Cargando...

Secciones

Publicidad

Pablo Casado, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, en diferentes actos de sus campañas para la Presidencia del PP. EFE

La batalla por el liderazgo del PP Santamaría vence a Casado y Cospedal queda fuera de la carrera por el control del PP

Publicidad

La exvicepresidenta del Gobierno, sin cargo orgánico en el partido, pasa a la segunda vuelta junto al vicesecretario de Comunicación. La secretaria general se estrella incluso en feudos que teóricamente estaban bajo su control. Santamaría logra 21.513 votos de la militancia, Casado 19.967 y Cospedal 15.090. Ha votado un 6,7% del censo del PP.

Política

Soraya Sáenz de Santamaría ha dado la sorpresa. La exvicepresidenta del Gobierno, sin cargo orgánico en el partido, se ha impuesto este jueves como la candidata con más votos en la primera vuelta del proceso que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy al frente del partido conservador. 

Publicidad

Con cerca de 21.513 votos de la militancia, un 36,95% del total, Santamaría ha superado al vicesecretario de Comunicación del partido, Pablo Casado, que también pasa a la segunda vuelta, y que se ha impuesto con claridad en la Comunidad de Madrid. Casado ha cosechado 19.967 apoyos, un 34,30% del total de los 58.305 votos emitidos -apenas un 6,7% del censo del PP y un 87% de los inscritos para participar-.

Santamaría logra 21.513 votos de la militancia, Casado 19.967, y Cospedal 15.090. 

A su vez, ambos han dejado fuera de juego a la otrora todopoderosa secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha logrado 15.090 votos, un 25,92% del total, estrellándose incluso en feudos en los que se anticipaba favorita.

De hecho, y hasta poco antes de las 22.45 horas, los datos parciales apuntaban a la victoria de Casado, y fuentes del PP lo daban como claro ganador. Conforme avanzaba el recuento, y a la vista de su éxito en territorios como Andalucía -lograba 5.581 votos de 10.215-, la exvicepresidenta del Gobierno daba la vuelta a la situación y se imponía como ganadora, sacándole 1.546 votos a Casado. 

Publicidad

En cuarto lugar se situaba José Manuel García-Margallo, con el 1,17 % y 680 votos, seguido por José Ramón García Hernández, con 668 apoyos (1,15%). En último lugar se situaba Elio Cabanes, con185 papeletas, el 0,32% del voto escrutado.

De hecho, salvo Cabanes todos los candidatos han comparecido en la sede de Génova tras el anuncio de resultados. La tarde-noche electoral ha sido larga; el nerviosismo era evidente, y el desorden considerable: no había programadas comparecencias para proporcionar datos de participación, y hasta las 22 horas nadie se atrevía a aventurar qué iba a ocurrir. 

Publicidad

Cerrada esta primera fase llega el turno de los compromisarios. Han sido designados por los militantes este jueves, en urna separada, y ellos son los responsables de elegir a la sucesora o sucesor de Rajoy cuando se cierre el XIX Congreso, los días 20 y 21 de julio.

Impugnaciones y acusaciones de pucherazo

Aunque distintos dirigentes del PP se han empeñado en restarle importancia, en la jornada electoral se han sucedido varias acusaciones y denuncias entre los equipos de distintos candidatos. La candidatura de Cospedal ha impugnado los resultados de varias mesas de Barcelona, entre ellas las de Eixample y Sarrià Sant Gervasi, por supuestas irregularidades y presiones para dirigir el sentido del voto en favor de Casado, según fuentes consultadas por Público.

Publicidad

A su vez, la mesa de la sede del PP de Orihuela (Alicante) ha abierto seis incidencias relacionadas con varios militantes que "reunían los requisitos para votar" y lo han hecho, aunque no figuraban en el censo, tal y como han informado a EFE fuentes del PP.

Entre ellos estaba la madre de Eva Ortiz, secretaria general del PP en la Comunitat Valenciana. "Han presentado las credenciales de sus fichas de inscripción, sus copias del registro de inscripción como votantes y el pago de la cuota de 2018, por lo cual se les ha dejado votar y se abierto una incidencia", explican las citadas fuentes.

Por su parte, el también candidato, José Manuel García-Margallo ha denunciado supuestas irregularidades, al intentar votar otros afiliados del partido que tampoco estaban inscritos. A su vez, José Luis Bayo, cuya candidatura fue rechazada por no entregar los avales necesarios, remitió este jueves un escrito en el que pide la nulidad del congreso.

No obstante, y preguntado por estas cuestiones durante su comparecencia, el portavoz de la Comisión Organizadora del Congreso, Luis de Grandes, destacaba la ausencia de incidentes durante esta jornada de votaciones. Afirmaba también que  ninguna de estas quejas ha llegado a la Comisión, y que por tanto esta no ha tenido que intervenir.

Publicidad

Publicidad