Cargando...

Secciones

Publicidad

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. EFE/Ballesteros

Dos años de bandazos de Ciudadanos sobre la prisión permanente revisable

Publicidad

El partido de Albert Rivera ha pasado del blanco al negro en su postura sobre la prisión permanente revisable: de la derogación inmediata se pasó a la abstención hasta llegar a pedir el endurecimiento de las penas. Aquí la cronología de sus cambios y sus argumentos, en cada ocasión.

Política

Albert Rivera, si hubiera gobernado con Pedro Sánchez en el 2016, habría derogado inmediatamente la prisión permanente revisable.

En abril de ese año, su partido, Ciudadanos, votó a favor de derogarla, cuestionando su constitucionalidad y su utilidad. En octubre, también de 2016, de repente, pasó a abstenerse de derogarla mientras la atacaba.

Un año después, en octubre de 2017, se volvió a abstener y la atacó más. Esta vez la llamó “demagogia punitiva” y exagerada. Y se preguntó: “¿qué queremos, venganza o justicia?” Y pidió que no se utilizara "electoralmente" "el dolor de las familias".

Publicidad

Ahora, en marzo de 2018, su secretario general, José Manuel Villegas, defiende que no se derogue y “el endurecimiento de las penas y el acceso al tercer grado”. ​

Aquí la cronología y la documentación completa, de los vaivenes del partido de Albert Rivera en torno a la prisión permanente revisable:

 .- 24 de febrero de 2016:​
Albert Rivera firma la derogación inmediata de la prisión permanente revisable en el pacto de gobierno que Albert Rivera y Pedro Sánchez rubricaron solemnemente, en la sala Constitucional del Congreso de los diputados en esa fecha.

.-5 de abril de 2016:
Ciudadanos vota a favor de una Proposición No de Ley de ERC para la derogación de la prisión permanente revisable, en comisión. Sale adelante con 28 votos a favor, incluidos los naranjas. Su portavoz en esa ocasión, Marcial Gómez Balsera, explicó así su voto: “En Ciudadanos nos adherimos a la iniciativa presentada, puesto que nos cuestionamos la utilidad y la constitucionalidad de la prisión permanente revisable. Nos cuestionamos su utilidad porque entendemos que unas normas generales más duras no previenen los delitos ni sirven para mejorar la seguridad ciudadana de manera real y efectiva, sino que más bien se limitan a crear una apariencia de falsa seguridad”. Discurso completo  Aquí el vídeo de su intervención. 

.-4 de octubre de 2016:
Ciudadanos pasa a la abstención. Ese día se produjo un nuevo debate y una nueva votación en el pleno, esta vez de una Proposición no de ley del PNV. En esta ocasión CS se abstiene. Patricia Reyes Rivera, fue la portavoz en aquella ocasión. 
La señora Reyes Rivera acusó al PP de introducir “la cadena perpetua” “utilizando un eufemismo”. “Se trata de una cadena perpetua en toda regla”. “Vulnera varios artículos de la Constitución; además de ir en contra de la reinserción social” y volvió a contar la cita del profesor Lascuraín: “si la pena es permanente es inhumana y si es revisable es imprecisa” y añadió: “Tenemos muchas víctimas que padecen un dolor continuo y para algunas es ya inconsolable. De verdad les pido, por favor, que no juguemos con el dolor de estas víctimas”. [Diario de sesiones, página 31

Publicidad

.-10 de octubre de 2017:​
Ciudadanos se volvió a abstener ante la proposición ya de ley del PNV para derogar la prisión permanente revisable en el pleno. Esta vez Patricia Reyes fue todavía más contundente: “la prisión permanente revisable es demagoga” . Se trata de “demagogia punitiva”. “La llamaron así para que sonara más amable, pero todos sabemos muy bien que en realidad estamos frente a la cadena perpetua”. Para argumentar mejor sacó la comparativa: “Austria, Bélgica, Italia o Alemania. Y sí, son países que la tienen y la llaman cadena perpetua, abiertamente, sin tapujos, pero curiosamente en dichos países esta pena es mucho más beneficiosa para el penado que en España porque en España la prisión se podría revisar con unas condiciones durísimas transcurridos veinticinco o treinta y cinco años de cumplimiento, mientras que en el resto de países, esos que abiertamente la llaman cadena perpetua, se podrá suspender mucho antes, a partir de los quince años. Además, ninguno de esos países incluye en su Constitución la obligación de que las penas privativas de libertad estén orientadas a la reeducación y la reinserción social. Es más, ustedes bien sabían que esto no era necesario. Ya se habían hecho varias reformas para el cumplimiento íntegro de las penas, que prevén cuarenta años de cumplimiento sin posibilidad de revisión para los delitos muy graves. Ustedes bien lo sabían, pero, claro, estaban en campaña electoral. Además, no debemos trasladar la falsa creencia desde el Legislativo de que un endurecimiento de las penas se va a traducir siempre en una mayor protección y seguridad para la sociedad porque esto no es así. Señorías, ¿qué queremos, venganza o justicia? La venganza no casa bien con la democracia."  [Diario de sesiones, página 21]

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la portavoz Inés Arrimadas, y el resto de los miembros del Comité Permanente del partido naranja. EFE/ Ballesteros

.-15 de marzo de 2018
Ciudadanos va a presentar una enmienda a la totalidad a la derogación de la prisión permanente revisable del PNV. José Manuel Villegas, el Secretario General de Ciudadanos lo explica así:“La enmienda a la totalidad que defiende Ciudadanos a la prisión permanente revisable tapa el verdadero agujero del sistema penitenciario, que es el tercer grado” y ha subrayado que la propuesta de la formación “defiende el endurecimiento de las penas y el acceso al tercer grado”.

Publicidad

Dicho todo esto, la derogación de la prisión permanente revisable que propone el PNV y cuya continuidad en su tramitación depende de la votación del jueves, dormía el sueño de los justos, en los cajones de la mesa del Congreso de los Diputados, donde esta legislatura duermen tantas otras propuestas de ley, desde hacía meses, hasta que, de repente, el 27 de febrero, Ciudadanos permitió que no hubiera más prórrogas, aunque parecía que serían infinitas.

Hay que recordar que para que se siga prorrogando un asunto en la mesa del Congreso hace falta el voto de al menos dos grupos y, de repente, el PP se quedó solo en este asunto. Así que, paradojas parlamentarias, más allá de su discurso de esta vez, si se deroga la prisión permanente revisable será porque Albert Rivera lo hizo posible. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad