Cargando...

Secciones

Publicidad

Grupos de refugiados hacen cola para recibir alimentos en el centro de Moria, en la isla griega de Lesbos - EFE

Refugiados en Grecia El alcalde de Moria, en huelga de hambre por la masificación del campo de refugiados

Publicidad

Comenzó la protesta el domingo tras un incendio que ha calcinado cuatro hectáreas. Afirma que la situación de la localidad se ha deteriorado debido a que 8.000 personas malviven en un campamento con capacidad para 800 desde hace años.

Internacional

El alcalde pedáneo de la localidad griega de Moria, Níkos Tragellis, se ha declarado en huelga de hambre en protesta por la gestión de la migración que las autoridades griegas están llevando a cabo en el abarrotado campo de refugiados situado junto a esta población de la isla de Lesbos, en el Egeo Oriental.

Publicidad

Tragellis comenzó esta protesta el domingo por la tarde como reacción a un incendio originado en el campamento que prendió fuego a algo más de cuatro hectáreas de olivares.

"Tenemos una infraestructura para 800 personas en la que viven unas 8.000"

"Desde 2015 vivimos la destrucción constante de nuestro pueblo. Tenemos una infraestructura para 800 personas en la que viven unas 8.000", dijo Tragellis a la agencia de noticias griega AMNA.

"Las aguas residuales se vierten por los torrentes cercanos y terminan en el mar pasando por nuestras propiedades. Hay basura y mosquitos en todas partes. En el pueblo ya no existe la noción de vida con salud y seguridad", protestó.

Tragellis manifestó su intención de continuar acampado en la entrada de la delegación del ministerio de Marina y Política para las Islas junto a una pequeña pancarta que reza "S.O.S. a Moria ¡Solución ya!" hasta que sus demandas sean respondidas.

"Los vecinos están listos para tomarse la justicia por su mano"

El alcalde pedáneo manifestó su descontento con las promesas de descongestionar el campo de Moria que ha recibido hasta ahora de los funcionarios del Gobierno. "Se están riendo de nosotros, aquí y en Europa. Intentamos contener a la comunidad local, preservar cualquier cohesión social que quede, pero los vecinos están listos para tomarse la justicia por su mano", explicó Tragellis.

El campo de Moria decuplica su capacidad y se extiende más allá de sus instalaciones originales, donde alberga a personas que llevan hasta dos años esperando ser trasladadas al continente.

Diversas ONG y organizaciones internacionales, así como los vecinos de la isla de Lesbos y los propios migrantes y refugiados que allí residen han denunciado en numerosas ocasiones las condiciones de insalubridad e inseguridad que se generan en el campo y sus alrededores.

Publicidad

Publicidad

Publicidad