Cargando...

Secciones

Publicidad

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su comparecencia esta noche en el Palacio de la Moncloa, tras la declaración de independencia de Puigdemont. EFE/JuanJo Martín

Independencia de Catalunya El Gobierno deja para este miércoles su respuesta a Puigdemont

Publicidad

La sesión de control prevista en el Congreso se retrasará por la convocatoria de un Consejo de Ministros extraordinaria. Rajoy quiere recabar "el mayor consenso posible" para aplicar el 155 en sendas reuniones con Sánchez y Rivera.

Política

No habrá respuesta hasta mañana. Mariano Rajoy sigue sin desvelar sus próximos pasos una vez que el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ERC, PDCAT y la CUP han firmado una declaración 'simbólica' de una futura independencia.

El único paso del Gobierno central ha sido el de solicitar al Congreso de los Diputados un aplazamiento de la sesión de control prevista para este miércoles a las 9 por la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario en el que, se supone, se conocerán las medidas a tomar, sus "próximos pasos".

Publicidad

Así lo ha explicado la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en una declaración institucional de poco más de 2 minutos -y sin preguntas- en la que se ha limitado a repetir lo ya expresado desde el gabinete de comunicación de Moncloa en las horas previas. "El Gobierno no puede dar validez a una ley catalana de referéndum que está suspendida por el Tribunal Constitucional, ni asumir los resultados del 1-O porque es un acto ilegal, fraudulento y sin garantías", insistió.

"No es aceptable que el Parlament proclame que una mayoría de catalanes desean un Estado independiente. Ni Puigdemont ni nadie puede sacar conclusiones de una ley que no existe ni apropiarse de la voluntad del pueblo catalán", continuó con su valoración. "Tampoco puede imponer una mediación. El diálogo tiene que ser entre demócratas, respetando las reglas del juego", zanjó.

Unas declaraciones que dejan entrever las intenciones del Gobierno: la aplicación del 155 de la Constitución. Una medida para la que "el presidente quiere el máximo consenso". Un consenso que está buscando ya con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quien ha citado esta misma noche en la Moncloa.

Publicidad

Con el otro componente del "bloque constitucionalista", Albert Rivera, ha hablado esta tarde, antes de la comparecencia de Puigdemont en el Parlament catalán. Después, el líder de Ciudadanos confió en que el Gobierno se decidiría a anunciar "ya" la aplicación de la medida que sus socios llevan semanas pidiéndoles. Tras la declaración de Sáenz de Santamaría, sin embargo, fuentes del partido mostraron el malestar de la formación naranja con el Ejecutivo: "Rajoy nos había dicho que salía él. No entendemos que el presidente del Gobierno no salga hoy", expresaron su "sorpresa". Mañana, pese a todo, volverán a contactar, aunque se desconoce si será en persona o por teléfono.

Sí se sabe que para aplicar el 155 de la Constitución el Gobierno debe convocar al menos dos Consejos de Ministros. En el de mañana, de cumplirse las previsiones, el Ejecutivo de Rajoy aprobará el requerimiento previo que ha de enviar a la Generalitat, tal y como marca la Constitución. Si, en 48 horas no recibe respuesta de Catalunya, en el Consejo de Ministros del viernes se aprobaría ya la aplicación de dicho artículo que, en cualquier caso, deberá ser aprobada por la mayoría absoluta del Senado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad