Cargando...

Secciones

Publicidad

La presidenta de la Cámara Baja, Ana Pasto (c), saluda al líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), durante la recepción que se celebra en el Congreso de los Diputados con motivo del Día de la Constitución. EFE/ Chema Moya

Pablo Iglesias ve "grandes posibilidades de repetición electoral" en Catalunya

Publicidad

El líder de Podemos sostiene que este sería un mal escenario. Ve "inverosímil" que las bases de Catalunya en Comú-Podem quieran apoyar un Gobierno independentista -ERC, PDeCAT y CUP- por sus diferencias con la antigua Convergència, y niega también que puedan pactar con Ciudadanos para darle el Govern al socialista Miquel Iceta. Sobre la reforma de la Constitución, afirma que "no hay números".

Política

Sería un mal escenario, pero Pablo Iglesias ve "grandes posibilidades de repetición electoral" en Catalunya tras los comicios del 21-D. En conversación informal con periodistas en el Congreso de los Diputados, este miércoles, día de la Constitución, el líder de Podemos ha afirmado que, si bien la decisión corresponde a las bases catalanas, es muy complicado que los militantes de Catalunya en Comú-Podem puedan respaldar, de manera directa o indirecta, a las formaciones que -según el CIS y otras encuestas- parten como favoritas para las elecciones catalanas del 21 de diciembre: ERC y Ciudadanos.

Publicidad

Así, Iglesias ha tildado de "inverosímil" que la candidatura que lidera Xavier Domènech pueda apoyar un Govern independentista -ERC, PDeCAT y CUP- por sus diferencias con la antigua Convergència. Más tajante, el líder de Podemos ha rechazado también que puedan apoyar un acuerdo entre los partidos de Miquel Iceta e Inés Arrimadas: "Es imposible un acuerdo PSC-Ciudadanos" con Podemos, sentenciaba.

Iglesias: "A mí lo que me gustaría es un acuerdo transversal entre progresistas"

La tesis de Iglesias es que el número de posibles combinaciones para formar un Ejecutivo es muy reducido: cree que ERC no puede investir a un presidente del PSC, y que esta fórmula se da también en sentido inverso.

Por eso, el secretario general de Podemos insiste en que Domènech -segundo candidato mejor valorado según el CIS, por detrás de Oriol Junqueras-, podría servir como puente entre formaciones y liderar un nuevo Govern, a pesar de que esta encuesta les atribuye sólo 9 de los 135 escaños del Parlament: "A mí lo que me gustaría es un acuerdo transversal entre progresistas".

Con estos mimbres, y aunque destaca que la repetición de los comicios sería "el peor escenario para todos", Iglesias afirma que la candidatura que integran no tiene "miedo" de que les "culpen" de una repetición electoral.

En la misma línea, otras fuentes de la dirección del grupo confederal Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea- reconocen que la confluencia catalana será llave de gobierno en estos comicios, y aseguran que no van a elegir entre apoyar a 'constitucionalistas' o independentistas "por la fuerza".

Publicidad

En un marco polarizado, en el que saben que los electores no les van a "premiar", -pese a estar convencidos de haber mantenido un discurso coherente, y de haber defendido el referéndum pactado como solución-, desde la dirección inciden en que, al no poder respaldar ni a Junqueras ni a Arrimadas -presumiblemente, los candidatos más votados-m antes votarían a su propio candidato que al socialista Iceta, tercero en las encuestas, aunque los números no estén de su parte.

La conversación con Sánchez

Por otro lado, el líder de Podemos ha aprovechado el acto para conversar con su homólogo en el PSOE, Pedro Sánchez. Según Iglesias, han hablado sobre la situación en Catalunya -le ha transmitido que el candidato Borgen es Domènech-; y sobre el último programa de Jordi Évole -Salvados-, en el que debatieron Inés Arrimadas y Marta Rovira, número dos en las listas de ERC. 

Publicidad

"No dan los números para la reforma constitucional"

En otro orden de cosas, preguntado por la posibilidad de que se pueda abrir la reforma constitucional en esta legislatura -Sánchez da por hecho que se iniciará en septiembre-, Iglesias ha sentenciado que en este momento "no dan los números" para reformar la Carta Magna.

Fuentes de la dirección dudan de que el PP quiera reformar la Constitución, "y de que el PSOE sepa qué reformar"

Otras fuentes de la dirección dudan de que el PP quiera reformar la Constitución, "y de que el PSOE sepa qué reformar"; y temen que cualquier acuerdo entre ambos partidos al respecto "no nos va a gustar".

Así, desde el grupo confederal insisten en que no ven motivos para volver a integrarse en la comisión territorial PP-PSOE, puesta en marcha en la Cámara Baja para estudiar la reforma del modelo territorial. Creen que esta comisión no puede ser "útil" -ni siquiera aunque el PNV se integre en ella tras los comicios del 21-D, y no encuentran sentido a sumarse a un espacio sin utilidad. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad