Cargando...

Secciones

Publicidad

El director del CITCO, José Luis Olivera, el comisario Villarejo, Mauricio Casals y Adrián de la Joya.

Las cloacas de Interior Villarejo llamó a tres consejeros del IBEX y a dos comisarios para frenar el 'caso Nicolás'

Publicidad

Las primeras llamadas que el polémico comisario hizo al conocer la detención del 'pequeño Nicolás' fueron al actual director del CITCO, José Luis Olivera, que le ayudó a obtener información con rapidez; al comisario García Castaño, destituido de su puesto en Información, y a los empresarios Manuel Delgado Solís (ACS y Dragados), imputado en Gürtel; a Adrián de la Joya, de Indra e imputado en el caso Lezo; y a Mauricio Casals, de Atresmedia e imputado inicialmente también en Lezo.

Política

Los investigadores del caso del pequeño Nicolás detallan en su último informe –incluido en la causa que lleva el Juzgado de Instrucción Número 2 de Madrid– cómo funciona la policía paralela al servicio de grandes empresarios que acaudillaba el comisario hoy jubilado José Manuel Villarejo, y en la que cooperaron otros dos altos mandos de la Policía Nacional: el actual director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), el comisario José Luis Olivera; y el destituido comisario Enrique García Castaño, que en octubre de 2014 dirigía la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), dependiente de la Comisaría General del Información. 

Publicidad

Esta policía paralela, desvelada por Público y corroborada ahora por la investigación del caso, mantiene estrechas relaciones con importantes consejeros del IBEX-35, que además tienen o han tenido poder en los medios de comunicación y que además tienen procedimiento abiertos en diferentes casos de corrupción.

Es el caso Manuel Delgado Solís, el hombre en el que Florentino Pérez ha depositado su confianza en los consejos de ACS y Dragados, imputado en Gürtel y exabogado de Francisco Correa y exconsejero de El Mundo; de Adrián de la Joya, consejero de Indra imputado en la Operación Lezo y que es uno de los propietarios de la finca La Alamedila, con la que se pretendía blanquear 20 millones de euros a través del Banco Nacional de Guinea Ecuatorial (BANGE); o Mauricio Casals, presidente de La Razón y consejero de Atresmedia, imputado en el caso Hanta por el desvío de ayudas públicas y que también fue investigado en la Operación Lezo que lleva la Guardia Civil. 

La grabación ilegal a agentes del CNI y de Asuntos Internos formó parte de la operación para proteger a empresarios como Adrián de la Joya

La cronología que hacen los investigadores de los hechos desatados el 14 de octubre de 2014, cuando el entonces jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas, le comunicó al director adjunto operativo (DAO), Eugenio Pino, la detención del presunto estafador Francisco Nicolás Gómez Iglesias, explica cómo se activó la maquinaria desde la propia cúpula de la Policía Nacional para proteger los intereses de estos empresarios –sobre todo de Adrián de la Joya– en la finca La Alamedilla, en cuya operación estaba involucrado el pequeño Nicolás.

Publicidad

Esta estrategia tuvo su punto culminante con la grabación ilegal efectuada en sede policial a los investigadores de Asuntos Internos y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) una semana después, el 20 de octubre. Por estos hechos están imputados el comisario José Manuel Villarejo, su mujer Gema Alcalá, y el periodista Carlos Mier, aunque los investigadores vuelven a dar pruebas en este informe de la participación de periodistas como Daniel Montero y Eduardo Inda, o del propio director del CITCO, José Luis Olivera. 

Operación 'tapar el blanqueo' de consejeros del IBEX

El 13 de octubre a las 18:56 horas había sonado la primera señal de alarma. La unidad de asuntos internos remitía un parte informando de la investigación sobre Francisco Nicolás, y las actuaciones a seguir al día siguiente, a la Unidad de Planificación Estratégica y Coordinación (UPEC), "quien a su vez hace
llegar dicha información al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen
Organizado (CITCO), cuyo responsable policial es el Comisario Principal, D. José Luis
OLIVERA SERRANO, con dependencia directa de la Secretaría de Estado de Seguridad
", escriben los investigadores de la comisión judicial.

Publicidad

Fragmento del informe del caso Nicolás sobre las llamadas de Villarejo.

Una vez es confirmada la detención al entonces DAO Eugenio Pino, el teléfono del comisario Villarejo comienza a emitir y recibir llamadas, que son transcendentales para los investigadores. Destacan las seis que mantiene con el comisario Olivera y la que realiza al comisario García Castaño que, según la investigación, está también relacionado con la grabación ilegal al CNI y a Asuntos Internos y a su difusión, al mantener más de un centenar de llamadas con Eduardo Inda en sólo dos meses. 

La primera –constata el informe judicial– es a Manuel Delgado Solís, "imputado por blanqueo de capitales en el juzgado Central de Instrucción nº 5 por el caso GURTEL. Consejero delegado de ACS
y de su filial DRAGADOS (Florentino PEREZ) y ex abogado de Francisco CORREA (en
prisión por caso GURTEL)". Delgado Solis ha sido además socio del exministro de Defensa, Pedro Morenés, de la exministra de Exteriores Ana Palacio, y del exvicepresidente de Repsol y también imputado en Gürtel por blanqueo de capitales Ramón Blanco Balín. 

Publicidad

Delgado Solís, que fue consejero de El Mundo, es uno de los beneficiados de las ayudas de Madrid Network durante la presidencia de Esperanza Aguirre en la Comunidad, otra de las pesadillas judiciales que se le presentan al PP de Madrid. Fue a través de la empresa Flightech, en la que participa junto con el exministro de Defensa Morenés; y también están relacionados con esta causa las empresas Safeview y Saerco, controladas por Ildelfonso de Miguel, exgerente del Canal Isabel II, imputado por la Operación Lezo, o la Asociación Madrid Centro Médico, de Manuel Lamela, exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

En este caso de las  ayudas de Madrid Networks, denunciado por la Fiscalía Anticorrupción, también está imputado Mauricio Casals, el presidente de La Razón y consejero de Atresmedia con el que Villarejo habló hasta en cinco ocasiones en aquella misma tarde del 14 de octubre de 2014. 

Otras tres llamadas telefónicas son las que hace esa tarde a Adrián de la Joya, cliente y amigo de Villarejo desde hace más de 20 años como pudo confirmar Público a través del propio policía millonario, en septiembre de 2016.  De la Joya es socio de la Hacienda La Alamedilla junto con el empresario Javier Martínez de la Hidalga, el ex director de operaciones inmobiliarias del Banco Santander que acompañaba al pequeño Nicolás cuando fue detenido y que fue imputado (aunque más tarde sobreseído) por una de las causas del caso Sintel (Telefónica) que ha investigado cómo se desvió el dinero a paraísos fiscales por parte de algunos ejecutivos. En esa macrocausa también estuvieron involucrados el propio De la Joya y personas muy cercanas a Mauricio Casals. 

Olivera, director del CITCO y filtrador 

Los investigadores ponen varios ejemplos sobre la consecución de llamadas en los días siguientes entre los comisarios Villarejo y Olivera, y Adrián de la Joya. Por ejemplo, dos días después de la detención y cuando ya ha sido informado el DAO de que Francisco Nicolás ha mencionado a Villarejo en su declaración, "tras contactar telefónicamente (CUATRO veces) con el Comisario José Luis OLIVERA llama a Adrián DE LA JOYA, y vuelve a contactar telefónicamente el Comisario OLIVERA con él", expone el informe judicial.

La Alamedilla es parte del patrimonio de Mario Conde y Arturo Romaní, expoliado a los clientes de Banesto y ocultado a la Justicia

En total, Villarejo mantiene 174 contactos telefónicos con su cliente y amigo De la Joya en los 60 días que transcurren desde la detención de Nicolás hasta la difusión de la grabación ilegal efectuada a los investigadores de Asuntos Internos y del CNI, en la que se menciona la finca La Alamedilla, que es para los investigadores parte del patrimonio que Mario Conde y Arturo Romaní expoliaron a los clientes de Banesto y ocultaron a la Justicia. 

La comisión judicial señala además al comisario Olivera como el "filtrador" de información a Villarejo que después aparece publicada en la página web que regenta la mujer del millonario policía, Gema Alcalá. Por ejemplo, el 12 de enero de 2015 publica "datos concretos de gestiones confidenciales y secretas de esta investigación con origen en esa base de datos de Inteligencia que dirige y
coordina en última instancia el director del CITCO, José Luis OLIVERA SERRANO".

La investigación señala que es "significativa su estrecha relación personal y laboral acreditada, con participación en los casos GURTEL, PUJOL y ático de Ignacio GONZÁLEZ, casos por los que se han abierto investigaciones en Asuntos Internos por filtraciones policiales a los medios de comunicación (Operación COLOMBO (caso gurtel), Operación DELAWARE (caso del ático) e informe borrador de los PUJOL".

Es decir, quien es actualmente el máximo jefe de la lucha antiterrorista en España, José Luis Olivera Serrano, ha sido investigado por haber filtrado interesadamente información policial a medios de comunicación.

...CONTINUARÁ

Publicidad

Publicidad