Cargando...

Secciones

Publicidad

Alberto Ruiz-Gallardón, en uno de los túneles de la M-30. Ayuntamiento de Madrid

Gallardón pagó 1,3 millones por un centenar de cámaras para la M-30 que no llegaron a instalarse

Publicidad

La plataforma de gestión del inventario recoge que no existen 112 dispositivos de los 1.090 previstos. El contrato de la empresa Madrid Calle 30 sufrió varias modificaciones "con un presupuesto muy superior al inicial".

Política

El Consistorio dirigido por Alberto Ruíz-Gallardón pagó "de manera totalmente injustificada" 1,3 millones de euros por más de un centenar de cámaras de seguridad inexistentes en los túneles de la M-30. La plataforma de gestión del inventario recoge que 112 dispositivos de los 1.090 previstos nunca llegaron a instalarse.

Publicidad

Pese a que la cuantificación es "realmente compleja", según señala el Ayuntamiento de Manuela Carmena, el importe medio estimado por unidad es de 11.000 euros. "Se puede hablar del abono de 1.342.000 euros de manera totalmente injustificada".

El contrato de la empresa Madrid Calle 30 -la sociedad de gestión mixta entre el Ayuntamiento de Madrid (80%) y EMESA (20%)- sufrió varias modificaciones "con un presupuesto muy superior al inicial". Así, en un primer momento se fijó la instalación de 591, cifra que aumentó en las siguientes alteraciones.

Asimismo, según relatan fuentes del consistorio madrileño, en la tercera modificación aparece que la instalación de los dispositivos "se elimina de muchos proyectos", mientras que el presupuesto no se reduce. También, "la mayoría de las cámaras se certificaron de manera conjunta en el proyecto complementario de soterramiento entre Marqués de Monistrol y el Puente de Segovia".

Publicidad

Según el departamento que dirige Carlos Sánchez Mato, el Área de Economía y Hacienda, se produjo "lo que en lenguaje coloquial sería un blanqueo de dinero".

"Obras faraónicas"

Dicha cuestión, avanzada por El Mundoy la Cadena Ser, ha sido uno de los temas tratados en la tercera sesión de la comisión de investigación sobre el soterramiento de la M-30 por parte del conservador Alberto Ruiz-Gallardón.

En dicha comisión, el que fuera representante del Grupo Municipal Socialista en el consejo de administración de Calle 30, el exconcejal Félix Arias, ha declarado que el soterramiento de la M-30 se hizo con Alberto Ruiz-Gallardón por el interés de las grandes constructoras porque "las grandes empresas buscaban tajo" y mediante un "acuerdo entre derecha política y derecha económica".

Publicidad

Y todo ello, ha añadido, mientras que el exalcalde buscaba un rédito político repitiendo su modus operandi con grandes infraestructuras, como hizo con Metrosur siendo presidente de la Comunidad.

A preguntas de Cs, PSOE, Ahora Madrid y PP, Arias ha indicado que los socialistas acudieron a la campaña electoral con una propuesta de reforma de la M-30 con un plan de movilidad, es decir, con un proyecto urbano pero no con una obra de ingeniería, como finalmente fue, ha expuesto.

Sin embargo, en su opinión, lo que el exalcalde promovió fueron "unas obras faraónicas sin parangónen el mundo mundial, como se hizo con Metrosur con Gallardón". Para el portavoz del PP en la comisión, Íñigo Henríquez de Luna, esas palabras desprenden un "poso de resentimiento y amargura" porque "en el fondo" el socialista cree que gracias al soterramiento de la M-30 el PP "ganó las elecciones".

Publicidad

El exconcejal socialista ha criticado las prisas por intereses electoralistas, lo que se tradujo en "barrabasadas desde el punto de vista legal", con la ausencia de declaración de impacto ambiental o con afecciones al Plan General, por ejemplo, y financieras. "Derivaron en una obra descomunal e innecesaria que alteró el modelo de movilidad de una ciudad en un momento con una contaminación enorme, cuando no se cumplía con la normativa del aire, con denuncias de la OMS por muertes por contaminación", ha remachado.

Publicidad

Publicidad