Cargando...

Secciones

Publicidad

Esteladas colgando de balcones de Barcelona. REUTERS/Albert Gea

Referéndum 1-O Alcaldes soberanistas proclaman su apoyo al referéndum

Publicidad

Alud de adhesiones al llamamiento del Govern para colocar las urnas el 1-O.

Política

Los ayuntamientos serán un punto de atención fundamental en el referéndum sobre la independencia de Catalunya convocado para el 1-O. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, han escrito a los 948 alcaldes catalanes para comunicarles que, de acuerdo con el artículo 29.2 de la ley del Referéndum aprobada este miércoles, deben "poner a disposición de la administración electoral del Govern de la Generalitat" los locales de su titularidad que se usan "habitualmente como centros de votación".

Publicidad

Un llamamiento al que ya han respondido afirmativamente un gran número de consistorios (más de 400 alcaldes). Y con entusiasmo, tal y como lo han proclamado en las redes sociales. Con la incógnita de un importante silencio en el área metropolitana de Barcelona, solo mitigado por un apoyo ambiguo de la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau.

En las pocas horas transcurridas desde que Puigdemont y Junqueras enviaran su misiva -fechada ayer miércoles-, numerosos alcaldes y consistorios se han apresado a proclamar su adhesión al 1-O.

Una de las primeras fue Dolors Sabater la alcaldesa de Badalona, la tercera ciudad más poblada de Catalunya, que ya de madrugada dejaba claro en Twitter que había respondido afirmativamente a la Generalitat, "confirmando que el 1-O los colegios electorales están a su disposición para votar con normalidad".

Más solemne ha sido el ayuntamiento de Sabadell -quinta ciudad catalana-, que esta mañana ha colgado en la red social una imagen de su alcalde, Maties Serracant, firmando un decreto de alcaldía para "dar pleno apoyo al referéndum".

Tanto Sabater (Guanyem Badalona en Comú) como Serracant (Crida per Sabadell) gobiernan gracias a complejos pactos a múltiples bandas con predominio de la izquierda. Y desde otras coordenadas políticas, también con foto, y además con una entrada en su blog, ha expresado su apoyo la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas (PDeCAT), convirtiendo al antaño feudo municipal socialista en la primera capital de provincia catalana que muestra su apoyo explícito al 1-0

Publicidad

Lo mismo han hecho los ayuntamientos de Sant Cugat -con la presidenta de la Diputación de Barcelona, la también postconvergente Mercè Conesa como alcadesa-, Igualada o Sant Vicenç dels Horts. En este último caso, no cabía otra alternativa imaginable: su alcaldesa Mayte Aymerich, recogió el bastón de mando en 2015, cuando su predecesor, el propio Junqueras, se incorporó al Govern como 'número 2'.

Igualmente han proclamado su apoyo al referéndum poblaciones tan diversas como Manresa, Vic, Sallent o Manlleu en la Catalunya central, o Figueres, Roses, Salt o Besalú en las comarcas de Girona. Menos apoyos está teniendo la convocatoria en las demarcaciones de Tarragona i Lleida. Sus capitales, con gobiernos socialistas apoyados respectivamente por PP y C's no muy parecen susceptibles de secundar el 1-O. Sí se han mostrado a favor en ayuntamientos tarraconenses como Torredembarra o Reus, y leridanos como Cervera, Balaguer o Tàrrega.

Publicidad

Se prevé que la inmensa mayoría de los municipios catalanes colaboren en la celebración del referéndum, habida cuenta que 911 del total de 948 forman parte de la Asociación de Municipios para la Independencia. Pero los pocos que no pertenecen a la entidad se agrupan mayoritariamente en la zona más poblada de Catalunya, el área de Barcelona. En este sentido, es una incógnita la respuesta de ayuntamientos en manos socialistas como el de l'Hospitalet de Llobregat -la segunda ciudad catalana-, Cornellà o Santa Coloma de Gramenet. Y el independentismo aun alberga una duda más crucial: la propia Barcelona.

La alcaldesa, Ada Colau ha repetido en numerosas ocasiones que colaborará para poner las urnas, y así lo ha vuelto a recalcar este jueves, en dos tuits en los que informa que está comprobando "la disponibilidad del dispositivo electoral", que responderá al Govern en 48 horas, y que el ayuntamiento "mantiene su plena disposición a facilitar la participación en toda movilización democrática". Con el matiz de que -a diferencia de otros alcaldes más entusiastas con el llamamiento del Govern- añade que esto se hará "sin poner en riesgo institución ni funcionarios".

Publicidad

Publicidad

Publicidad