Cargando...

Secciones

Publicidad

La exdiputada de la CUP Mireia Boya a su llegada a la sede del Tribunal Supremo, donde está citada a declarar por el juez Llarena. EFE/Víctor Lerena

Boya (CUP): la declaración de independencia buscaba “su efectividad real”

Publicidad

La expresidenta del grupo parlamentario catalán, que ha quedado en libertad tras su declaración en el Supremo, acusa a Policía y Guardia Civil de los disturbios: “Nunca ha habido violencia en Catalunya, la gente ha sido ejemplar”

Política

La expresidenta del grupo parlamentario catalán de la CUP Mireia Boya ha asegurado al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que la declaración unilateral de independencia (DUI) del 27 de octubre del Parlament catalán no fue cosmética, sino que ella la percibió que buscaba “su efectividad real” y que respondía al mandato de la voluntad popular y de sus propias bases, según fuentes jurídicas presentes en su comparecencia.

Publicidad

Ha sido Llarena quien ha preguntado a Boya si la DUI fue cosmética, o simbólica, a lo que ella ha respondido que buscaba "su efectividad real", lo que contradice las declaraciones de que otros ex miembros del Govern investigados que aseguraron que era simbólica.

Arropada por un centenar de independentistas, entre gritos de apoyo y esteladas, Boya ha llegado al Supremo para declarar durante una hora y cuarto en la causa abierta por los supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación. Al término, ha quedado libre sin que la Fiscalía o las acusaciones populares hayan solicitado al juez medidas cautelares como el ingreso en prisión provisional en el que se encuentra el líder de ERC Oriol Junqueras, los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, así como el exconsejero de Interior Joaquin Form.

Boya, que sólo ha respondido al juez y a su defensa pero no a la Fiscalía, ha responsabilizado de la violencia de aquellos días a la Policía Nacional y a la Guardia Civil. Incluso ha asegurado que los días previos al referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional, “agentes de paisano salieron a cazar con porras a los independentistas”.

Publicidad

También ha responsabilizado a los periodistas de los destrozos a los coches de la Guardia Civil el día 20 de septiembre, cuando una multitud de 40.000 personas bloqueó la consejería de Economía mientras una comisión judicial practicaba un registro. Fueron los cámaras que cubrían esta información los que se subieron a los vehículos y los destrozaron, según asegura Mireia Boya.

Una delegación de diputados de ERC y un centenar de simpatizantes llegados de Barcelona y Lleida arropan a las puertas del Tribunal Supremo a la exdiputada de la CUP Mireia Boya citada a declarar por el juez que investiga a la cúpula del proceso soberanista, por un supuesto delito de rebelión. EFE/Víctor Lerena

Mireia Boya ha añadido que las CUP nunca convocaron esas movilizaciones sino que se sumaron e informaron a las bases, según fuentes jurídicas presentes en su declaración.

"Clandestina y en despachos"

Boya ha negado también que participara en el comité estratégico del 'procés' cuya existencia fue descubierta al incautarse el documento 'Enfocats' a Salvador Jové, mano derecha de Junqueras. Es más, cree que nunca ha existido este comité y la CUP no cree que se puede conseguir la independencia de manera "clandestina y en despachos", sino que debe ser un proceso público, transparente y participativo, revelan las mismas fuentes.

Publicidad

Mireia Boya ha apelado ante el juez a los derechos fundamentales de libertad ideológica y de expresión que protege a los miembros de su formación y a los parlamentarios para defender su ideario político.

A la salida de su declaración, Mireia Boya ha proclamado a la prensa que el “80% de los catalanes querían hacer un referéndum, y lo ganamos”, mientras recibía gritos de apoyo de sus simpatizantes.

“Nunca ha habido violencia en Catalunya y la gente ha sido ejemplar”, ha proclamado a las puertas del Supremo. Ha reprochado al Estado su inmovilismo político ante las demandas independentistas: “La interpretación de la Constitución no debe ser un muro, y ante los muros la gente se moviliza”, ha zanjado.

A pesar de quedar en libertad, Boya no se encuentra satisfecha porque "hay cuatro personas secuestradas por el Estado español", al tiempo que ha denunciado que la declaración unilateral de independencia se vio truncada por "un golpe de Estado en forma de artículo 155 y por la imposición de otras elecciones, que hemos vuelto a ganar".

Publicidad

Las declaraciones de investigados continuarán la próxima semana en el Tribunal Supremo con las comparecencias del expresidente catalán Artur Mas (20 de febrero), la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, y la exportavoz de la CUP Anna Gabriel, ambas el día anterior.

Publicidad

Publicidad