Cargando...

Secciones

Publicidad

El vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Pablo Casado. EFE/Archivo

Pablo Casado El exdirector del Cardenal Cisneros anuncia su baja de Cs tras la polémica sobre los estudios de Pablo Casado

Publicidad

Alberto Pérez de Vargas presenta además su dimisión como vocal del distrito de Chamartín porque "no solamente" es militante de Ciudadanos sino que es un "concejalillo de barrio", "para evitar que esto pueda interpretarse como algo relacionado con la política", tal y como ha explicado.

Política

El exdirector del Centro universitario Cardenal Cisneros, Alberto Pérez de Vargas, ha anunciado este jueves que se dará de baja de Ciudadanos, partido por el que ocupa una vocalía de barrio en Madrid, tras la polémica suscitada en torno a los estudios que el vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, cursó en el centro cuando él lo dirigía.

Publicidad

"Ya me he ido del partido, de la política y de todo lo que se parezca a la política. He dejado Ciudadanos 'de voz' pero todavía lo tengo que hacer por escrito", ha confirmado Pérez de Vargas en declaraciones a Cuatro recogidas por Europa Press.

Además, el exdirector también ha presentado su dimisión como vocal del distrito de Chamartín porque "no solamente" es militante de Ciudadanos sino que es un "concejalillo de barrio", "para evitar que esto pueda interpretarse como algo relacionado con la política", tal y como ha explicado.

Asimismo, ha asegurado que "está encantado" de dejar la política porque, en su opinión, hay más problemas en España a los que prestar atención que "si un señor terminó o no una asignatura o un máster". "Es preferible dejar la política y dedicarse a echar panecillos a las palomas", ha apostillado.

Publicidad

Pérez de Vargas dirigía el Centro de Estudios Cardenal Cisneros, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, cuando en 2007 Pablo Casado, que ganó un escaño en la Asamblea de Madrid en aquella convocatoria, se matriculó a fin de completar su carrera de Derecho, cosa que hizo en un curso.

En sucesivas entrevistas a lo largo de esta mañana, ha afirmado que "no hay razón para sospechar" que Casado recibiese trato de favor para aprobar y ha negado que la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, le llamara para presionar al respecto.

Publicidad

No obstante, ha reconocido que "había interés" en la Comunidad de Madrid por la situación académica del entonces presidente de Nuevas Generaciones del PP y que acudió al centro "de alguna forma cobijado o ayudado por las autoridades" del Ejecutivo regional.

Publicidad

Publicidad

Publicidad