Cargando...

Secciones

Publicidad

El responsable de Extensión Internacional de IU, Francisco Pérez (i), y el exeurodiputado del PSOE Vicent Garcés, durante la rueda de prensa que han ofrecido en el Círculo de Bellas Artes. EFE/Mariscal

Venezuela Observadores españoles consideran "pulcra" la elección de la Asamblea Constituyente

Representantes de IU, PSOE y En Marea fueron invitados por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela. Todos consideran que el proceso fue también "normalizado, democrático y transparente".

Publicidad

Política

Los observadores españoles invitados por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela que acompañaron en Caracas la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), miembros a su vez de IU, PSOE y En Marea, han asegurado que el proceso electoral celebrado el pasado 30 de julio en el país gobernado por Nicolás Maduro ha sido "muy normalizado, democrático, transparente y pulcro".

El exeurodiputado del PSOE Vicent Garcés, el responsable de Extensión Territorial de IU, Francisco Pérez, y la senadora de En Marea Vanessa Angustia, los tres españoles hospedados en Caracas para seguir el desarrollo del proceso constituyente, han destacado la "normalidad" de la jornada electoral y "los esfuerzos" realizados por el Gobierno de Maduro para que "todos los venezolanos" pudiesen votar.

Los tres llegaron a Caracas "dos o tres días antes" del domingo electoral y permanecieron allí hasta el día siguiente, una vez conocieron los resultados. Según han explicado se les ofreció "todo tipo de información" sobre la decisión de Maduro de convocar las elecciones a la Constituyente, así como los fundamentos jurídicos y constitucionales que, según ellos, avalaban su convocatoria.

Publicidad

Garcés (PSOE) observó "barrios populares" en los que la votación fue "limpia" y "barrios opulentos" en los que se produjeron barricadas 

Garcés ha trasladado cómo observó "barrios populares" en los que la votación fue "absolutamente limpia" y "barrios opulentos de alto poder adquisitivo" en los que se produjeron cortes de calles, barricadas y situaciones que impedían "el voto sereno y tranquilo".

Por ello, según el militante socialista y exeurodiputado, el Consejo Nacional Electoral trasladó a un poliedro el lugar de voto de los barrios en los que había conflicto. "Preguntamos si eso podía ser objeto de triquiñuela y nos dijeron que no porque se llevaba a cabo el mismo método que en los barrios populares", ha transmitido.

Publicidad

Doble certificación

En este sentido, ha aclarado que existía "un control absoluto" en las elecciones porque hay una doble certificación: primero, se vota en una máquina en la que cada ciudadano ha de introducir su huella dactilar; y después, se deposita en una urna la papeleta impresa con el mismo voto. De esta manera, después se contrastan los resultados electrónicos con los de las urnas.

El antiguo eurodiputado ha garantizado que la participación fue del 42% del censo y que "lo del fraude del millón de votos" —en referencia a la presunta manipulación del dato de participación en las elecciones a la ANC que denunció la empresa contratada para el recuento— se dijo "sin saber nada".

Publicidad

"Lo del fraude del millón de votos se dijo sin saber nada"

Al respecto, Pérez ha coincidido con Garcés y mantiene que el proceso "para como está Venezuela, fue muy masivo de participación". Asimismo, también ha subrayado que "a los barrios de clase media-alta donde había barricadas", también se les facilitó el voto con "un centro de convergencia alternativo".

"Este Consejo Nacional Electoral es el mismo que organizó las elecciones a la Asamblea; las que ganó la derecha", ha añadido Pérez, quien considera que "no es normal que se califique de dictadura a un sistema electoral que funciona".

El responsable de IU ha subrayado la declaración de la delegación del Consejo de Expertos Electorales Latinoamericanos (CEELA) en la que se asegura que "la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente del 30 de julio estuvo apegada al ordenamiento constitucional".

Pérez (IU): "No es normal que se califique de dictadura a un sistema electoral que funciona"

Por su parte, la senadora de En Marea —que no ha acudido al acto, pero ha enviado un vídeo— ha reiterado "la limpieza" del proceso y ha destacado "el tremendo dispositivo para que los venezolanos pudieran votar".

Preguntados sobre la falta de pluralidad de la ANC y sobre el informe de la ONU en el que ha responsabilizado al Gobierno de Maduro de la violencia en Venezuela, Pérez ha explicado que "se ha llamado a la derecha a no participar" y que ésta "ha optado por la violencia en las calles".

Los disturbios, de la "extrema derecha"

"Había una derecha que decide legítimamente no participar en el proceso y una extrema derecha que llama a los disturbios", ha matizado después Pérez, quien sostiene que era "una parte de la derecha" la que "empleaba la violencia en las calles contra la Guardia Nacional Bolivariana".

Así, ha denunciado "un famoso atentado" en el distrito de Altamira en el que "un grupo de terroristas puso una bomba" cuando acudió la Guardia Nacional Bolivariana, que "tiene la función de acompañar los procesos electorales".

'El camarero del Rodea el Congreso' de 2012, Alberto Casillas (d), irrumpió este martes en un acto de IU y PSOE al grito de "están matando jóvenes en Venezuela". EUROPA PRESS

Mientras ellos hablaban, un espontáneo ha interrumpido el evento al grito de "están matando jóvenes en Venezuela. Se trataba de Alberto Casillas, un camarero que se dio a conocer en las protestas de 'Rodea el Congreso' de 2012 por alojar en su bar a jóvenes manifestantes que se refugiaban de los antidisturbios de la Policía.

Un espontáneo irrumpió en el acto gritando que "en Venezuela todas las elecciones están manipuladas"

Casillas, que se quedó sin trabajo, no es la primera vez que irrumpe en actos de Podemos. Lo hizo en 2014 cuando se presentó a gritos en un desayuno informativo de Pablo Iglesias y en febrero de 2015 cuando Juan Carlos Monedero daba explicaciones de sus trabajos de asesoría para instituciones de Venezuela.

Hoy Casillas irrumpió en el Círculo de Bellas Artes de Madrid donde se celebraba el acto de los observadores con una bandera venezolana. De hecho, se ha identificado como un ciudadano español que ha vivido "muchos años" en el país latinoamericano.

Según ha gritado, en Venezuela "todas las elecciones están manipuladas" y que los conferenciantes en el acto estaban "mintiendo" al mantener que el proceso a la Asamblea Constituyente había sido "pulcro".

"Es mentira lo que están diciendo; son unos comprados del Gobierno de Venezuela", les ha espetado, subrayando que él defendió el movimiento 15-M en Madrid, pero que el Gobierno de Venezuela está "matando a los jóvenes".

Al final, Casillas fue expulsado de la sala mientras exigía a los convocantes del acto la condena de la violencia en Venezuela y les retaba a revelar cuándo iban a recibir el cheque de Maduro.

Publicidad

Publicidad