Cargando...

Secciones

Publicidad

El tribunal de la Gürtel. De izquierda a derecha, Julio de Diego, Ángel Hurtado (presidente) y José Ricardo de Prada. EFE/CHEMA MOYA

Caso Gürtel La Audiencia Nacional subraya que el PP tuvo una caja B desde al menos 1989

Publicidad

Correa y el PP crearon "un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional" con la "manipulación de contratos" de entidades públicas "parasitadas".

Política

Triple varapalo de la Audiencia Nacional al Partido Popular en la trama de corrupción de Gürtel. La sentencia considera acreditada la existencia de una Caja B del partido "al menos desde 1989"; sostiene que Francisco Correa -el líder- y el partido crearon "un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional" y convierte a la formación de Mariano Rajoy en el primer partido condenado de la Historia como responsable civil por el lucro de una trama corrupta.

Publicidad

El tribunal que ha juzgado los negocios de la primera época de esta trama corrupta (1999-2005) concluye en la sentencia que entre el Grupo Correa y el Partido Popular se tejió "una estructura de colaboración estable, consistente, por una parte", en la prestación de múltiples y continuos servicios relativos a viajes, organización de eventos, congresos..., "dentro de la normal actividad de dicho partido político, ya se trataran de actos electorales o de otro tipo".

"Pero por otra -añade-, se creó en paralelo un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública central, autonómica y local a través de su estrecha y continua relación con influyentes militantes de dicho partido, aquí enjuiciados, que tenían posibilidades de influir en los procedimientos de toma de decisión en la contratación pública de determinados entes y organismos públicos que dirigían o controlaban directamente o a través de terceras personas (Comunidades Autónomas y Municipios gobernados por el PP), lo que le permitió que, bien las empresas de Correa u otras empresas terceras elegidas por él, con el acuerdo y colaboración de aquellos cargos públicos, gozaran de un arbitrario trato de favor y tuvieran un dominio de hecho sobre la contratación pública llevada a cabo por las entidades públicas parasitadas" que se encubría "con fórmulas de derecho de aparente legalidad, pero que eludían en lo esencial la normatividad vigente sobre contratación pública".

La sentencia relata cómo, mediante "el inflado de precios que se cobraban de las distintas administraciones públicas", la trama obtenía de manera ilícita "importantes beneficios económicos a costa del erario público, o bien comisiones cuando la adjudicataria eran terceras empresas, que luego se repartían entre el Grupo Correa y las autoridades o cargos públicos electos o designados corruptos, que recibían cantidades de dinero en metálico, pero también mediante otro tipo de servicios o regalos" como eventos, viajes, fiestas, celebraciones, etc., de los que en algunos casos se beneficiaron también sus familiares.

Publicidad

También otras cantidades sirvieron para pagar directamente "gastos electorales o similares del Partido Popular, o fueron a parar como donaciones finalistas a la llamada “Caja B” del partido, sostiene la sentencia. La Sala explica que esta Caja B es "una estructura financiera y contable paralela a la oficial, existente al menos desde el año 1989, cuyas partidas se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas", como las que anotaba el extesorero Luis Bárcenas, condenado en esta pieza a 33 años de prisión y cuatro meses.

En esta contabilidad paralela "se hacían constar ingresos y gastos del partido o en otros casos cantidades entregadas a personas miembros relevantes del partido", si bien el tribunal explica que describe dicha mecánica de financiación "únicamente para precisar el contexto en el que se imbrican los hechos objeto de este enjuiciamiento", ya que queda fuera de su ámbito no en vano la pieza sobre la contabilidad paralela del PP y los famosos papeles de Bárcenas está pendiente de enjuiciamiento en otro proceso.

Publicidad

Primer partido condenado

El PP se ha convertido en el primer partido político de la Historia condenado como responsable civil de una trama corrupta, ya que ha sido condenado,como persona jurídica, a pagar pagar 245.492 euros por lucrarse de Gürtel.

La razón: la trama financió las campañas electorales de sus exalcaldes en Majadahonda y Pozuelo (Madrid), Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda. El primero ha sido condenado a 38 años y 3 meses de cárcel y el segundo a 14 años y 4 meses.

La exministra Ana Mato, y política de confianza de Rajoy, también ha sido condenada como responsable civil al pago de 27.857 euros por beneficiarse de los regalos, celebraciones de cumpleaños y viajes que obtuvo de la trama a través de su entonces esposo, Jesús Sepúlveda. Fue el PP el que introdujo en 2012 la responsabilidad penal de los partidos políticos en el Código Penal. Reforma que amplió a la financiación ilegal en 2015 y que permite disolver partidos políticos por casos de corrupción desde su entrada en vigor. El tribunal ha juzgado la primera época de los negocios del grupo liderado por Francisco Correa (1999-2005) con políticos y contratos públicos de la Comunidad de Madrid, Comunidad de Castilla y León, Madrid, así como las localidades de Majadahonda (Madrid) y Estepona (Málaga).

Publicidad

Publicidad

Publicidad