Cargando...

Secciones

Publicidad

Los líderes de Cs y PSOE, Albert Rivera y Pedro Sánchez, respectivamente, en una imagen de archivo. EFE

Reforma electoral Cs, molesto con las exigencias del PSOE

Publicidad

Los naranjas creen que mezclar RTVE o los vetos de la Mesa es un intento de los socialistas de boicotear la reunión sobre la reforma de la ley electoral: "Si llevas cuatro temas, es para que no salga ninguno"

Política

Las exigencias que el PSOE trasladará a Ciudadanos en su reunión de esta tarde no han sentado bien en las filas de Albert Rivera. Los naranjas insisten en que la cita debería ser sólo para hablar de reformar la ley electoral y, aunque no quieren "calentar" el debate, no ocultan su malestar al conocer la noticia de Público.

Publicidad

Como adelantó este diario, los socialistas aprovecharán la reunión para retomar sus relaciones -perdidas hace meses- con Cs. Y, aunque no quieren condicionar unos acuerdos a otros, aprovecharán para exigirles otras cuestiones. Impulsar la renovación del Consejo de RTVE, poner fin a los vetos de PP y Cs en la Mesa del Congreso a las iniciativas legislativas de la oposición, así como a las eternas prórrogas de enmiendas que retrasan el trabajo de las Comisiones son algunas de ellas.

"Diremos no, no y no", aseguran las fuentes de Cs consultadas. Y aclaran: no se niegan a debatir otras cuestiones, pero no en la mesa de esta tarde. "¡Se trata de intentar buscar un acuerdo para reformar la Loreg [Ley Orgánica del Régimen Electoral General]!", exclaman.

Antes de conocer las intenciones del equipo que liderará la portavoz socialista, Margarita Robles, Cs no era especialmente optimista con las posibilidades de convencer a quienes en su día fueron sus socios. En la Ejecutiva creen que el PSOE no quiere hablar de más proporcionalidad en los términos en los que sí hubo acercamiento entre Podemos y Cs la semana pasada, precisamente, porque beneficiaría a los de Pablo Iglesias.

Publicidad

Aun así, confiaban en poder alcanzar "puntos de encuentro" que permitan presentar ante el PP -con quien se reunirán la próxima semana"- una propuesta de reforma electoral elaborada por un "frente común" que ejerza la presión necesaria para que a los conservadores no les quede más remedio que "pasar por el aro".

Sin embargo, el propósito de los socialistas para introducir otros temas de debate al margen de la Loreg ha enfriado las expectativas de los naranjas. Consideran, incluso, que es una estratagema que impedirá conseguir su objetivo final. "Si llevas cuatro temas a la mesa es para que no salga ninguno", lamentan. Esta tarde se verá.

Publicidad

Publicidad

Publicidad