Cargando...

Secciones

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, posan para los medios antes de la reunión que ambos han mantenido hoy en el Palacio de La Moncloa, en Madrid. EFE/Ballesteros

Torra, sobre la autodeterminación: "No sólo es un problema político, tiene que votarse"

Publicidad

En su comparecencia en la delegación del govern en Madrid, tras su encuentro con Sánchez en la Moncloa, el president ha mostrado firmeza y buena voluntad.

Política

El president Quim Torra, en su declaración en la delegación del govern en Madrid, en el  Centro Cultural Blanquerna,  tras su primera reunión oficial con Pedro Sánchez, ha querido empezar así: "quién tendría que estar aquí es el president Puigdemont". Después ha afirmado que la "reunión ha sido larga y sincera y de un diálogo franco". También ha querido  poner en valor "el reconocimiento mutuo de los proyectos que el Gobierno de España y el de la Generalitat tienen".  "Hemos hablado de todo", ha añadido y  "estamos de acuerdo en que es un problema mutuo y que tiene que tener una solución política".

Publicidad

También ha declarado que "valora especialmente la relación bilateral restablecida y que la próxima reunión se hará en Barcelona". "El derecho de autodeterminación ha sido", en su opinión, uno de los temas centrales del encuentro. "Yo le he recordado la historia, desde la aprobación del Estatut y el porqué de ese movimiento independentista, hasta llegar al 1 de octubre, cuando el pueblo catalán se autodetermina". "Cualquier solución pasa  por el derecho de autodeterminación", ha afirmado y ha señalado que le ha recordado a Sánchez que "el 80%  de los catalanes están a favor" de que ésa sea la solución.

Sobre los presos le ha dicho a Sánchez que "sí que hay presos políticos y que tendrían que estar en su casa". Cree que es "una vergüenza: en Europa están libres y en España están en prisión. Esto pone espejo frente a la justicia española", dice. 
Para terminar su declaración ha anunciado que le he pedido que se acabe "la persecución"." Tiene que acabarse la persecución de las personas por sus ideas políticas", ha sentenciado. 

"Cualquier solución pasa por el derecho de autodeterminación. No vamos a renunciar a nada."

Además, ha anunciado que en la próxima reunión que tendrán en septiembre le volverá a plantear a Sánchez el derecho de autodeterminación y la libertad de los presos, dice "que no van a renunciar a nada", que la autodeterminación no les pertenece a ellos si no al pueblo catalán, que se hizo "una votación de independencia el 1 de octubre y una declaración de independencia el 27".  Nosotros "hemos reconocido por ley que el Valle de Arán se pueda independizar", ha contado, como ejemplo de que es posible. 

Publicidad

Sánchez y Torra también han hablado de muchos otros temas, aunque el President se quería centrar en lo dicho. A lo largo de la rueda de prensa de casi una hora,  ha comentado que han charlado también sobre la derogación de la ley mordaza, la eliminación de los símbolos fascistas y sobre el Rey - sobre el que mantiene que no será invitado a ningún acto de la Generalitat, ni acudirán a ninguno de sus actos-.

Dice que ha visto cambios en Sánchez, cuando se le ha preguntado por si le ha pedido disculpas por sus insultos y ha evitado atacarle:  " he visto a un Presidente que escucha y que toma notas".

Quim Torra, el president de la Generalitat y Pedro Sáchez, el presidente del Gobierno, se han reunido hoy, en el Palacio de La Moncloa, con el objetivo de  normalizar las relaciones muy deterioradas entre ambas administraciones, aunque sin expectativa de acuerdos, más allá de dejar marcada la siguiente reunión entre ellos  y el desbloqueo de las inversiones en Catalaunya y de los conflictos de competencias, en las comisiones bilaterales y mixtas, que ya están en marcha, y que, en algunos casos, llevaban más de 10 años sin reunirse.  Eso es lo que se esperaba y lo que ya confirmó la Vicepresidenta, Carmen Calvo, a mediodía, en su comparecencia en Moncloa, tras la reunión de ambos. Las palabras de Torra se han hecho esperar más. A las cuatro de la tarde ha comenzado su rueda de prensa.

Publicidad

"Le he dicho a Sánchez que sí que hay presos políticos y que tendrían que estar en su casa. Es una vergüenza: en Europa están libres y en España están en prisión"

La reunión de hoy llega días después de que los presos soberanistas hayan sido trasladados a prisiones catalanas, un gesto que tanto el Gobierno de Sánchez como el de Torra desvinculan de la cita de hoy aunque, obviamente,  facilita la distensión en la relación entre las dos administraciones. Por otro lado, la impugnación del Gobierno, ante el Tribunal Constitucional, de la moción independentista del Govern, de hace apenas tres días, tiene el efecto contrario.

En el encuentro, que ha suscitado gran expectación, no ha habido vetos para hablar de cualquier tema, incluido el referéndum,  como acordaron la semana pasada la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà.  De hecho, el president de la Generalitat anunció, antes del encuentro, que expondría a Sánchez cómo pretende culminar el ejercicio del derecho de autodeterminación de Catalunya.  Elsa Artadi, la consellera de Presidència de la Generalitat, anunció que el orden del día que el president traía a la reunión versaba sobre: autodeterminación, presos políticos y exiliados y críticas al rey por sectarismo.

Publicidad

 Como estaba previsto, ambas partes han expuesto sus planes y sus limitaciones y, como ya anunció Joan Tardà a la vicepresidenta del Gobierno, en los guiños mutuos que se hicieron la semana pasada: "como ustedes no creen que exista el derecho de autodeterminación y nosotros sí, tenemos mucho de lo que hablar".  Tardá, en la comisión parlamentaria constitucional llegó a admitir que es más que probable que la solución al problema catalán no se encuentre a corto plazo y requiera de la intervención de instituciones internacionales. Los independentista, por su boca, aclararon en el Congreso de los Diputados que  pretenden comenzar a hablar pero contando con que Pedro Sánchez no va a aceptar ningún referéndum. 

Quim Torra, el president de la Generalitat catalana, empezaba esta jornada crucial de primer encuentro oficial con el Presidente Pedro Sánchez en la Moncloa, poniendo dos tweets que decían una cosa y la contraria. En el primero escribió: "Camino a Madrid para explicar a Sánchez la gravísima situación que el Estado español ha creado en Catalunya. Y con voluntad de escuchar la solución que propone". Ese tweet era de las ocho y media de la mañana e iba acompañado de una foto suya entrando en el tren , en la Estación de Sants en Barcelona.

Solo una hora después volvía a tuitear: "Fue un martes de julio de 1816 cuando en la casa de Francisca Bazán de Laguna se declaró la independencia de la República Argentina del dominio de la monarquía española. Por muchos años, amigos argentinos!". El texto aparecía enlazado a otro de Albano Dante Fachín, que recuerda esta efeméride del 9 de Julio de 1816:  entonces, los diputados de las Provincias Unidas del Sur de Argentina declararon que "es voluntad unánime romper los violentos vínculos que los ligaban a los reyes de España". Los dos textos se publicaron junto a una foto del Acta de la independencia de la República Argentina. 

Más allá de los tweets, el president y el presidente se han intercambiado un montón de gestos en la jornada. Torra le ha regalado a Pedro Sánchez dos libros: 'Aran, un país', sobre el valle de Aran, y un compendio de mapas de Catalunya desde la Edad Media y, también, una botella de licor de hierbas típico catalán (ratafía). Por su parte, Sánchez le ha llevado a pasear por los jardines de Moncloa y ha tuiteado en catalán, después de la reunión.

Publicidad

Publicidad