Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, frente al Parlament catalán. / Reuters

Catalunya Puigdemont se enfrenta de nuevo al control del Parlament presionado por la CUP

Publicidad

La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament tienen previsto programar el orden del día de la sesión de control al Govern de los próximos miércoles y jueves, tras seis semanas de inactividad ordinaria por la hoja de ruta independentista. La CUP decidirá este sábado si abandona su actividad parlamentaria tras la suspensión de la declaración de la república catalana.

Política

La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlament se reunirán el lunes por la mañana para programar el orden del día de un pleno previsto para el miércoles y jueves, después de seis semanas marcadas por la hoja de ruta independentista en las que no ha habido sesiones de control al Govern ni actividad ordinaria.

Publicidad

Lo han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias, que señalan que es urgente retomar la actividad y ejercer la función de control al Govern que tiene el Parlament, si bien admiten que resulta extraño celebrar un pleno "como si nada, después de todo lo que ha pasado estas semanas".

El pleno se reunió el pasado martes, pero lo hizo de forma extraordinaria por la comparecencia a petición propia del presidente Carles Puigdemont, que llevó los resultados del referéndum a la cámara y asumió que debían traducirse en una declaración de independencia: ocho segundos después pidió suspender sus efectos para dar margen al diálogo.

La CUP decidirá si abandona la actividad parlamentaria

Esta decisión molestó a la CUP, que este sábado tiene previsto reunir a su Consell Político para decidir si abandona la actividad parlamentaria ordinaria hasta que Puigdemont no reactive la declaración de independencia como medida de protesta.

Publicidad

De aceptarse esta estrategia, se perdería la mayoría independentista en el Parlament y el orden del día del próximo pleno lo fijaría la oposición, que tendría la mayoría de votos: la agenda de los plenos la establece la Junta de Portavoces, en la que, a diferencia de en la Mesa, JxSí no tiene mayoría absoluta y necesita los votos de la CUP.

Además, si la CUP decide no acudir al pleno, JxSí tampoco tendría mayoría para aprobar las leyes y mociones que se tengan que abordar en el plenario del miércoles y el jueves.

Sin plenos desde el 6 y 7 de septiembre

La actividad ordinaria se congeló tras el pleno del 6 y 7 de septiembre, en el que se aprobaron la ley del referéndum y la de transitoriedad jurídica y se constituyó la Sindicatura Electoral de Catalunya, la autoridad electoral del referéndum del 1 de octubre.

Publicidad

JxSí y la CUP aprobaron las iniciativas independentistas pese a que los letrados del Parlament y el Consell de Garanties Estatutàries (CGE) alertaran de que no podían hacerlo y advirtieran de que estaban laminando los derechos de la oposición.

Las discrepancias entre el bloque independentista y el resto de la Cámara se materializaron en votaciones complejas con medio hemiciclo vacío y a altas horas de la madrugada --C's, el PSC y el PP abandonaron la sala tras reclamar a lo largo del día de ambas jornadas que las leyes de 'desconexión' no llegaran al pleno--.

Publicidad

Desde entonces no ha vuelto a haber más plenos ordinarios: a los 15 días había uno previsto pero se canceló a petición de JxSí y la CUP por la excepcionalidad de la situación y por el contexto de campaña electoral del referéndum del 1 de octubre.

Se estudia que el contenido de ese pleno sea el que acabe nutriendo el orden del día del próximo cónclave de la semana que viene, con temas como el proyecto de ley de puertos, dos debates a la totalidad, una proposición de ley sobre el sector audiovisual y la modificación de la Ley de Educación de Catalunya (LEC).

El PP pide la comparecencia de Puigdemont

En esta situación el PP catalán ha pedido que el presidente del Govern, Carles Puigdemont, comparezca en el pleno del Parlament para dar explicaciones por el traslado de empresas de Catalunya a otros puntos del Estado debido al proceso independentista.

El secretario general del partido y diputado en el Parlament, Santi Rodríguez, ha explicado que es urgente que se den explicaciones "al más alto nivel" del Govern ante la salida de empresas y que se traten de dar mensajes para frenar esta tendencia.

Además, Rodríguez lamenta que los grupos independentistas hayan provocado una paralización de la actividad ordinaria del Parlament en las últimas seis semanas: "La función de control e impulso al Govern no se puede aparcar y debe retomarse la actividad".

Publicidad

Publicidad