Cargando...

Secciones

Publicidad

Quim Arrufat.

Catalunya La CUP ve "tocada" su confianza en Puigdemont al no proclamar la independencia

Publicidad

Quim Arrufat reprocha al president catalán la precipitación en su declaración de ayer: "No era lo que nos había trasladado él mismo. Queda todo modificado una hora antes".

Política

El portavoz del secretariado nacional de la CUP, Quim Arrufat, ha admitido que la confianza de su formación en el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "queda tocada" porque de lo que se había hablado hasta una hora antes del pleno del martes era de proclamar la independencia y, luego, en todo caso, suspenderla en aras de una negociación.

Publicidad

En declaraciones este miércoles en Rac1, Arrufat ha explicado que lo que hizo Puigdemont finalmente no era lo que habían estado hablando: "No era lo que nos había trasladado él mismo. Queda todo modificado una hora antes. Se nos traslada una hora antes y eso ha contribuido más a la confusión".

"Consistía principalmente en proclamar la independencia y ayer principalmente no se proclamó la independencia. Se suspendieron sus efectos antes de proclamarla", ha lamentado el también exdiputado de la CUP en el Parlament.

El portavoz considera que si se hubiese proclamado la independencia "cambiaba sustantivamente el escenario de negociación" y ha insistido en que éste era el esquema previsto por el Govern para el pleno del martes, pero se cambió a última hora.

"Lo que nos desconcierta es que se haya hecho de forma tan precipitada y tan confusa"

"Es una situación extraña. Es un mensaje muy claro de diálogo --la comparecencia de Puigdemont-- pero sin proclamar la república. Lo que nos desconcierta es que se haya hecho de forma tan precipitada y tan confusa", ha insistido Arrufat.

También ha asegurado que con lo que sucedió en el pleno "se generó confusión y cierto desconcierto", no solamente en su formación sino también en la gente que acudió a la concentración de Lluís Companys para escuchar a Puigdemont y en los ciudadanos que votaron el 1 de octubre en el referéndum.

Publicidad

Ante este escenario, Arrufat ve necesario acotar los plazos para las negociaciones a un tiempo razonable para "no alargar la situación durante meses"; ha dicho que podría ser de un mes, mes y medio o 15 días, pero no ha querido establecer un calendario concreto porque ha dicho que no tienen conocimiento preciso de cómo están funcionando las mediaciones.

Publicidad

Publicidad

Publicidad