Cargando...

Secciones

Publicidad

El expresidente del Gobierno José María Aznar, en declaraciones a la cadena SER. | CHEMA MOYA (EFE)

Aznar Aznar niega que España fuera a la guerra en Irak: "No voy a pedir disculpas"

Publicidad

El expresidente del Gobierno dice que si ganan los independentistas el 21-D será "el imperio de la anarquía". Sobre el caso Gürtel, asegura que no se siente responsable "pero tampoco indiferente"

Política

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha advertido este miércoles de que si los independentistas catalanes ganan las elecciones del próximo 21 de diciembre, Cataluny quedará sumida "en la ilegalidad, en la secesión, en la rebelión y en el imperio de la anarquía".

Publicidad

Preocupado porque "España vive su momento más difícil desde la transición", Aznar ha asegurado en una entrevista en la cadena SER que Catalunya "sólo vivirá en un Estado de derecho" si las fuerzas constitucionalistas "lo garantizan" y se impone el marco constitucional. "Si el 22 de diciembre estamos como antes de la intervención del artículo 155, estaremos todos peor y, sobre todo, los catalanes", ha augurado el exjefe del Ejecutivo.

Aznar ha considerado "correcta" y "legítima" la aplicación del artículo 155 decretada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al considerar que era la forma de parar "el golpe de Estado de los secesionistas". El expresidente del Gobierno no ha querido ser muy duro con Mariano Rajoy, al que él nombró su sucesor —"Estamos donde estamos y no voy a criticar al Gobierno, es momento de apoyar a los constitucionalistas"—, pero sí ha reconocido que "ha faltado política" y ha dejado entrever que él hubiera utilizado antes el artículo 155, al igual que insinuó el exlíder del Ejecutivo Felipe González.

La tesis de Aznar es que los dos grandes partidos, el PP y el PSOE, han dejado de hacer política en Catalunya, por lo que "deben aclarar que quieren hacer para el futuro de España".  "Los partidos constitucionalistas han dejado un margen negativo al secesionismo y cuando los vacíos existen en política otros los cubren. Ha habido un déficit de política muy grande", ha incidido.

Publicidad

Al contrario que en otras ocasiones, Aznar ha evitado ser crítico con Rajoy, aunque ha reconocido que ni el PP ni el PSOE atraviesan un buen momento. "El de Ciudadanos es mejor", ha dicho entre risas antes de alabar a Albert Rivera: "Tiene unas condiciones políticas muy relevantes, otra cosa es que quiera aprovecharlas". Para Rajoy no hubo críticas, pero tampoco alabanzas. 

Sobre Gürtel: "No me siento indiferente"

En su primera entrevista en la SER en 21 años, Aznar también habló de otras cuestiones, como la corrupción que atenaza al PP y la trama Gürtel. Por supuesto ha declinado cualquier responsabilidad y ha afirmado que no sabía "nada" de  Gürtel, ni tampoco de la llamada Caja B del partido, si bien ha puntualizado que "no se siente indiferente" ante el daño causado.

Publicidad

Aznar ha afirmado que él no se ocupaba de la administración ordinaria del PP y que "tenía muy poca relación" con personas vinculadas con la trama Gürtel, como su cabecilla, Francisco Correa. "No me siento responsable, pero no me siento indiferente", ha repetido.

Sobre Rato: "Por hacerle vicepresidente y ministro, seguro que no me equivoqué. Fue un político formidable"

El expresidente del PP ha dicho comprender que haya ciudadanos "profundamente irritados y molestos y que no estén dispuestos a perdonar" y ha confesado que le causa "mucha perplejidad y dolor pensar" que haya personas con las que coincidió durante su etapa al frente del PP que se hayan visto involucradas en casos de corrupción. 

Publicidad

No obstante, ha insistido en que "no era responsable de eso", ya que en septiembre de 2003 delegó la dirección del partido en su sucesor, Mariano Rajoy, y que fueron otros los que asumieron la gestión interna del PP.

En el caso de Rodrigo Rato, también envuelto en varios casos de corrupción, Aznar ha dicho no arrepentirse de que tuviera cargos en su Gobierno. "Por hacerle vicepresidente y ministro, seguro que no me equivoqué. Fue un político y un vicepresidente formidable", ha manifestado.

Irak, nada de lo que arrepentirse

Otro asunto del que ha hablado Aznar ha sido la guerra de Irak. En este asunto no se arrepiente de nada, ni rectifica a pesar de que ya se demostró hace tiempo que no había armas de destrucción masiva. Es más, ha zanjado la cuestión con una frase lapidaria: "No voy a pedir disculpas por defender el interés general de España".

"No voy a pedir disculpas por defender el interés general de España"

Insiste en que no envió ni un solo soldado a aquella guerra y que las tropas española que acudieron al conflicto lo hicieron bajo el mandato de la ONU para "estabilizar" Irak. También ha criticado a Zapatero por retirarse de la coalición que encabezó Estados Unidos: "Fue un error retirarse de la coalición y fue un error retirar a la tropas españolas"

Cree Aznar que el mundo es tan inseguro ahora como lo era cuando él gobernaba y asegura que la guerra de Irak no ha acrecentado esa inseguridad, más bien al contrario: "Es cierto que hubo errores de inteligencia en Irak, pero a veces el coste de la no intervención es mayor que el de la no intervención. En Irak no había armas pero había un dictador y mire Siria: hay armas y hay un dictador. Mire el caso de los refugiados. Hay no decisiones que provocan efectos devastadores". 

Publicidad

Publicidad