Cargando...

Secciones

Publicidad

Fachada principal del Ayuntamiento de Alcalá de Henares (Madrid).

Las presiones de PSOE, PP y Cs y las amenazas de los ultras ‘fuerzan’ a cambiar la ubicación de un debate sobre la represión

Publicidad

El acto se iba a realizar en un local de la PAH cedido por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares pero se traslada a un centro social. El líder ultraderechista Rafa Ripoll ha anunciado que acudirá al evento y VOX amenaza con “medidas legales”.

Política

La charla-debate Represión tendrá finalmente lugar el sábado 7 de abril a las 18:00 en Alcalá de Henares pese a las “presiones” del Ayuntamiento (gobernado por el PSOE), del Partido Popular y Ciudadanos, y las “amenazas” de España 2000 y VOX pero cambiará de ubicación.

Publicidad

Originalmente previsto en un local cedido por el Ayuntamiento a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Red de Solidaridad Popular (RSP) y “ante la posibilidad de que pudiera servir de pretexto para que el Ayuntamiento del cambio del PSOE, Somos Alcalá e Izquierda Abierta retire la cesión de uso del local”, los promotores del acto han decidido trasladar el evento al Centro Social 13 Rosas situado en la Avenida Virgen del Val número 12 de la ciudad complutense, a 700 metros del local de la PAH.

El polémico programa del acto incluye la participación del Grupo de Apoyo a Altsasu de Madrid a los encausados por la supuesta agresión a dos guardias civiles fuera de servicio y sus parejas en un bar de la localidad navarra en 2016; un miembro de La Insurgencia, colectivo de raperos condenados por la Audiencia Nacional a dos años y un día de cárcel por enaltecimiento del terrorismo por sus versos y uno de Los Cinco de la Trinchera, los jóvenes detenidos en 2017 durante el desalojo “ilegal” del Centro Político Okupado La Trinchera. Tras el acto habrá una fiesta.

Cartel de la charla-debate ‘Represión’, programada para este fin de semana en Alcalá de Henares.

Los organizadores del evento son Alcalá Libre, una organización antifascista local, y la Plataforma Absolución Centro Social 13 Rosas, una veintena de colectivos sociales en defensa de dos jóvenes detenidos en 2014 durante una actuación de la policía en el local que sirve de punto de encuentro a al Partido Comunista en Alcalá de Henares y a otros colectivos sociales y donde tendrá lugar el debate.

Publicidad

“Consideramos inadmisible que se tache como enaltecimiento del terrorismo o incitación a la violencia la realización de una charla-debate sobre la represión. Este tipo de eventos se enmarcan en el libre ejercicio de la libertad de expresión y pensamiento y el tildarlos de actos terroristas solo evidencia la regresión autoritaria de partidos como el PP y el PSOE y algunos medios de comunicación de masas”, explican en una nota de prensa los dos colectivos.

La PAH y la RSP han confirmado su asistencia al acto y transmitido su apoyo pero no Somos Alcalá e Izquierda Abierta, que forman parte del equipo de gobierno de Alcalá de Henares, según el comunicado lanzado por los organizadores, que animan a posicionarse públicamente a la coalición de Podemos y EQUO y al partido integrante de Izquierda Unida “sobre este intento de coacción y censura tan grave”.

Publicidad

Desde el PSOE a España 2000, contra el acto

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento, formado siete concejales del PSOE, seis de Somos Alcalá y una de Izquierda Unida, ha lanzado un comunicado este martes indicando que el local fue cedido en 2015 por la anterior corporación del PP y que la “cesión de espacios municipales está sujeta a la celebración de actos de interés general dentro del respeto a los valores democráticos”. El Ayuntamiento de Alcalá de Henares muestra en el texto “su absoluto respaldo a las víctimas del terrorismo y a sus familiares” pero no se posiciona a favor ni en contra del acto.

Por su parte, los socialistas han emitido otro comunicado para pedir “a los organizadores que no sigan adelante” y “no realicen este evento” así como para condenar “cualquier acto que pueda dar apoyo al terrorismo que tanto daño nos hizo”. El PSOE ha recordado que en Alcalá “también sufrimos la lacra del terrorismo”, en referencia al 11-M, y “la solidaridad con las víctimas siempre ha sido la guía del PSOE local". Ni Somos Alcalá ni Izquierda Unida en Alcalá de Henares se han pronunciado públicamente sobre este acto antirrepresivo ni las presiones para cancerlarlo.

Publicidad

El PP, que fue el partido más votado en las últimas elecciones municipales, ha denunciado que el evento "pondrá como héroes a quienes han sido condenados por enaltecimiento del terrorismo o a quienes se va a juzgar por terrorismo como el caso de Alsasua". “Alcalá no quiere tener a los presuntos terroristas de Alsasua ni a los que cantan odas a ETA y a los GRAPO. En el PP estamos con la Guardia Civil y con las víctimas. Esperamos que el Tripartito también lo esté y no permita que eso ocurra en un local municipal”, afirman los populares. Los populares han pedido “al gobierno de PSOE, Podemos e IU que no consientan un acto tan indigno".

Ciudadanos, con cuatro concejales, ha pedido que “se permita la realización de ningún evento que promueva cualquier tipo de actitud que tenga que ver con el terrorismo”. El partido de extrema derecha España 2000 ha mostrado su rechazo al “uso de locales municipales para apoyar a acusados de delitos de terrorismo”. Su presidente y único concejal en Alcalá de Henares, Rafa Ripoll, ha anunciado que acudirán al evento porque les “encantan las fiestas”.

VOX Alcalá de Henares, que no tiene representación municipal, ha anunciado “medidas legales” de realizarse “manifestaciones que atenten contras las víctimas del terrorismo, contra las Fuerzas y Cuerpos del Seguridad del Estado o que puedan incurrir en apología del terrorismo y de la violencia”.

El convenio de cesión del local municipal a la PAH y la RSP finalizó en febrero de 2017. Ese año el actual Ayuntamiento de Alcalá de Henares comunicó a la RSP que no va a seguir cediendo el local a los dos colectivos, según un comunicado conjunto de la PAH y la RAP.

Publicidad

Publicidad