Cargando...

Secciones

Publicidad

El líder del PPC, Xavier García-Albiol, y su homóloga de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, en una imagen de archivo. EFE

Referéndum 1-O El PP intenta frenar la moción de censura de Ciudadanos contra Puigdemont

Publicidad

Los conservadores admiten que, si los de Rivera siguen adelante, acabarán apoyándola, pero insisten en que, incluso aunque tuvieran el apoyo del PSC, no prosperaría.

Política

Un sí pero no. Esa es la respuesta que el PP ha dado a sus socios de Ciudadanos sobre la moción de censura que pretenden impulsar en Catalunya

Publicidad

Para hacerlo, los naranjas necesitan sumar dos diputados a sus 25 escaños para poder presentarla en el Parlament. Fuentes de la Ejecutiva nacional del partido se mostraron convencidos de que el PP se los prestará porque, consideran, no pueden negarse a intentar echar a Carles Puigdemont del Govern de la Generalitat.

Sin embargo, los conservadores no creen que sea una medida efectiva para intentar frenar el referéndum previsto para el 1 de octubre (1-O) ni acabar con el independentismo en la Comunidad. Por ello, altos cargos de la formación admiten que, si Cs sigue presionándoles, tendrán que aceptar y apoyar la moción,pero antes intentarán convencerles de que no es lo más conveniente.

Por un lado, Génova teme que se produzca una ruptura en la imagen de unidad que hasta ahora han ofrecido los partidos autodenominados "constitucionalistas". Recuerdan que el líder del PSC, Miquel Iceta, dijo un "no" rotundo a su homóloga de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, y creen que, sin ellos, no tendría sentido impulsarla. 

Publicidad

Por otro, se muestran más pesimistas que Rivera y creen que, incluso en el caso de que PPC, PSC y Cs vayan del mano, no conseguirán apoyos suficientes para que prospere. Los naranjas creen que sí podrían convencer al menos al sector de Catalunya Sí Que es Pot que mostró su oposición a las "formas" con las que los independentistas han promovido las leyes de referéndum y transitoriedad en el Parlament catalán. Además, insisten en que también el PSC acabará por sumarse y en que, prospere o no, sería bueno para España seguir dando esa imagen de unidad entre los no nacionalistas.

Desde el PP, en cambio, le advierten de que una moción fallida puede servir al Ejecutivo de Junts pel Sí como argumento para su causa: "Dirán que no hay alternativa a su Gobierno", prevén los conservadores. 

Estrategia electoral

Por todo ello, su intención es "convencer" a Ciudadanos de que no siga adelante con lo que -según otras fuentes del PP- consideran también una estrategia electoral de la formación naranja. Los conservadores quieren elecciones anticipadas en Catalunya, pero insisten en que una moción de censura no es lo más conveniente en este momento. 

Publicidad

En Ciudadanos, mientras, seguirán buscando apoyos para poder presentarla -primero- y que salga adelante -después-. Y, aunque temen que la Mesa del Parlament pueda dar "otro golpe" prohibiendo debatirla, recuerdan que el Estatut actual obliga a llevarla a pleno en los cinco días posteriores al registro de la misma.

De momento, no hay fecha para que ello suceda. Y el PP intentará frenar a Ciudadanos para deje de buscarla. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad