Cargando...

Secciones

Publicidad

Dos estudiantes en una clase vacía en un institiuto de El Espinillo (Madrid)./ REUTERS

PP y Cs se aferran al pacto educativo en una subcomisión que no puede "adoptar ningún tipo de acuerdo"

Publicidad

Un informe de la letrada de la Comisión de Educación advierte de que la única manera de desbloquear el órgano tras la marcha de los representantes del PSOE y Podemos es que éstos se den formalmente de baja para modificar el sistema de votación. Ambos grupos se niegan a hacerlo.

Política

El Pacto de Estado Social y Político por la Educación tenía la misión de ser el primer consenso educativo de la democracia. Para fraguarlo, se constituyó una subcomisión por la que pasaron 83 comparecientes y que tenía que ser el marco de tan ansiado consenso político. Sin embargo, un año después, este órgano "no puede llegar a ningún tipo de acuerdo". PP y Cs se han quedado solos tras la desbandada de PSOE, Unidos Podemos, ERC y PDeCAT y "no conforman el quorum de presencia necesario para poder votar". No lo dice ninguno de los partidos que ha abandonado la subcomisión, sino un informe elaborado por la letrada de la comisión de Educación al que ha tenido acceso Público. El documento insiste en que el órgano "no puede adoptar ningún acuerdo sobre textos o metodología"

Publicidad

Eso quiere decir que, desde hace más de un mes, los representantes de PP y Cs se se están reuniendo periódicamente —la subcomisión se convoca siempre que lo pida algún grupo parlamentario— para simplemente "expresar su parecer favorable respecto a ciertos textos" aunque "ello nunca podría equivaler a su aprobación". 

La subcomisión sólo puede "expresar su parecer favorable respecto a ciertos textos"

"Se está rozando el absurdo", denuncia la portavoz de Educación socialista en la Cámara Baja, Luz Martínez Seijo, que afirma que la subcomisión "es una tomadura de pelo". El PSOE abandonó el órgano porque no acepta la propuesta de financiación del PP: destinar 5.000 millones de euros al sistema educativo público hasta 2025. "Se trata de un bloqueo político que puede superarse si el PP cede y aumenta su compromiso de inversión", afirma Javier Sánchez, portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Educación. La formación morada, que también reclama más financiación para la educación pública, se marchó de la subcomisión dos días después que los socialistas porque se lo pidieron profesores y alumnos, a los que no se ha hecho partícipe del debate.

La subcomisión del pacto educativo tiene 13 miembros y se necesitan siete (la mitad más uno) para adoptar acuerdos. Sin embargo, PP y Cs sólo suman cinco. El sistema de votación fue, de hecho, el primer escollo de la subcomisión. PP y PSOE querían que cualquier medida tuviera que ser aprobada por la mayoría de tres quintos frente a los dos tercios que proponía Ciudadanos y la mayoría absoluta que demandaba Podemos. Como venció la primera opción, todos los puntos del pacto deben contar con la aprobación de los conservadores, pero ahora, solos PP y Cs, el sistema ya no es válido.

Publicidad

Sánchez (Podemos): "Un desacuerdo político no se puede solventar como si fuera un problema administrativo"

El informe de la letrada del Congreso advierte de que "la única posibilidad de desbloqueo" es que los diputados que ya no asisten a las sesiones de la subcomisión se den de baja. "En este caso, al disminuir la composición del órgano, "se reduciría el número exigido de quorum". Sin embargo, advierte la letrada, "se trata de una decisión voluntaria y no existe ningún medio reglamentario para exigir esa baja".

PSOE y Podemos se niegan a formalizar su renuncia. "Un desacuerdo político no se puede solventar como si fuera un problema administrativo", apunta Sánchez, que insiste: "Nos hemos ido porque el Gobierno no cede, no porque no nos interese la subcomisión". Seijo coincide: "La subcomisión está parada porque ellos están parados, porque los que deben liderar este proceso no tienen ninguna voluntad de hacerlo", denuncia la diputada socialista.

Publicidad

A modo de órdago, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, garantizó la semana pasada al PSOE que el Gobierno destinará ese 5% del PIB en educación que reclaman los socialistas para volver a la subcomisión que negociaba el Pacto. Lo hizo verbalmente durante su intervención en la convención nacional que el PP celebró en Sevilla, lo cual no ha parecido "serio" al Grupo Parlamentario Socialista.

Seijo (PSOE): "Si no nos vamos formalmente es porque seguimos esperando"

El último punto del informe de la letrada de la Comisión de Educación plantea la posibilidad de que los diputados de Podemos y PSOE estén incurriendo en un "incumplimiento de deberes" por no acudir a la subcomisión, aunque el Reglamento del Congreso prevé que los diputados sufran "pérdidas de derechos" si dejan de "asistir voluntariamente de manera reiterada o notoria" a sesiones "del Pleno o de las comisiones". Para Podemos sería "abusivo" comparar una subcomisión con un Pleno y los socialistas tachan de "atrocidad impresionante" la posibilidad de que los diputados que han abandonado órgano sean sancionados por ello.

Publicidad

Ambas formaciones recuerdan, además, que Ciudadanos ha abandonado la subcomisión que prepara el Pacto por la Justicia y la comisión territorial del Congreso, por lo que, de ser sancionados los diputados que se han ausentado de la subcomisión del pacto educativo, deberían serlo también los de la formación naranja que se han marchado de dichos órganos.

15 de mayo: ¿el principio del fin?

Ante este escenario, la subcomisión elevó la consulta a la Mesa del Congreso pero ésta volvió a remitirla a la letrada. La portavoz de Educación de Ciudadanos, Marta Martín, defiende que mientras no se disuelva la subcomisión, su grupo seguirá presentando propuestas porque es su "compromiso" aunque urge a desbloquear la situación para "tener garantías" de que se está trabajando "sin vulnerar el reglamento". 

La subcomisión se extinguirá —si PP o Cs no piden una prórroga— el próximo 15 de mayo. Ese día no habrá ningún acuerdo para llevar al Pleno y si de estas reuniones entre conservadores y naranjas ha emanado un texto no podrá llamarse pacto. ¿Está muerto entonces el consenso político en educación? Sánchez (Podemos) cree que sí. Seijo (PSOE) aún tiene esperanza: "Si no nos vamos formalmente es porque seguimos esperando", remarca.

Publicidad

Publicidad