Cargando...

Secciones

Publicidad

El portugués António Vitorino ofrece una rueda de prensa tras ser elegido como nuevo director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). EFE/Martial Trezzini

OIM António Vitorino, nuevo director de la Organización Internacional para las Migraciones

Publicidad

El portugués recibirá el testigo del estadounidense William Lacy Swing, quien ha dirigido durante los últimos diez años la entidad.

Internacional

El portugués António Vitorino fue elegido este viernes director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y se impuso al candidato presentado por EEUU, Ken Issacs, quien partía como favorito por la tradición de que este puesto era ocupado por un estadounidense.

Publicidad

Por esta razón, Vitorino recibirá el testigo del estadounidense William Lacy Swing, quien ha dirigido durante los últimos diez años la entidad, cuya misión ha cobrado especial relevancia a causa de las fuertes tensiones migratorias en distintas partes del mundo.

Vitorino fue comisario europeo de Justicia e Interior (1999-2014) y ministro de la Presidencia y de Defensa (1995-1997) de Portugal en el Gobierno del entonces primer ministro socialista Antonio Guterres, actual secretario general de la ONU.

António Vitorino (Lisboa, 1957), jurista de formación, compitió en la última ronda de votaciones con la costarricense Laura Thompson, quien ha sido directora general adjunta de la OIM en la última década.

Su elección se completó en la quinta ronda de votaciones, después de que Isaacs fuese eliminado en la tercera, rompiéndose la regla implícita de que un ciudadano de Estados Unidos ocupase ese puesto.

Ese ha sido el caso desde la creación de esta institución en 1951, con la breve excepción de un director general holandés a mediados de los 60.

Por esa razón, Issacs, quien dirigió la entidad cristiana de asistencia Samaritan's Purse y fue durante 15 meses director de la Oficina de Asistencia en Desastres de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), era considerado el claro favorito.

Publicidad

Sin embargo, durante la campaña su imagen terminó demasiado asociada a la del presidente de su país, Donald Trump, y a sus duras políticas migratorias, en particular porque en todo momento evitó criticarlas o manifestar su oposición a medidas como la construcción de muros en la frontera o la separación de familias inmigrantes.

Se sabe que en la cuarta ronda de votación el resultado fue muy cerrado entre Vitorino y Thompson

La OIM se convirtió en septiembre de 2016 en la agencia de la ONU especializada en migraciones, tras cinco décadas siendo un organismo multilateral independiente, y en su desarrollo ha sido fundamental el apoyo financiero de EEUU, que ha sido hasta ahora su mayor donante individual.

Publicidad

Las votaciones se realizaron a puerta cerrada y sin presencia de la prensa por decisión de los Estados miembros, según explicó al inicio de ellas un portavoz.

Sin embargo, diplomáticos que se encontraban en la sala comunicaron los resultados bajo la condición de mantener el anonimato, por lo que se sabe que en la cuarta ronda de votación el resultado fue muy cerrado entre Vitorino y Thompson.

Las fuentes indicaron que la mayoría se decantó por el primero por considerarlo el "más cualificado" para dirigir la institución, aunque algunos mantuvieron su reticencia hasta el final por tratarse del candidato de una Unión Europea (UE) a la que muchos critican su gestión de la crisis migratoria a través del Mediterráneo.

La OIM tiene oficinas en 150 países y una plantilla de más de 10.000 empleados.

Su trabajo se centra en aportar consejos y servicios a los gobiernos para ayudarles a una gestión ordenada y humana de la migración, así como en promover la cooperación internacional en esta materia.

Asimismo, intenta facilitar soluciones a los problemas más graves que tocan a los inmigrantes en el plano humanitario aportándoles ayuda esencial.

Publicidad

Publicidad

Publicidad