Cargando...

Secciones

Publicidad

Fotografía tomada del monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional, de la declaración del ex vicesecretario del PP valenciano David Serra, durante el juicio por la financiación ilegal del PP de Valencia a través de la trama Gürtel. /EFE<br>

Gürtel El exvicesecretario del PP de Valencia: "Costa era el máximo superior de la contratación"

Publicidad

David Serra dice que desconocía que el empresario Enrique Ortiz hubiera pagado deudas del PP con la red de Gürtel. Creía que eran trabajos reales para el empresario, al que llama "el señor de las magdalenas".

Política

El exvicesecretario del PP de Valencia David Serra ha rechazado este miércoles todo conocimiento de la financiación ilegal de su formación política a través de empresarios que pagaron trabajos de la red de Gürtel al PP. También ha negado haber pagado con dinero del grupo parlamentario gastos electorales del partido.

Publicidad

David Serra ha negado todo conocimiento de la financiación ilegal del PP de la Comunidad Valenciana que se juzga en la Audiencia Nacional. El seguía las órdenes del entonces secretario general, Ricardo Costa, quien era “el máximo superior de la contratación” del partido, que es una organización “absolutamente piramidal”.

“Jamás me dijo Costa que había pagos en B”, ni su amigo, el empresario Enrique Ortiz, tampoco le dijo nunca que había pagado facturas falsas a la red de Gürtel para afrontar gastos electorales del PP.

David Serra se ha enterado ahora, por la causa, donde Ortiz ha confesado pagos de 348.115 euros a Orange Market, la empresa en Valencia de la trama, para hacer frente a gastos del PP en las elecciones generales de 2008. La empresa valenciana de la trama giró diversas facturas falsas a la sociedad Enrique Ortiz e Hijos Contratistas de Obras, S.A.

Serra se lamenta de haber intermediado entre el delegado de Gürtel en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes, su superior, Ricardo Costa, y su amigo Enrique Ortiz, para que este último pagara unos trabajos a la red de Gürte. En las intervenciones policiales llama al empresario “el de las magdalenas” que va a entregar “bizcochos”. Y al que reclama y presiona en diciembre de 2008 porque que “tenemos una cosita pendiente” que le urge pagar.

Publicidad

El juez José María Vázquez Honrubia le ha preguntado por este lenguaje, y Serra ha replicado que Álvaro Pérez ponía motes a todo. Ortiz era por la marca de galletas: “Era un hombre que hablaba mucho en terminología…” ha empezado a explicar y, al no encontrar una expresión adecuada, el magistrado ha zanjado: “… de organización peculiar”. Una ironía que alude a la supuesta organización criminal montada por Francisco Correa, líder de Gürtel.

Eran tiempos de crisis en las cuentas autonómicas de valencia. A David Serra le consta que Costa “machacaba a los miembros del Gobierno para que pagaran a los proveedores”. Serra, como responsable económico del grupo parlamentario, tramitó el pago a Orange Market de facturas por trabajos realizados para ellos. El dinero en este caso provenía de las subvenciones públicas.

Publicidad

Serra, que se enfrenta a una petición fiscal de 7 años y 9 meses de cárcel, ha insistido en que su obligación no era "el control de esos pagos" y que era "absolutamente normal" autorizar el abono de facturas para que no se quedasen bloqueadas.

De los encargos para las campañas electorales se encargaba Costa, que tenía "una relación muy estrecha" con El Bigotes, aunque no cree que se dedicase "a contar plasmas o metros de moqueta" para contrastar las cuantías.

Ricardo Costa ha reconocido en el juicio que el PP de la Comunidad de Valencia se financió con dinero negro y con pagos realizados por empresarios con facturas falsas giradas por Orange Market para sufragar gastos electorales de las campañas de 2007 y 2008.​

Publicidad

Publicidad

Publicidad