Cargando...

Secciones

Publicidad

El vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Pablo Casado. - EFE

Casado reconoce que sacó su máster sin ir a clase y que sólo cursó 4 de las 22 asignaturas

Publicidad

En un encuentro con periodistas, el vicesecretario de Comunicación del PP ha negado que hubiera trato de favor -"Hice estrictamente lo que se me solicitó"- y rechaza ser comparado con Cifuentes por su gira mediática, que contrasta con la reclusión de la presidenta de Madrid: "No soy ejemplo de nada". Le convalidaron 2/3 partes de los créditos, y sólo tuvo que hacer cuatro trabajos. Casado ha mostrado distintos documentos a los medios de comunicación.

Política

No fue a clase, le convalidaron dos terceras partes de los 60 créditos a lograr, y sólo tuvo que presentar cuatro trabajos, el equivalente a cuatro de 22 asignaturas, pero Pablo Casado niega trato de favor a la hora de obtener su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. "Hice estrictamente lo que se me solicitó", "se me ha mandado a hacer cola a secretaría, como tiene que ser".

Publicidad

En un encuentro con periodistas en la sede del PP, en la calle Génova, el vicesecretario de Comunicación de los conservadores, que en el curso 2008-2009 simultaneó este máster con su licenciatura de Administración y Dirección de Empresas, su escaño en la Asamblea de Madrid, y la presidencia de Nuevas Generaciones, ha insistido en que eligió estos estudios por su "flexibilidad".

Casado ha insistido en que él "no era nadie" para que se le ofreciera cursar ese máster de forma distinta a la que afrontaban el resto de alumnos, y ha sostenido no haber hecho "nada que no esté permitido legalmente". “Hice lo que se me pidió. No me pareció extraño. Si ha habido algo que no estaba bien, lo desconozco”, apuntaba.

"No hay ningún pantallazo, ninguna irregularidad que nadie haya puesto sobre la mesa"

Según su testimonio, actuó en base a las indicaciones del director del máster, Enrique Álvarez Conde, que también dirigía esta titulación cuando la obtuvo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. También ha incidido en que no hay "ninguna acusación formal" contra él por este asunto: "No hay ningún pantallazo, ninguna irregularidad que nadie haya puesto sobre la mesa".

Publicidad

Reconoce que no tiene un certificado oficial de notas expedido por el centro, y sostiene que las indicaciones sobre la forma de proceder para lograr el título se las facilitaron verbalmente, y por tanto no las tiene registradas en un correo electrónico. Tampoco ha recogido el título, ya que asegura que le sirvió para acceder a un doctorado que finalmente no ha terminado.

Casado ha mostrado el resguardo de haber abonado 1.475 euros en concepto de matrícula, 

Lo que sí ha mostrado -sin facilitar copias- es la relación de notas a la que ha accedido desde la intranet de la Universidad, el resguardo de haber abonado 1.475 euros en concepto de matrícula. También ha permitido el acceso a los cuatro trabajos por los que logró el máster, que no están fechados. 

Publicidad

Además, y sobre la investigación abierta por la URJC, el dirigente del PP ha insistido en que "va a incluir a todos los alumnos", y que, por tanto, no se centra en su persona. En total, Casado logró los créditos superando trabajos por valor de dos, cuatro, dos y doce créditos: 20 en total.

La normativa en vigor en esta fecha no imponía la realización y defensa de un trabajo fin de máster (TFM) -cómo sí lo hacía en 2011-2012, cuando se matriculó Cifuentes-, pero sí obligaba a elaborar y entregar un documento similar que, en su caso, ocupa cerca de 55 páginas, según el dirigente del PP. En total, habría superado su máster con trabajos con una extensión de algo más de 90 páginas.

Publicidad

Evita entrar en el evidente contraste con Cifuentes

Por otra parte, la forma de reaccionar de Casado tras la publicación de las informaciones de su máster por parte del diario El País, contrasta considerablemente con la gestión de la crisis de Cifuentes en lo que respecta al mismo máster: el vicesecretario de Comunicación ha mantenido varias entrevistas en medios, y ha dedicado casi hora y media a explicar su versión de los hechos a los periodistas, mientras la presidenta de Madrid concedió dos entrevistas y pasó a bloquear cualquier pregunta hasta dos semanas después, cuando compareció en la Asamblea de Madrid, y después en rueda de prensa.

Preguntado por esta cuestión, Casado ha pedido no ser comparado con Cifuentes -"No soy ejemplo de nada", "no soy nadie para juzgar"-, pero la diferencia es evidente. "Creo importante que todas las explicaciones se den", "como te equivocas es mintiendo", afirmaba este martes. "Cuando no se tiene nada que ocultar no hay problema en explicar nada", afirmaba el lunes, en entrevista con Onda Cero.

Publicidad

Publicidad