Cargando...

Secciones

Publicidad

Rajoy y Rivera. EFE

La relación PP-Cs Ciudadanos se envalentona con el CIS y empuja al PP a endurecer el 155

Publicidad

El número tres de los conservadores, Fernando Martínez-Maillo, espera que la amenaza de Albert Rivera de "romper" el pacto del 155 sea "un desahogo", especialmente teniendo en cuenta que este artículo de la Constitución ya fue votado, aprobada su aplicación, y depende del Gobierno y del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta. Desde Cs afirman que su exigencia no tiene nada que ver con las encuestas, y corrigen a Maillo: no es una desahogo, sino una "decisión política".

Política

La bronca entre Albert Rivera y Mariano Rajoy este miércoles ha dejado de ser una mera refriega en el Congreso de los Diputados. Ciudadanos, que según el CIS de este martes está a sólo un punto y medio del PP en intención de voto, mantenía tras el pleno su escenificación de ruptura con el Partido Popular en lo que respecta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya.

Publicidad

Maillo, a Rivera: "Sinceramente, las pataletas de niño pequeño hay que superarlas"

Poco después del pleno, y tras conversar durante varios minutos con el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas -ante la mirada de fotógrafos y periodistas-, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, afirmaba que espera que las palabras de Rivera y la línea adoptada por el partido naranja sean en realidad un gesto de "desahogo".

El número tres de los conservadores se ha mostrado duro, criticando la actitud "infantil" de Rivera, y pidiéndole "nivel" en esta cuestión. "Sinceramente, las pataletas de niño pequeño hay que superarlas", le espetaba. 

En los pasillos del Congreso, Maillo mostraba su estupor por la amenaza de Rivera, ya que el 155 ya se ha votado, está en vigor, y su continuidad depende del Gobierno y del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Poco después, el portavoz del PP en la cámara, Rafael Hernando, se sumaba a Maillo y tildaba de "infantiloide" la reacción de Rivera. "Cada día me deja más perplejo", afirmaba, según recoge la Agencia EFE. 

"El adversario no es el Gobierno ni el PP, es el independentismo y los que quiere destruir España, y si al final el señor Rivera lo que decide es hacer oposición al Gobierno para favorecer a los independentistas se estará equivocando", apostillaba Hernando.

Cs: "Estamos para confrontar al nacionalismo"

Por su parte, los de Rivera insisten en empujar al PP hacia la derecha: le reclaman que endurezca aún este artículo de la Carta Magna, que permite al Gobierno ejercer como Generalitat de facto -y que le ha llevado a entrar en asuntos que no tienen nada que ver con su cometido original, como la recuperación de una paga de funcionarios catalanes-. A su entender, el Ejecutivo hace una aplicación "blanda" del 155, e incluso se pliega a las exigencias de los nacionalistas. Estas acusaciones no son nuevas, pero hoy las teatralizan con especial entusiasmo. 

Publicidad

Villegas: "Parece que el Gobierno prefiere pactar la aplicación del 155 con el PSOE o incluso con el PNV"

"Parece que el Gobierno prefiere pactar la aplicación del 155 con el PSOE o incluso con el PNV. Y nosotros no estamos aquí para hacerle el juego a los que blandean con el nacionalismo, al PNV ni a los separatistas en Catalunya. Estamos aquí para confrontar el nacionalismo", afirmaba Villegas poco después de la conversación con Maillo en los pasillos de la Cámara Baja.

Villegas también ha afirmado que "la deriva del Gobierno en la aplicación del 155" es el único motivo de esta ruptura. Insiste en que su partido está "totalmente en contra" de la actuación del Gobierno, al que acusan de estar "negando" que se ha usado "dinero negro para el proceso separatista" y "dándole armas procesales", criticando que no hayan recurrido las decisiones de la Mesa del Parlament "que posibilitan a los huidos de la justicia votar".

Publicidad

Esta "decisión política" se toma entre el avance de Cs en las encuestas, aunque  el partido niega que estos sea el motivo

Fuentes del partido naranja aseguran a Público que este golpe sobre la mesa no está relacionado con los buenos resultados electorales que les augura el nuevo barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS); dicen que la decisión de plantar al PP ya estaba tomada antes del pleno, y subrayan que durante meses les han seguido apoyando, aunque criticasen su forma de aplicar el 155.

Además, en este contexto también hay que tener en cuenta queda poco tiempo para una posible constitución de un nuevo Gobierno en Catalunya. Villegas ha negado que esto sea lo que ha determinado esta postura al ser un hecho que ni siquiera "se sabe" si va a llegar. Aunque esto, y la batalla de desgaste de Ciudadanos al PP en Madrid, o los últimos discursos del partido naranja en los que han elevado las críticas hacia el Gobierno y Mariano Rajoy por los casos de corrupción de los conservadores, abren muchas posibilidades por las que se puede haber abierto este frente. 

Publicidad

De esta forma, se abre una brecha aún más pronunciada entre las dos formaciones que competirán por el electorado de la derecha en los próximos comicios. Una ruptura que ya es notable desde hace meses. De hecho, Villegas ha afirmado que "desde hace unos cuatro meses que el presidente del Gobierno no informa a Rivera de cómo está la situación en Catalunya o qué van a hacer". Una falta de comunicación que, aunque no lo achacan como el principal problema, sí inclina al partido hacia esta, ya anunciada, ruptura con el PP.

Publicidad

Publicidad