Cargando...

Secciones

Publicidad

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, en la rueda de prensa ofrecida este lunes, en la sede de Génova, tras la reunión del Comité de Dirección del partido. EFE/Emilio Naranjo

Referéndum 1-O El PP refuerza la amenaza de Rajoy a la Generalitat: "No les va a salir gratis"

Publicidad

Los conservadores insisten en que el reférendum "no se celebrará" y advierten de las consecuencias económicas y penales para quienes participen en su organización.

Política

"No les va a salir gratis. La ley se acaba imponiendo siempre". Con este mensaje, el PP ha querido reforzar el ya expresado por Mariano Rajoy la semana pasada y en el que el presidente del Gobierno -y del partido- amenazaba al Govern catalán con hacer todo lo que tenga que hacer "sin renunciar a nada" para frenar el referéndum independentista previsto para el 1 de octubre. 

Publicidad

Así lo ha expresado el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, tras la reunión del Comité de Dirección del partido en el que la cúpula del PP ha decidido celebrar un acto en Catalunya el próximo fin de semana para contrarrestar, en parte, la imagen de unidad de los soberanistas que este lunes celebran la Diada.

También para incidir en su habitual mensaje hacia los funcionarios, alcaldes y ciudadanos, en general: "Defenderemos con uñas y dientes los derechos y libertades de los catalanes que no quieren cometer ninguna ilegalidad. No escatimaremos esfuerzos para proteger a aquellos que no quieren delinquir",  insistió el portavoz conservador. "Necesitamos valientes que no se pasen al lado del delito", agregó, haciendo un llamamiento especial a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para que se quede al lado de "los buenos". 

De no hacerlo, sobre ella, como sobre todos los responsables institucionales que siguen adelante con la preparación de la consulta caerá, dijo, el peso de "la ley". "No se puede seguir dando imagen de impunidad. Estas derivas totalitarias acaban mal para aquellos que las hacen. Al final la libertad se acaba imponiendo. Cuando se tiene la ley y la legitimidad, se acaba triunfando", aventuró.

Publicidad

También desdeñó las declaraciones del president de la Generalitat, Carles Puigdemont, en las que afirmó que sólo el Parlament de Catalunya -y no el Tribunal Constitucional- tiene potestad para inhabilitarle. "Puede decir lo que quiera, pero la sentencia se acabará cumpliendo. Las consecuencias serán las que tengan que ser. Y si no quieren tener consecuencias en su patrimonio y penales,  sería mejor que dejaran de hacer el ridículo", amenazó Casado. 

Pese a todo, el vicesecretario de Comunicación del PP no quiso enumerar los próximos pasos de Mariano Rajoy de aquí al 1 de octubre. Por un lado, incidió en que serán medidas "proporcionales, pero firmes" de respuesta a los pasos del Govern catalán, pero no quiso especificar si están dispuestos a aplicar el artículo 155 de la Constitución, entre otros ejemplos. El objetivo, dijo, es no entrar en el juego "acción-reacción" para "no caer en la provocación" y no "dar titulares". Para ello, Casado comparó al Govern de Junts pel Sí y la CUP con "abusones de discoteca que quieren ver si le sueltas la primera tú". E insistió: "La respuesta será contundente". 

Publicidad

De momento descartó aceptar la petición del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para que el Ejecutivo central no dé dinero al catalán ya que, argumentó, "si mandamos a los hombres de negro a las Comunidades nos estamos metiendo en competencias que sí tienen las Autonomías". Además, aclaró, el Gobierno sí da dinero a Catalunya a través del FLA -Fondo de Liquidez Autonómica-, pero que éste se destina de forma finalista a sanidad y educación. "Los catalanes no tienen la culpa de tener el Gobierno que tienen, por eso es justo que puedan tener ayuda de la caja común, pero eso no tiene nada que ver con pagar embajadas y propaganda", criticó. 

Del otro lado, el PP, fiel a su inmovilismo habitual, tampoco está dispuesto a reformar la Constitución. "Hay que evaluar si con los mimbres actuales se puede hacer un mejor cesto que en el 78", dijo negándose a abrir una ponencia con el fin de reformar la Carta Magna mediante un "procedimiento agravado", es decir, por completo y con una reforma extensa que necesite de un referéndum para poder aprobar el nuevo texto.  "Hoy por hoy no lo vemos necesario", zanjó la cuestión.

Publicidad

Más indeciso se mostró a la hora de responder sobre si el PP apoyará la moción de censura que sus socios de Cs quieren impulsar en Catalunya contra el Govern de Puigdemont. Casado alegó "prudencia" porque, dijo, no quieren romper la "imagen de unión" que, frente al soberanismo, tienen PP, PSOE y Cs. Por ello, esperarán a que se pronuncie el PSC para dar una respuesta, aunque sí piden, como los naranjas, que se adelanten los comicios en Catalunya.

"Si quieren votar, que convoquen unas elecciones autonómicas , pero no apoyaremos una moción sin el PSC ni tampoco reformar la Constitución, ni dejar a Catalunya sin autonomía, como casi parece estar pidiendo Cs", resumió Casado.

Mientras tanto, el portavoz conservador insistió en que "mientras Rajoy siga gobernando España no habrá ningún proceso de independencia ni ningún referéndum ilegal". "No se va a escatimar ningún tipo de medidas para responder a un desafío absolutamente suicida e irresponsable para toda la sociedad catalana.Les pedimos que abandonen ya toda esperanza porque va a ganar la democracia", insisitió. "Y si intentan bombardear la unidad de España y la igualdad, la respuesta del Gobierno será sensata, moderada y proporcional, pero firme y sin complejos", concluyó Casado. 

Publicidad

Publicidad