Cargando...

Secciones

Publicidad

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se limpia con un pañuelo tras emocionarse después de su intervención en la sesión de control al Gobierno en la que ha preguntado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por el policía franquista 'Billy el Niño'. EFE/J.J. Guillén

Sesión de control Zoido rechaza retirar la medalla al torturador Billy el Niño porque "nadie lo ha solicitado"

Publicidad

Pablo Iglesias se emociona al borde de la lágrima en el Pleno del Congreso tras leer al ministro del Interior los testimonios de los torturados por el policía franquista Antonio González Pacheco

Política

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se han enfrentado este miércoles en la sesión de control al Gobierno del Pleno del Congreso por la condecoración al mérito policial que el torturador Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, conserva después de que sus crímenes hayan sido probados. 

Publicidad

Iglesias ha preguntado al ministro si el Gobierno ha valorada retirarle la condecoración y el ministro le ha respondido que no, que "nadie ha solicitado que se retire esa condecoración" y que "no parece que haya justificación legal" para hacerlo y "que no se tiene constancia de que se haya retirado a nadie" nunca. "Cumpla con la ley", ha exigido al líder de la formación morada y ha recibido el aplauso de la bancada popular. 

Iglesias ha tomado la palabra, recordando a los que todavía aplaudían que lo hacían a un torturador y ha tirado a la cara al ministro que "el Gobierno tiene competencias para retirar esa medalla que es una ignominia" y le ha leído algunos testimonios de víctimas de Billy el Niño, algunos de cuyos familiares estaban presentes en la tribuna de invitados.

Después ha recordado que es probable que Zoido sea titular de Interior por poco tiempo y ha pedido al PSOE que el nuevo ministro que nombre retire la medalla "a ese malnacido". Entonces muchos diputados se han puesto en pie para dirigir sus aplausos largamente mirando a la tribuna de invitados. 

Publicidad

El ministro para cerrar la cuestión ha afirmado que "si hubiera sentencia de todo eso" no estaríamos hablando de esto, que en los gobiernos socialistas anteriores tampoco se retiró y, de repente,  se ha puesto a hablar de otras cosas: "Usted está acostumbrado a solucionar problemas personales mediante consulta o referéndum"; "no saben lo que quieren: un día 5 ministerios, TVE y el CNI y otro les dan un cheque en blanco"; " que un día dicen que los escraches son libertad de expresión y al día siguiente lo contrario"...

Mientras el ministro hilaba este discurso, el debate se ha acalorado. El diputado de Unidos Podemos Rafael Mayoral gritaba desde su escaño "¡es un torturador!", en referencia al exinspector de la Brigada Político Social, ante lo que la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, le ha llamado al orden dos veces. 

Publicidad

Ahí ha terminado el episodio. Después, mientras la sesión de control continuaba, Pablo Iglesias se ha emocionado hasta el borde de la lágrima cuando ha recibido el aplauso de las víctimas del Billy el Niño desde la tribuna de invitados, y ha sido consolado por Irene Montero y por Íñigo Errejón. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad