Cargando...

Secciones

Publicidad

Entrada de la sede de la Audiencia Nacional en Madrid./ Europa Press

La Fiscalía pide un año de cárcel para un tuitero que alabó los atentados de ETA y el GRAPO

Publicidad

La Audiencia Nacional juzga este lunes al tuitero como presunto responsable de un delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas.

Política

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicita un año de cárcel para un hombre que publicó entre 2012 y 2016 comentarios en Twitter en los que ensalzaba las acciones de la banda terrorista ETA y de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), además de humillar a sus víctimas.

Publicidad

La Audiencia Nacional juzga este lunes a Josué C.V. como presunto responsable de un delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas por la publicación de estos comentarios, que para Fiscalía tenían "el propósito de ensalzar la actividad criminal de las organizaciones terroristas ETA y GRAPO".

En su escrito provisional, el fiscal atribuye al acusado la publicación de doce comentarios en Twitter desde la cuenta @Josu_Ta_Gar, a la que seguían más de 2.700 personas, en los que se lamenta, entre otras cosas, de que "ETA no esté activa" y manifiesta que las víctimas de la banda "tienen la cabeza desatinada de tanto ruido de explosión".

Desde esa cuenta también se publicaron en 2012 mensajes contra la exdiputada del Partido Popular Andrea Fabra, de la que se llega a decir que "no abriría tanto el conteiner de basura orgánica que tiene por boca" si la organización terrorista siguiera en activo, y otros en los que alababa "la resistencia antifascista y los GRAPO".

Publicidad

"¿Os acordáis cuando ETA agujereaba jefes de maderos y volaba Patrols con picolos dentro? Lo recuerdo y me saltan las lágrimas. Que buenos tiempos", se lee en otro de los comentarios presuntamente publicados en Twitter por el acusado.

Asimismo, diciembre de 2012 se publicaron mensajes en los que califica al terrorista fallecido José Miguel Beñarán Ordeñana, alias Argala, como un "ejemplo a seguir". 

Publicidad

Publicidad

Publicidad