Cargando...

Secciones

Publicidad

La exconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar. - EFE

Lucía Figar, imputada en Púnica, presidía el órgano de gobierno del centro donde Pablo Casado terminó la carrera de Derecho

Publicidad

La exdiputada del PP, como consejera de Educación de la Comunidad de Madrid en 2007, lideraba el patronato del CES Cardenal Cisneros, encargado de "todo lo que concierne al gobierno y administración".

Política

El Centro de Estudios Superiores Cardenal Cisneros está controlado por la Comunidad de Madrid. El patronato del centro, donde Pablo Casado terminó sus estudios de Derecho, es su órgano de gobierno y gestión. Y el presidente de este patronato es el consejero de Educación del Ejecutivo regional, en manos del Partido Popular desde 1995.

Publicidad

En 2007, cuando el vicesecretario de comunicación del PP concluyó la carrera, Lucía Figar presidía el patronato del centro académico tras ser nombrada consejera de Educación el 20 de junio de 2007. Casado aprobó, según reveló este martes el diario El Mundo lo que le quedada de titulación, 12 de 25 asignaturas, en apenas cuatro meses, entre, precisamente, junio y septiembre.

El poder del patronato es máximo, destaca este miércoles El Diario. Es el órgano competente en "todo lo que concierne al gobierno y administración" del Cardenal Cisneros, según sus propios estatutos. Entre sus funciones, subraya El Plural, decide el nombramiento del director, la aprobación de las propuestas de contratación del profesorado o las actividades del centro. Fuentes de la Consejería de Educación citadas por este último medio, niegan que existiese una "situación especial o concreta" entre los aprobados de Casado y la gestión de Figar.

Lucía Figar dimitió en septiembre de 2015 por su imputación en la Púnica  por los 80.000 euros que se calcula que otorgó en forma de contratos a una red de empresas para, supuestamente, mejorar su imagen pública. A la exdiputada del PP también se le vincula con un pago de 21.000 de dinero público por un informe de 30 páginas a un conseguidor de la trama de corrupción.

Publicidad

Publicidad

Publicidad