Cargando...

Secciones

Publicidad

La presidenta andaluza, Susana Díaz, durante la declaración institucional en el Palacio de San Telmo en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

Camino del 155 en Catalunya Susana Díaz acusa a Iglesias de "reescribir" la historia andaluza y él le enseña los libros

Publicidad

La presidenta de Andalucía afirma que el líder de Podemos miente y demuestra "mala fe" cuando habla del referéndum del 28-F, en el que ella asegura que su comunidad reclamó "igualdad dentro de la Constitución Española". "Los andaluces consiguieron el 4D y el 28F lo que la Constitución casi hacía imposible y lo que no permitía la Ley. Lea usted", replica Iglesias.

Política

El contenido del debate entre Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez de este jueves, en Sevilla, no parece haber sido del agrado de Susana Díaz. La presidenta andaluza ha acusado este viernes a través de Twitter al líder de Podemos de reescribir "con mentiras la historia de Andalucía", actuando con "mala fe", para después encontrarse con varios mensajes que señalaban su error.

Publicidad

El Artículo 151 de la Constitución establecía la necesidad de que en las ocho provincias votaran a favor la mitad más uno de los censados, cosa que no ocurrió en Almería. La ley fue modificada.

Díaz quería desmontar las palabras de Iglesias, que este jueves comparó la movilización social en Catalunya con la del referéndum del 28-F de 1980, cuando los andaluces votaron por la vía rápida a favor de un Estatuto de Autonomía. “Si la ley no sirve, hay que adaptar la ley a la democracia”. “Es lo que el pueblo andaluz obligó a hacer a las instituciones hace 40 años”, afirmó Iglesias el jueves, en el evento organizado por la Cadena Ser.

"El 28F reclamamos igualdad dentro de la Constitución Española", le espetaba la presidenta andaluza, para encontrarse con una cascada de mensajes de Iglesias, Rodríguez, y otros dirigentes de IU y Podemos que pedían corregir y corregían su "falso" argumento.

Es cierto que los andaluces querían canalizar la iniciativa autonómica por la vía establecida en el Artículo 151 de la Constitución, pero también lo es que este artículo establecía la necesidad de que en las ocho provincias andaluzas votaran a favor la mitad más uno de los censados, cosa que no ocurrió en Almería.

Publicidad

No se alcanzó el límite legal. La Constitución, en contra de lo que dice Díaz, establecía que éste era un requisito legal imprescindible, y fue la presión del PSOE y otras fuerzas de izquierdas al Gobierno de UCD -que opuso una dura resistencia- lo que forzó un cambio legal para dar respuesta a los anhelos de los andaluces. Y todo esto ocurrió tras las manifestaciones multitudinarias del 4 de diciembre de 1977, cuando cerca de dos millones de andaluces salieron a las calles por el autogobierno. 

"Señora Díaz, los andaluces consiguieron el 4D y el 28F lo que la Constitución casi hacía imposible y lo que no permitía la Ley. Lea usted", respondía Iglesias a la presidenta andaluza.

A través de la misma red social, la líder de Podemos en Andalucía también buscaba sacar a Díaz de su error, con idénticos argumentos. "Hubo que cambiar la ley para que se hiciera realidad el 28F. Eso fue que dijimos ayer, que la ley debe servir a la democracia y no al revés". "Si todo fue tan acorde a la legalidad preestablecida como pretenden, no entiendo por qué pedían ustedes repetir el referéndum en Almería", incidía Rodríguez.

Publicidad

En la misma línea se expresaban también el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, y el líder de la coalición de izquierdas en Andalucía, Antonio Maíllo, que tildaban el argumento de Díaz -que a su vez citaba un artículo de ABC Sevilla- como "falso". Sergio Pascual, diputado de Unidos en el Congreso, reforzaba sus argumentos.

Publicidad

Publicidad

Publicidad