Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, durante su comparecencia en la Comisión Mixta Control Parlamentario de la Corporación RTVE, en el Congreso de los Diputados. EFE

Radio Televisión Española El PP intenta aprobar por la puerta de atrás su derecho a veto a los candidatos a dirigir RTVE

Publicidad

El resto de los grupos firman el documento anterior para mostrar su acuerdo en contra de la opción del PP, que solo les beneficia a ellos y discrimina a los grupos minoritarios.

Política

Todos los grupos parlamentarios, menos el PP, han firmado el documento original para regular la elección y la composición del Comité de Expertos, que finalmente propondrá a la nueva dirección de RTVE. Esta cúpula será votada por el parlamento, para intentar forzar que los conservadores desistan de su última tentativa de conseguir derecho a veto en este órgano crucial.

Publicidad

Fuentes parlamentarias informan a Público de que el asunto está ya en un callejón sin salida y trasciende a la mesa del Congreso y al grupo parlamentario popular. Según fuentes consultadas, ha llegado el momento de que Mariano Rajoy suelte el control del ente público y el próximo martes, en la reunión de la mesa del Congreso, se verá si lo suelta o no. En dicha reunión, podría darse definitivamente el pistoletazo de salida al proceso que renovará a la dirección de RTVE en tres meses, puesto que hay un acuerdo tácito para que, en la reunión conjunta de las mesas del congreso y del senado que falta, no se alargue el proceso ni un minuto más.

El último retruécano de la tramitación interminable de lo que el Congreso de los Diputados aprobó, por unanimidad, el pasado 22 de junio, se escenificó ayer en la mesa del Congreso de los Diputados. En dicha reunión, el Partido Popular intentó que se votara el documento final que regulará el procedimiento, tras haber sido revisado por los letrados de la cámara para hacer “aportaciones jurídicas y técnicas” al texto, ya consensuado por todos los grupos. Cuál fue la sorpresa del PSOE primero -que fue quién levantó la liebre- y del resto de grupos, después, cuando se dieron cuenta de que el documento revisado cambiaba completamente la composición del Comité de Expertos.

Con la cifra original de 15-17, el PP tendría 5 sillas y la pluralidad quedaría garantizada porque todos los grupos quedarían representados

Esto “no ha sido inocente”, nos dicen fuentes parlamentarias presentes. En el documento original se aprobaban de 15-17 miembros para este comité, con representación de todos los grupos y, sin embargo, en el documento revisado el número se reducía a 12, de los cuales 6 corresponderían a los populares y dejaría fuera a la mayoría de los grupos. Con la cifra original de 15-17, el PP tendría 5 sillas y la pluralidad quedaría garantizada porque todos los grupos quedarían representados. Un diputado involucrado en la negociación se pregunta: “si el PP no tiene mayoría en el Congreso ¿por qué la van a tener en ese órgano?”.

Publicidad

Fuentes presentes en la reunión, nos cuentan que los populares estaban dispuestos a negociar cualquier punto del acuerdo menos eso y que, tras una encendida discusión, decidieron desistir porque “no lo íbamos a arreglar ahí, claro”. Así que la pelota queda en el tejado de la cúpula popular, una vez más, sólo que ésta ya no parece posible un nuevo retraso, después de casi un año y con un solo desacuerdo muy concreto sobre la mesa.

Publicidad

Publicidad

Publicidad