Cargando...

Secciones

Publicidad

Pintadas en el Instituto Sant Andreu de la Barca. TV3

La Fiscalía denuncia a nueve profesores acusados de humillar a hijos de guardias civiles por el 1-O

Publicidad

Según el escrito de acusación, realizaron comentarios tildando a los agentes de "animales", "bestias que solo saben dar palos" o "salvajes", entre otros.

Política

La Fiscalía de Delitos de Odio ha denunciado a nueve profesores del IES El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) acusados de realizar comentarios en clase criticando la actuación policial el 1-O, pese a la "humillación", según la denuncia, que sabían que podían causar a alumnos hijos de agentes de la Guardia Civil.

Publicidad

La denuncia, que según el ministerio público será instruida por el juzgado de instrucción número 3 de Martorell (Barcelona), acusa a los nueve profesores de lesionar la dignidad de las personas por motivos de discriminación por nacionalidad y a cinco de ellos también por un delito de injurias graves contra los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Según el escrito de la Fiscalía, los profesores denunciados de este instituto de Sant Andreu de la Barca -donde la Guardia Civil tiene su mayor casa cuartel de Cataluña-, hicieron en clase el día 2 de octubre comentarios tildando a los agentes de la Guardia Civil de "animales", "bestias que solo saben dar palos", "parecen unos perros rabiosos", "salvajes" e incluso pidieron a los hijos de los agentes que levantaran la mano, señalándolos así frente a sus compañeros.

Seis de los profesores ya comparecieron ante la Fiscalía el pasado 4 de enero, en unos interrogatorios en los que los docentes alegaron que fueron los alumnos los que plantearon espontáneamente un debate sobre las cargas policiales del 1-O, tras un minuto de silencio contra la violencia.

Publicidad

Por el contrario, la Fiscalía subraya que los comentarios en clase de los profesores, que provocaron que varios alumnos rompieran a llorar y que sus padres les tuvieran que ir a buscar al colegio, se produjeron en el contexto de "profunda hostilidad" contra las fuerzas de seguridad protagonizado "por una parte de la sociedad catalana que defiende postulados independentistas".

Según el ministerio público, los nueve profesores rompieron con su actuación los principios rectores del sistema educativo, como son el respeto de los derechos y los deberes que se derivan de la Constitución, del Estatuto, la convivencia, la inclusión escolar y la cohesión social, así como la exclusión de cualquier tipo de proselitismo o adoctrinamiento.

Publicidad

Además, argumenta que los profesores denunciados también eran conscientes del "menoscabo moral" y de la "humillación" que sus comentarios podían comportar entre sus alumnos, muchos de ellos hijos de agentes de la Guardia Civil.

Publicidad

Publicidad

Publicidad