Cargando...

Secciones

Publicidad

Trump en una limusina durante la campaña presidencial en 2015. /REUTERS

El antiguo chófer de Trump le demanda por no haberle pagado 3.300 horas extra

Publicidad

El demandante, que trabajó para el presidente de EEUU durante más de dos décadas, considera que se le deben alrededor de 350.000 dólares.

Internacional

El hombre que durante más de dos décadas años fue chófer personal de Donald Trump ha demandado este lunes a la empresa del presidente de Estados Unidos por supuestamente haberle forzado a trabajar miles de horas extra sin remuneración.

El conductor, Noel Cintron, asegura que durante años trabajó una media de entre 50 y 55 horas semanales y cobró únicamente su salario base, sin los pagos extra a los que tenía derecho legalmente.

En su demanda, presentada ante un tribunal de Nueva York, Cintron reclama compensación por un total de 3.300 horas, correspondientes a los últimos seis años en los que trabajó como chófer de Trump.

La solicitud se limita a ese periodo dado que el estatuto de limitaciones le impide reclamar cuestiones anteriores, según explica su abogado en el escrito. Incluyendo intereses y costes legales, el demandante considera que se le deben alrededor de 350.000 dólares, según dijo su abogado, Larry Hutcher, citado por el diario Daily News.

Publicidad

Cintron, que aún trabaja para la Trump Corporation, dice que fue el conductor personal del magnate neoyorquino hasta que éste se convirtió en candidato presidencial, cuando la tarea fue asumida por el Servicio Secreto.

Según la demanda, la "insensibilidad y codicia" de Trump quedan demostradas por el hecho de que, siendo supuestamente multimillonario, el ahora presidente no dio una subida de sueldo significativa a su chófer durante más de doce años.

Cintron asegura que su salario anual pasó de 62.700 dólares anuales en 2003 a 68.000 en 2006 y luego a 75.000 dólares en 2010. Ese último aumento, sin embargo, llegó después de que se le retirasen beneficios médicos que, asegura, ahorraron a la empresa casi 18.000 dólares al año.

La demanda se suma a otras anteriores de empleados de Trump, quien actualmente tiene numerosos problemas con la Justicia, empezando por la investigación sobre la llamada trama rusa.

Entre otros casos, el presidente estadounidense tiene también abiertos uno por supuestamente haber utilizado ilegalmente la fundación que lleva su nombre para beneficio propio y otro por difamación, presentado por una mujer que lo acusó de abusos sexuales.

Publicidad

Publicidad

Publicidad