Cargando...

Secciones

Publicidad

Un policía municipal en las calles de Madrid, | EP

Los policías que amenazaron al compañero que les denunció por los insultos a Carmena declaran ante el juez este lunes

Publicidad

El sindicato mayoritario en el Cuerpo sostiene que los mensajes son de un chat privado y no constituyen un delito de odio y defiende que han sido descontextualizados.

Política

El titular del Juzgado de Instrucción 42 de Madrid tomará declaración este lunes a los tres policías municipales de la capital que presuntamente amenazaron a un compañero que les recriminó su actitud en un chat por insultar a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a inmigrantes y alabar a Hitler.

Publicidad

Se trata de los tres agentes identificados hasta ahora por esas amenazas, denunciadas ante el Cuerpo el pasado 13 de noviembre por uno de los cien agentes que integraban un chat de policías que se creó hace dos años para abordar problemas laborales.

El agente acudió a la Unidad de Gestión de la Diversidad de la Policía Municipal, a la que mostró el contenido de los mensajes al entender que algunos constituían un delito de odio.

Luego acudió al juzgado de guardia para denunciar que tras acudir a esta Unidad de Gestión había recibido amenazas de varios integrantes del chat, por lo que necesitaba protección, aunque sin interponer denuncia o querella por delito de odio.

Entonces el juez solicitó identificar a los amenazadores para luego valorar si se ponía protección al denunciante.

Pocos días después el Ayuntamiento identificó a tres agentes como autores de esas amenazas, que son los ahora citados, y además solicitó personarse en el caso porque "se vierten amenazas directas a un agente de Policía Municipal, por protección a la ciudadanía ante posibles delitos de odio, por posible falta grave a una superior -la alcaldesa- y por la mala imagen que se está generando del cuerpo de Policía Municipal y del Ayuntamiento de Madrid".

Publicidad

También suspendió temporalmente a estos agentes y les aplicó medidas cautelares como la retirada del arma y la credencial reglamentaria.

Este lunes los tres agentes implicados, que están de baja médica, tendrán que declarar ante el juez por las presuntas amenazas vertidas contra su compañero, que es el único delito que el magistrado tiene sobre la mesa ahora.

Por su parte Comisiones Obreras, sindicato al que pertenece el policía denunciante, puso en marcha esta semana una campaña para mostrar el apoyo de la sociedad a este agente y criticar las "difamaciones vertidas por otras organizaciones sindicales, que han acusado a este hombre de traidor y de confidente".

Ayer el sindicato anunció que interpondrá una denuncia por amenazas dirigidas contra todos los candidatos de la lista de CCOO a las últimas elecciones sindicales, además de al agente denunciante del chat, ya que están sufriendo un "señalamiento amenazante" por este asunto.

Publicidad

Sin embargo el sindicato mayoritario en el Cuerpo, que es el Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), la Unión de Policía Municipal (UPM) y la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) reprueban los mensajes pero sostienen que se trata de un chat privado y no constituyen un delito de odio, además de que están descontextualizados.

Publicidad

Publicidad

Publicidad