Cargando...

Secciones

Publicidad

La canciller alemana, Angela Merkel, junto al presidente español, Pedro Sánchez, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras.- REUTERS

Refugiados Sánchez lanza un salvavidas a Merkel y acogerá refugiados llegados a Alemania

Publicidad

El presidente del Gobierno ha mantenido en Bruselas una reunión con la canciller alemana y el primer ministro griego y ha anunciado que España acogerá un número "equilibrado y admisible" de refugiados que entraron en Alemania por la frontera con Austria, un fenómeno que ha puesto contra las cuerdas su pacto de Gobierno. El anuncio llega después de que la UE acordara más financiación para que España haga frente al creciente flujo migratorio hacia sus costas.

Política

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido este viernes ante la canciller de Alemania, Angela Merkel, a que España reciba un número "equilibrado y admisible" de refugiados que ya  están viviendo en Alemania tras entrar al país por la frontera con Austria, según informaron fuentes españolas.

Publicidad

Sánchez trasladó ese compromiso a Merkel en la reunión que ambos han mantenido en Bruselas junto al primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, en los márgenes de la segunda jornada del Consejo Europeo.

En la conferencia de prensa que ofreció al término de la cumbre, Sánchez se refirió a ese compromiso y explicó que ahora se analizará el número concreto de refugiados que están en Alemania y que acogerá España. Sánchez ha explicado que el acuerdo se adoptó conforme a los principios de responsabilidad y solidaridad e informó de que Alemania se ha comprometido a asumir no sólo el coste de la entrega de los migrantes que vayan a España, sino a prestar también apoyo financiero y material a este país como frontera exterior de la UE. "Es un acuerdo justo, que entra perfectamente en el marco del reglamento de Dublín y estamos satisfechos", recalcó.

Salvavidas del Gobierno alemán

El anuncio de Sánchez parece un salvavidas para la canciller alemana a cambio de que España reciba más fondos europeos para gestionar el creciente flujo de migrantes a las costas españolas tras el bloqueo de la ruta de Libia a Italia. Antes de esta cumbre en Bruselas, el socio de Gobierno de Merkel y ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, líder de la conservadora Unión Socialcristiana (CSU) bávara, lanzó un ultimátum a Merkel para encontrar una "solución europea" a la afluencia de migrantes y solicitantes de asilo a Alemania. De lo contrario, pondría en marcha una solución alemana: el cierre unilateral de sus fronteras, una línea dura en materia migratoria de la que también es partidaria la vecina Austria, donde gobierna la ultraderecha. Un acuerdo europeo que no colmara las expectativas de Seehofer podría dar al traste con el Gobierno alemán.

Sánchez: "No es el mejor de los acuerdos, pero es un acuerdo importante"

Merkel ya se había reunido con Sánchez en Berlín el pasado miércoles y, durante la comparecencia conjunta, la propia canciller admitió no confiaba en que se lograra un "acuerdo completo" entre los Veintiocho sobre política migratoria, al menos antes del plazo marcado por Seehofer para implementar su "plan maestro". Por esta razón Merkel ha buscado durante los últimos días pactos bilaterales o entre varios socios, cuestión que centró ya la cumbre informal del pasado domingo entre 16 Estados miembros de la Unión.

Publicidad

Sánchez acudió a Bruselas con dos premisas claras: conseguir financiación europea para que España pueda hacer frente a la llamada "presión migratoria", sobre todo en Andalucía, y mostrarse partidario de una mayor solidaridad en materia de acogida de refugiados con Alemania, el país europeo que más personas ha acogido desde que estalló la crisis en 2015.

Merkel hace frente a la "migración secundaria"

Pero para Merkel también era clave en esta cumbre la llamada "migración secundaria", es decir, que los migrantes que llegan a los países del sur de Europa acaben cruzando todas las fronteras para instalarse en la rica y próspera Alemania. "Es necesario apoyar a los países que reciben un gran número de inmigrantes, pero a la vez hay que mantener el principio de que un refugiado no puede escoger arbitrariamente el país en que solicita asilo", afirmó el jueves la canciller, dejando claro su inmovilismo ante una reforma del reglamento de Dublín, que establece que las personas que llegan a Europa sólo puede pedir asilo en el primer país  europeo al que llegan, el país que ha registrado sus huellas dactilares, sobre todo, Italia, Grecia y España.

Publicidad

Merkel: "Mientras no se reforme el reglamento de Dublín, seguiremos apostando por estos acuerdos bilaterales"

Merkel ha podido anunciar finalmente un acuerdo que palie el malestar de su socio bávaro, porque el acuerdo va más allá de que España reciba uno pocos refugiados. Se trata de  acuerdos bilaterales con Grecia y España para devolverles inmigrantes que hayan accedido por primera vez a la Unión Europea (UE) a través de territorio griego o español.

"Mientras no se reforme el reglamento de Dublín, seguiremos apostando por estos acuerdos bilaterales para evitar desplazamientos secundarios", dijo Merkel en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo, en la que también confirmó que hoy mismo informará de sus avances a sus socios en el Gobierno.

Publicidad

Ofrece a cambio reagrupaciones familiares en Alemania

"Grecia y España estarán listas para recibir a los demandantes de asilo que vuelvan allí, hemos hablado con ellos y hemos acordado que nosotros les daremos apoyo económico", añadió la canciller alemana, que aseguró que su país estaría dispuesto a acoger inmigrantes de Grecia o España en casos de reunificación familiar.

La canciller se comprometió ante Sánchez a interceder para que aquellos países con fronteras exteriores y donde crece cada año la llegada de migración ilegal, como España, reciban mayor ayuda de la CE para afrontar las cargas, y así lo han reflejado las conclusiones del Consejo Europeo.

El presidente español se ha mostrado este viernes satisfechos con esta medida, que también contempla fondos y recursos para que Marruecos controle los flujos migratorios hacia España. Sánchez los ha considerado una "buena noticia". "No es el mejor de los acuerdos, pero es un acuerdo importante que camina en la dirección de continuar dando una perspectiva europea a un desafío europeo como la migración", añadió .

"El Gobierno es solidario, lo fuimos con el Aquarius y lo hemos sido también con las pateras que nos llegan, pero también queremos ser responsables con los movimientos secundarios y trasladar que no somos ajenos a la situación que atraviesa ahora Alemania", subrayó.

Sánchez señaló que el acuerdo se adoptó conforme a los principios de responsabilidad y solidaridad e informó de que Alemania se ha comprometido a asumir no sólo el coste de la entrega de los migrantes que vayan a España, sino a prestar también apoyo financiero y material a este país como frontera exterior de la UE.

Grecia, parte del acuerdo hispano-alemán 

Por su parte, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, también ha confirmado que se ha llegado a un acuerdo entre los tres países para readmitir a solicitantes de asilo que en el futuro sean detectados por las autoridades alemanas en la frontera germano-austríaca y que cuenten con un registro en el sistema de la base de datos de huellas dactilares EURODAC realizado en Grecia o España.

A cambio Alemania habría "aceptado descongelar las 2.900 demandas de reunificación familiar pendientes y examinar positivamente las que se presenten próximamente".

Publicidad

Publicidad