitudinaria rueda de prensa que ha ofrecido al término de la histórica cumbre celebrada en Singapur con el líder norcoreano. Incluso, el presidente de EEUU ha llegado a decir que estos ejercicios son "provocativos".

"Hemos hecho estos ejercicios durante mucho tiempo junto a Corea del Sur", dijo Trump, quien los calificó de "tremendamente caros" y señaló que Seúl contribuye económicamente a los mismos, "aunque no al cien por cien". Añadió que estas maniobras son "muy provocativas" y afirmó que "bajo las actuales circunstancias, es inapropiado realizar juegos de guerra" y que su suspensión "es algo que apreciará (Corea del Norte)".

Trump, no obstante, precisó que por el momento "no se van a reducir las capacidades militares" de Estados Unidos en Corea del Sur, donde Washington mantiene desplegados unos 28.500 efectivos. "Quiero ser capaz de devolverlos en algún momento, pero esto no es parte de lo que discutimos hoy", afirmó el presidente.

Publicidad

Trump hizo este anuncio sobre las maniobras conjuntas después de que Pyongyang volviera a condenar los ejercicios a comienzos de mes, que considera una simulación de invasión de su territorio, y de que el régimen insistiera en que son contrarios a lo acordado por las dos Coreas en su histórica cumbre de abril.

Trump: "Las sanciones se levantarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares ya no son efectivas"

Asimismo, Trump confirmó que las sanciones económicas a Corea del Norte continuarán mientras el régimen no se deshaga de su arsenal nuclear de manera efectiva: "Las sanciones se levantarán cuando estemos seguros de que las armas nucleares ya no son efectivas", ha asegurado.

Publicidad

Trump calificó el arsenal norcoreano como "muy significativo", y reconoció que el desarme completo del régimen "llevará mucho tiempo", aunque añadió que presionará a Corea del Norte para que lo haga tan pronto como sea posible "mecánica y físicamente".

El acuerdo alcanzado entre Washington y Pyongyang no establece ningún plazo temporal para la desnuclearización de la península de Corea ni menciona que tenga que ser "completa, verificable e irreversible", como había defendido la Casa Blanca antes del encuentro.

Publicidad

Trump: "No he cedido en nada"

En este sentido, el presidente dijo que no había dado tiempo: "Estoy aquí para un día. El proceso va a empezar ahora". Trump además rechazó la idea de que ha hecho demasiadas concesiones a Kim a cambio de un vago compromiso de desnuclearización. "No he cedido en nada. Estoy aquí, no he dormido en 25 horas pero pensé que esto era importante", subrayó.

Durante el encuentro con los periodistas, el presidente dijo también que "en el momento apropiado" está dispuesto a visitar Pyongyang, y que también quiere recibir en la Casa Blanca al líder norcoreano, Kim Jong-un, quien "ha aceptado" su invitación. "En el momento apropiado, lo haré", dijo Trump sobre una posible visita a Corea del Norte.

Publicidad

Publicidad