Cargando...

Secciones

Publicidad

Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes. EFE/Archivo

El máster de la presidenta de Madrid El PP cree inevitable la caída de Cifuentes

Publicidad

En el partido conservador interpretan que la frialdad de Mariano Rajoy al ser preguntado por el caso del máster de la presidenta de Madrid, así como el alejamiento del Gobierno, e incluso las declaraciones públicas de los máximos dirigentes de la formación, presagian que Cifuentes se verá forzada a dimitir muy pronto.

Política

Cristina Cifuentes se resiste a dimitir, pero todo apunta a que la opción de continuar presidiendo la Comunidad de Madrid ya no está en su mano. Fuentes del PP creen que su caída es inminente, tras el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, y su mala gestión de la crisis. En público y en privado niegan estar buscando un reemplazo para la presidenta madrileña, pero dan por hecho que la opción de que dimita cobra peso por momentos.

Publicidad

A nivel estratégico, el partido no puede permitirse perder el Gobierno autonómico en la moción de censura planteada por el PSOE, que se debatirá en la Asamblea de Madrid antes del 7 de mayo, y que podría convertir a Ángel Gabilondo en el nuevo presidente. 

Fuentes del PP prevén que Rajoy fuerce a la número dos del partido, María Dolores de Cospedal, a requerir a Cifuentes su renuncia pronto

Los ánimos están bajos entre las filas conservadoras: darle el Gobierno a Gabilondo podría significar iniciar un camino sin retorno, a apenas un año de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, en las que además, y según todas las encuestas, Ciudadanos arrebatará al PP una parte importante de su electorado.

Por otro lado, a nivel comunicativo, la forma de proceder de Cifuentes ha dejado mucho que desear, en contraste con la del vicesecretario de Comunicación del partido, Pablo Casado, en relación al mismo máster. Casado ya sonaba como alcaldable para Madrid, aunque también se especula con la posibilidad de que reemplace a Cifuentes como candidato para la Comunidad, en 2019.

Publicidad

El pesimismo del PP se aprecia también en la toma de distancia de varios miembros del Gobierno, que este miércoles evitaban pronunciarse sobre el caso de la presidenta madrileña, y siquiera expresar su apoyo.

Y esto va en paralelo a la frialdad que fuentes de Génova extraen de las últimas palabras del jefe del Ejecutivo y del partido, Mariano Rajoy. Desde Argentina, Rajoy se refería al caso Cifuentes como "ese tema" en distintas ocasiones, y daba a entender que deseaba resolverlo lo antes posible, a su vuelta: "Espero que se resuelva allí a la mayor celeridad posible y con el mayor sentido común posible".

Publicidad

No obstante, fuentes del Ejecutivo citadas por la agencia EFE afirmaban este miércoles que Rajoy, fiel a su  costumbre de dilatar los asuntos más espinosos en el tiempo, no se reunirá con Cifuentes este jueves, como se había especulado, y tampoco tendría intención de hacerlo con urgencia.

El desenlace, en manos de Rajoy

Este miércoles, desde el entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid afirmaban que Cifuentes no tiene previsto dimitir, salvo que Rajoy así se lo requiera. Por su parte, otras fuentes del PP prevén que Rajoy fuerce a la número dos del partido, María Dolores de Cospedal, a requerir a Cifuentes su renuncia -y no al número tres, Fernando Martínez-Maillo, a cargo desde el lunes de las negociaciones con Ciudadanos para intentar reconducir la situación-. Horas antes, el propio Maillo afirmaba que no decidirán sobre el futuro de Cifuentes hasta que la investigación de la Universidad dé sus frutos. 

Publicidad

Cospedal, muy cercana a Cifuentes, fue precisamente su más sólido apoyo en la Convención Nacional del partido, el pasado fin de semana, en Sevilla. Lo fue en lo discursivo, llamando al cierre de filas en torno a la presidenta de Madrid, y lo fue también en lo que afectaba a la puesta en escena, sentándose al lado de Cifuentes el sábado, momentos antes de que esta pronunciase su primer y único discurso en estas jornadas.

Por su parte, desde el entorno de la presidenta de Madrid se reafirman en la posición defendida este miércoles: no está previsto que dimita, salvo que sea el líder del partido quien se lo exija. "No ha sido procesada, imputada, ni ha cometido ninguna irregularidad", responden a Público.

Desde el equipo de Cifuentes inciden también en que es el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien está presionando con más fuerza para cobrarse su cabeza, y afirman que sería más conveniente dejar que el partido naranja se retrate votando una moción de censura junto a PSOE y Podemos, en lugar de permitir que Rivera pueda presumir de haberse cobrado una pieza de caza mayor. No obstante, y según distintos testimonios, no parece que ésta vaya a ser la hoja de ruta de Rajoy, teniendo en cuenta que cada vez más voces en su partido tildan de insostenible la situación de Cifuentes. 

Publicidad

Publicidad